Un Corpus con mucha historia

Els actes més representatius del Corpus se celebraran de l'1 al 3 de juny

Guardar

Programación del Corpus 2018

Fue en el año 1311, cuando el Concilio de Viena reconocía la festividad del Corpus para que se celebrara en todos los países cristianos. Sin embargo, Valencia, a pesar de adoptar esta celebración en 1328, no tuvo lugar la primera procesión hasta 1372. Desde entonces, la ciudad de Valencia no ha dejado de faltar a su cita hasta convertirse en una de las capitales donde con más fervor y emoción se viven todos los característicos actos que engloban la festividad del Corpus.

En la Edad Media, era costumbre que, en las procesiones, desfilaran personajes bíblicos, con el objetivo de enseñar esta parte desconocida de la Biblia a la ciudadanía, ya que, por aquella época, la mayor parte de la sociedad era analfabeta. Además, y de acuerdo con las recomendaciones que les hacían al vecindario, formaba parte de la tradición que los vecinos engalanaran sus calles y balcones con hierbas aromáticas y tapices para dotar de un mayor esplendor la solemne procesión del Corpus.

En 1506, la procesión del Corpus se traslada a la tarde debido a su duración. Horario que todavía, hoy en día se sigue manteniendo. Muchas han sido las variaciones que ha sufrido la festividad del Corpus. Y es que con la proclamación de la II República, el Corpus sólo se celebraba en el interior de las iglesias. Poco a poco, y después de la posguerra, esta festividad comienza a renacer hasta convertirse en lo que es ahora, volviendo a formar parte de la cultura valenciana.

Son muchos los elementos característicos de la festividad del Corpus, como la Nit d’Albaes, que recorre la ciudad, desde la Casa de las Rocas hasta el Palacio Arzobispal, cantando y bailando canciones populares, la representación de los Misterios, la ‘Poalà, o la Solemne Procesión, entre otros. Sin embargo, si hay dos acontecimientos que destacan, esos son el traslado de las Rocas y la Cabalgata del Convite, donde aparece la famosa Moma.

Las Rocas

Las Rocas son unos espectaculares carros triunfales, arrastrados por una reata de caballerías completamente engalanadas para la ocasión, en los que se representan pasajes bíblicos. Las Rocas son exclusivas y típicas de la tradición valenciana, y eso las hace, todavía, más especiales. Muchos han sido los que han datado la primera aparición de las Rocas en 1373, aunque, en la actualidad, una gran parte de los investigadores las fijan en 1413, cuando Valencia quiso agasajar al nuevo rey Fernando de Antequera.

Como manda la tradición, la antevíspera a la festividad del Corpus, las Rocas se sacan de la Casa de las Rocas, que actualmente está esperando su declaración como museo oficial, y se colocan en las Alameditas de las Torres de Serrano. Finalmente, el viernes, es el momento del Traslado de las Rocas a la Plaza de la Virgen, donde permanecen expuestas hasta el domingo. Por supuesto, pueden visitarse, durante todo el año, en su casa, situada en la calle Rocas, 3. Hoy en día, Valencia cuenta con un total de once rocas, datadas del siglo XVI, XVII, XIX, XX y XXI.

Corpus Valencia 2017

 

La Moma

Durante la Cabalgata del Convite son muchos los elementos característicos que van apareciendo como los ‘nanos i gegants’, que invitan a valencianos y visitantes a participar del Corpus, las danzas 'dels Cavallets o dels Pastorets’ o los misterios. Sin embargo, la que más llama la atención a los asistentes es la danza de la Moma, una blanca dama coronada de flores que representa la figura de la Virtud.

Esta dama, que siempre era representada por un hombre, combate con los Momos, que representan los siete pecados capitales, y que con sus bastones intentan doblegarla.

800px-Moma_corpus_valencia

Archivado en:

Destacados