Davó: "Si garantías aprueba el cambio de síndica, será una destitución sin ninguna razón política y que nos debilitará como partido"

Parlem amb l’actual síndica d’Unides Podem a les Corts davant la proposta del seu cessament com a síndica per adoptar aquesta tasca la coordinadora autonòmica de la mateixa formació, Pilar Lima

Guardar

Davo7
Davo7

A 38 votos de ser Coordinadora Autonómica de Podemos en el territorio valenciano se quedó Naiara Davó en la anterior III Asamblea Ciudadana Valenciana de la formación morada el pasado mes de junio. En este espacio de participación se presentaron dos proyectos para liderar Podemos, el de Pilar Lima y el de Naiara Davó, pero ninguno de los dos presentaba un cambio en la figura de síndica del Grupo Parlamentario de Podemos en les Corts. Sin embargo, hace una semana se anunciaba la decisión de Lima por llevar a cabo este cambio que afectaría a la formación en materia de liderazgo.

La propuesta a la que apoyaron casi cinco mil inscritos en la III Asamblea Ciudadana Valenciana del pasado junio marcaba tres liderazgos de manera separada, pero para trabajar de manera conjunta. Por una parte, el liderazgo de Lima como Coordinadora Autonómica, el liderazgo de Davó como síndica y el de Dalmau como vicepresidente segundo del Consell y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática. Sin embargo, en manos de la Comisión de Garantías de la formación morada -órgano encargado de velar por el respeto a los derechos de los inscritos y los principios fundamentales y las normas de funcionamiento de la organización- está el hecho de imposibilitar este cesamiento porque, como dice Davó, "se hubieran podido incumplir los procedimientos reglamentarios y democráticos".

Hablamos con Davó para que nos analice la situación en la cual se encuentra así como para conocer en qué momento se encuentra esta situación, el momento en qué recibió la noticia y para saber como van las comunicaciones con Pilar Lima, quien seria, si así la Comisión de Garantías lo decide, la nueva síndica de Unides Podem en les Corts Valencianes.

¿Cómo recibiste la noticia en la que se proponía cambiar la sindicatura de Unides Podem y quedarías apartada de esta tarea?

Fue una noticia recibida con mucha sorpresa por mi parte y por el resto de diputadas. Entendíamos que no era, y no es, el momento de abrir ninguna guerra interna. No es momento nunca, pero menos a mitad de una pandemia. Y esta decisión de la Coordinadora Autonómica se aleja de la decisión de los casi cinco mil inscritos en el último consejo ciudadano, donde hace seis meses se decidió que tuviéramos tres espacios con tres liderazgos concretos: Pilar Lima como Coordinadora, yo como síndica y Dalmau en la vicepresidencia, y ese es el proyecto que se aprobó con la decisión de las inscritas. Por lo tanto, la decisión de cambiar la sindicatura de Unides Podem nos preocupó y sorprendió porque sabíamos que nos alejábamos del mandato democrático que nos habían dado y del proyecto político que tenemos en este momento. Y además, con este cambio repentino, nos debilitamos como partido.

¿Has hablado en los últimos días con Pilar Lima? ¿Qué posiciones habéis mantas conjuntamente?

Bueno, la verdad que no he tenido más comunicación de la destitución. Es evidente que no hay ninguna razón para hacerla y nos aleja de aquello que habían decidido más de cinco mil inscritos hace unos meses y creo que por eso hubo una parte de las conselleras ciudadanas que han recorrido ante la Comisión de Garantías la impugnación de la votación por cuestiones de procedimiento, puesto que no se ha escuchado al grupo parlamentario, pero también se han expuesto cuestiones políticas, puesto que en una situación como la que estamos, a mitad de una pandemia o que somos un grupo parlamentario que no aprueba el cambio de síndica, lo que deberíamos de estar es trabajando conjuntamente y con cohesión y no alejándonos de lo que habíamos acordado entre todas. Es una irresponsabilidad hacer esta propuesta en este momento.

No ha pasado ni una semana desde que se anunció la propuesta y ya se ha votado y todo. ¿No tienes la sensación de que todo ha ido muy deprisa?

Sí, ha ido rápidamente y creo que cabe la posibilidad que se hubieran podido incumplir los procedimientos reglamentarios y democráticos, y por eso, la reunión que han intentado hecho hoy no tenía ningún sentido. Al final, no se entiende a que responde tanta rapidez y esto hace que no se cumplan las garantías democráticas ni tampoco el respeto que deben tener hacia los consellers que han hecho esta impugnación.

¿Crees que tienes el apoyo de la formación?

Si, yo creo que es evidente que en el máximo órgano de representación de Podem, la Asamblea Ciudadana, donde se decidieron los dos proyectos que se presentaban, ninguno de los dos no cuestionaba ni la sindicatura ni la vicepresidencia. Estaba mi proyecto que unía esos dos, el de coordinadora autonómica y el de síndica, y estaba el de Pilar, que diferenciaba tres espacios con tres liderazgos reconocidos con nombres. Al final, los inscritos decidieron que querían que trabajáramos de manera conjunta y cada cual a su espacio, y así lo hemos hecho en los últimos seis meses, y yo en mi posición de síndica he defendido la reforma fiscal, la ley de economía circular, todo el tema de la intervención de los precios de la luz, posicionamientos firmes contra la extrema derecha y con el antifascismo, y este proyecto que habían decidido esas cinco mil inscritas estaba funcionando bien. No hay ninguna razón política para hacer esta destitución porque Pilar, de manera unilateral, decida cambiar y alejarnos de ese proyecto. No tiene sentido, nos debilita coma partido, nos resta credibilidad y nos aleja del objetivo de luchar contra la pandemia y sus consecuencias económicas.

La dirección de Unidas Podemos se reunirá el próximo martes para decidir si hacer efectivo el cambio de síndica o no, y además, usted misma ha puesto en Twitter que hay margen para reconducir la situación. Pero, ¿cómo?

Cuando decía que hay margen, me refería al hecho que todo ha ido muy deprisa, era una bestialidad que se pretendiera hacer hoy una reunión del grupo parlamentario que no estaba ni bien convocada ni seguía su procedimiento, pero sobre todo por lo que yo siempre he trasladado y así me lo han hecho llegar a mí también, las tres diputadas que han firmado el discurso, Ferran Martínez, Beatriu Gascó e Irene Gómez el hecho de decir que en estos momentos estamos a la espera de una resolución de la Comisión de Garantías sobre la destitución y la respuesta de la cual asumiremos todas, sea en un sentido o en otro y nunca se ha puesto en entredicho ni por un lado ni por el otro, pero se tienen que respetar las garantías democráticas y procedimental y es fundamental. Por lo tanto, es lo que no se iba a hacer hoy y por eso ellas se han dado cuenta, han echado atrás y que estaban haciendo una vulneración de los procedimientos democráticos y yo he convocado formalmente a la dirección del grupo parlamentario para el próximo martes por dos razones: los diputados de Unides Podem con un email conjunto piden tranquilidad y respetar las garantías democráticas y los procedimientos y a nuestros compañeros conselleras y consellers que han puesto el recurso, que estamos a la espera de la resolución de la Comisión de Garantías y por tanto, simplemente respetemos los tiempos y que vayamos despacio. Cuando llego esta resolución se procederá a la reunión del grupo parlamentario y a continuar lo que diga la misma, y esto es un funcionamiento democrático normal y correcto.

Si al final se efectúa este cambio de síndica al grupo parlamentario de Unides Podem, ¿cuál será el papel que ocupará Davó en la formación y en la política?

Yo creo que en el supuesto de que la Comisión de Garantías resolviera en ese sentido, la pena será que la gente no habrá entendido la razón por la cual se ha hecho, puesto que se habla de purga o de 'vendetta', y yo creo que la gente no sabrá este movimiento o agresión interna que nos ha debilitado. Sin embargo, yo continuaré trabajando como diputada y con la que es mi obligación con medidas y propuestas para hacer que la vida de las valencianas y los valencianos, pero bien es verdad que habrá sido una destitución y un cesamiento sin ninguna razón política y que nos debilita. Sin embargo, seguiré trabajando para mejorar la vida de cada persona de aquí, del País Valencià.
Destacados