Lo eléctrico ha venido para quedarse: la movilidad sostenible coge fuerza en València

València instal·larà quatre nous punts de recàrrega elèctrica a partir de l’energia de l’aigua

Guardar

  • El anillo ciclista, la infraestructura valenciana más premiada
  • La nueva Ordenanza de Movilidad regula el uso de los patinetes en Valencia

Que la movilidad sostenible, cada vez, está más presente en València es un hecho. El anillo ciclista no solo se alza como una de las infraestructuras mejor valoradas y más premiadas de la ciudad, sino que, además, recién cumplidos dos años de su puesta en marcha, los usuarios que ya apuestan por una movilidad más respetuosa con el medio ambiente y más amigable para València, ya alcanzan los dos millones.

Un aumento que, como no podía ser de otra manera, se ha hecho mucho más visible durante las Fallas en las que valencianos, pero también miles de turistas han optado por la bicicleta, así como por los vehículos eléctricos de alquiler, como los patinetes o las motos, para disfrutar de nuestras fiestas.

Sin duda, desde el Govern de la Nau ha hecho una apuesta firme por el cambio en la movilidad y la introducción de vehículos sin emisiones en la ciudad con medidas como las que, en su día, detallaba el Alcalde de València, Joan Ribó, como la rebaja “del impuesto de circulación en un 75% para los vehículos eléctricos sin emisiones”, así como la instalación de diferentes puntos de recarga rápida de vehículos eléctricos en distintos puntos de la ciudad, como con los que ya cuenta el aparcamiento de Brujas.

La ciudadanía, más concienciada de la importancia de respetar nuestro entorno, ya demanda la promoción de lo eléctrico. Y, prueba de ello, son los miles de usuarios con los que ya cuentan las empresas de movilidad eléctrica compartida, o el aumento de ventas que se ha producido en los patinetes eléctricos.

Así, desde la concejalía de Movilidad, no solo se sacó adelante una nueva ordenanza, adaptada a los nuevos tiempos, que abordaba la circulación de todos estos medios de transporte, sino que, como adelanta el Levante-EMV, desde la concejalía de Hacienda ya tienen preparadas las tarifas que deberán abonar estas empresas de alquiler de vehículos, y que oscilan entre los 60 euros al año por patinete; 82 euros por moto; y 960 por cada coche eléctrico.

Cuatro puntos de recarga de vehículos a través de la energía del agua

La sorpresa la daba también el concejal del Ciclo Integral del Agua, Vicent Sarrià, que ha anunciado la instalación de cuatro cargadores de vehículos eléctricos, que funcionarán a partir de la energía del agua. Unos puntos de recarga potentes – de 22 kilovatios -, que permitirán recargar el coche en tan solo dos horas, aproximadamente.

Estos cuatro puntos, que serán de uso público y gratuitos, se ubicarán en la avenida de las Cortes Valencianas, en la avenida Reino de València, en la Plaza de la Reina y en el entorno del Hospital General.

Para ello, tal y como ha explicado Sarrià, “se aprovechará tanto las infraestructuras, como los recursos energéticos disponibles en el abastecimiento de agua de la ciudad. Se ha desarrollado un software de gestión que permitirá optimizar tanto el uso de los cargadores, como la energía disponible. Con esta iniciativa, queremos participar y facilitar el uso de medios de transporte sostenibles en València”.

Archivado en:

Destacados