La EMT de València se posiciona como un servicio público de referencia en la generación de empleo

La compra de 20 autobuses eléctricos favorece el refuerzo de la plantilla con la contratación de 30 personas más

Guardar

Autobús híbrido de la EMT
Autobús híbrido de la EMT

La apuesta del conocido como Gobierno del Rialto es clara. Reforzar el transporte público de la capital valenciana se ha convertido en algo de vital importancia porque es el “único camino para avanzar en la descarbonización de nuestra ciudad”. El alcalde de València, Joan Ribó, también afirma que “además genera empleo” tras conocerse que el Ayuntamiento contratará a 30 conductores y conductoras más tras la compra de 20 autobuses eléctricos para reforzar la flota de la EMT (Empresa Municipal de Transportes).

El consejo de administración de la EMT de València aprobó el 29 de marzo la adquisición de 20 autobuses eléctricos a Man Truck & Bus Iberia por 10,7 millones de euros. Estos autobuses, que llegarán a la compañía a principios de 2023, están financiados con fondos europeos Next Generation. A raíz de esto, serán necesario contratar a más personal, unas 30 personas que provienen de unas bolsas “que ya tenemos hechas”, tal y como afirma el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi.

Joan Ribó estima que en la actualidad la plantilla de la EMT cuenta con unos 330 autobuses y con más de 1.700 conductores. “El transporte público juega un papel clave para fomentar una movilidad colectiva menos contaminante que permite liberar de humos las calles de nuestros barrios. Nuestro objetivo es que València sea una ciudad neutra en emisiones en 2030 y todos nuestros esfuerzos van encaminados a ese propósito”, cuenta el alcalde.

A este anuncio cabe sumar que la EMT mejorará el servicio nocturno a partir del próximo 15 de junio con la llegada de 12 líneas más (por lo que serán un total de 23) que tendrán mejores frecuencias y abarcarán la capital de la ciudad y todos los pueblos. Se corrige respecto al servicio actual la mejora de las frecuencias, es decir, del tiempo de paso entre un autobús y otro. Las frecuencias nocturnas actuales tienen un tiempo de espera de entre 45 y 60 minutos, por llo que se espera que se rebaje en torno a la media hora.

“En los últimos años los y las viajeras han apoyado a la EMT. También hemos analizado que la EMT transporta más del 50% de viajeros del área metropolitana y queremos adaptarnos a esta demanda”, apunta Grezzi en cuanto a las últimas mejores del servicio público de autobuses que da servicio a la capital valenciana y a su área metropolitana.

Nueva línea para los pueblos del Sur

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València reforzará las conexiones con los pueblos del sur, mediante la creación de una nueva línea, la línea 23, que conectará las localidades de Pinedo, Castellar-L’Oliveral y el Forn d’Alcedo. Así lo explica el presidente de EMT València, Giuseppe Grezzi, quien añade que, de manera complementaria, “también se mejorará el servicio de la línea 14, con la optimización de su recorrido, desde la premisa de ofrecer mejores frecuencias y regularidad para dar respuesta a las necesidades de las personas usuarias”.

Estas mejoras, que se han trabajado en los últimos meses con el vecindario, entrarán en vigor con la puesta en marcha de la nueva red nocturna de EMT el próximo 15 de junio. La línea 14, que conectará el centro de València con Castellar-L’Oliveral, es una de las 23 líneas diurnas que prolongarán su servicio durante la noche para ofrecer mejores opciones de movilidad nocturna a la ciudadanía. “Este plan de mejora es fruto de un espacio de diálogo con el vecindario y de las líneas estratégicas de EMT para seguir ofreciendo un servicio de calidad a los pueblos de València que se adapte a sus necesidades”, asegura Grezzi.

La nueva línea 23 creará una nueva conexión para los vecinos y vecinas de El Forn d’Alcedo, Castellar-L’Oliveral y Pinedo, con una frecuencia alrededor de 30 a 40 minutos. Desde Pinedo, los autobuses entrarán por el Camí del Tremolar, y pasarán por la avenida de Ruiz i Comes, calle Principal, calle de la Gloria y Camí de les Vaques. Desde el Forn d’Alcedo, realizará el mismo recorrido de vuelta.

De forma complementaria, se modificará el final de la línea 14 para aumentar la regularidad y frecuencia en hora punta entre Castellar-L’Oliveral y el centro de València, de manera que la línea finalizará su recorrido en Castellar-L’Oliveral, desde donde se facilitará la conexión con la nueva línea 23 para que las personas usuarias que lo deseen puedan desplazarse fácilmente hasta Pinedo o el Forn d’Alcedo.

Respecto a las frecuencias, los autobuses de la línea 14 saldrán cada 12 minutos, aproximadamente, desde Castellar-L’Oliveral hacia el centro de la ciudad. Estos cambios se unirán a los refuerzos ya realizados en los nuevos horarios de esta línea para ofrecer mejores frecuencias.

Otra de las mejoras será la incorporación a la línea 14 de los autobuses más nuevos de la flota y menos contaminantes, puesto que ya no tendrán que atravesar el túnel de acceso a Pinedo por el Camí de Tremolar y no habrá ninguna limitación para los vehículos.