Los discursos de odio, el caldo de cultivo de la oleada de agresiones LGTBIfóbicas

”Feia dècades que no sentíem eixa inseguretat d’eixir al carrer fins a l’hora que vulguem o de vestir-nos com ens agrade”

Guardar

"Hay quien dispara y pega con las palabras y, después, otros se amparan en esos discursos y pegan con las manos y disparan con las armas". Con estas palabras, la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, denunciaba el repunte de agresiones LGTBIfóbicas que no solo está azotando, en las últimas semanas, a la Comunitat Valenciana, sino a todo un país. La última, la que sufrió, en la madrugada del lunes al martes, un joven trans de 21 años en València.

¿El caldo de cultivo de esta escalada de violencia contra el colectivo LGTBI? Los discursos de odio lanzados por la ultraderecha. Fran Fernández, coordinador general de Lambda lo tiene claro: "cuando la extrema derecha nos llama pederastas o dice que somos misóginos por defender los derechos de las personas trans están generando odio hacia nuestro colectivo, y ese fomento del odio es el causante de que se produzca, después, actos de odio".Una afirmación contundente que comparte también el alcalde de València, Joan Ribó, que, en una entrevista, ha afirmado que "hay una relación entre quién induce a pensar contra los derechos y libertades de las personas y que se produzcan los delitos contra las personas LGTBI".Ante un panorama que nos hace retroceder décadas, la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, ha anunciado la constitución de un grupo de trabajo de delitos de odio "con el objetivo de recurrir a todos los instrumentos del Estado de derecho para perseguir unas conductas que merecen todo el reproche social y político", y que están repuntando. De hecho, en el territorio valenciano, la tasa de delitos de odio por cada 100.000 habitantes se sitúa en el 3 %, el mismo porcentaje que la media nacional. "No podemos consentir que determinados mensajes de odio estén envenenando la sociedad", ha señalado Calero.Lambda Valencia¿Ha sido la sociedad demasiado permisiva con los discursos de odio? "Sí. Por ejemplo, cuando se produce una agresión por cuestiones étnicas, la sociedad lo identifica como racismo. Sin embargo, no ocurre lo mismo con las agresiones al colectivo LGTBI y, sobre todo, cuando hay un partido que intentar desvirtuar la agresión o que solo se acuerda de las víctimas cuando quien agrede es una persona extranjera", explica Fran Fernández, que añade que "hay que tener claro que lo que nos gritan cuando nos agreden también es señal de homofobia".Y la tendencia es que vaya a más. "Cada vez nos llegan más agresiones y esto irá a peor antes de mejorar, y más cuando hay comunidades autónomas que cogobiernan con la extrema derecha". Una situación insostenible que, como explica Fran, "hace que sintamos miedo a manifestarnos como somos y como sentimos. Hacía décadas que no sentíamos esa inseguridad de salir a la calle hasta la hora que queramos, de vestirnos como nos guste...".Pero, ¿cómo se frena? Con sensibilización, "porque estas agresiones se han producido de manera premeditada"; con una mayor dotación de agentes para cubrir las zonas más propensas a estas agresiones, ya que "la mayoría, en València, se han producido en la plaza del Cedro y alrededores"; pero también con más formación de la policía para empatizar con la víctima – "desde aquí pedimos que se creen las Unidades de Atención Especializada como marca la Ley LGTBI autonómica" – y con un sistema judicial que aplique correctamente el concepto de delito de odio, "que no es otro que el que se produce contra colectivos vulnerables, como es el caso del LGBTI".Al final, concluye el coordinador general de Lambda "se trata de un daño estructural. Sabemos que no se va a solucionar de hoy para mañana, pero no tenemos que dejar pasar el tiempo ni creer que se trata de la mentalidad de generaciones pasadas porque, si algo se ha constatado en las últimas semanas, es que las agresiones contra el colectivo se llevan a cabo por gente joven".

Concentración en la plaza del Cedro de València

Desde los colectivos LGTBI han convocado una concentración el próximo sábado, 11 de septiembre, a las 19.00 horas, en la Plaza del Cedro, para condenar la oleada de agresiones LGTBIfóbicas: "harán mucho ruido, pero queremos demostrar que somos muchos más".Asimismo, el Consejo Valenciano LGTBI y el Consell Consultivo Trans de la Comunitat Valenciana se reúnen hoy con carácter de urgencia para analizar las agresiones que está sufriendo este colectivo en los últimos días, y desde la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas recuerdan que las oficinas GVAOrienta ofrecen atención profesional a las personas LGTBI que lo necesiten.
Destacados