Alzira aplaude la reapertura del Gran Teatro, una gala a beneficio de los damnificados de La Palma y que "asegura la vuelta a la normalidad"

Numerosas muestras de satisfacción con la reforma del espacio cultural y con el espectáculo de reapertura

Guardar

Gala Inaugural del Gran Teatro de Alzira
Gala Inaugural del Gran Teatro de Alzira

Un patio de butacas lleno «a tope» aplaudió la gala de reapertura del Gran Teatro de Alzira en el año de su centenario. Las muestras de satisfacción con la remodelación del edificio y con la recuperación de la programación fueron numerosas durante la velada del sábado, y han continuado a lo largo del fin de semana, según indica el regidor de Cultura, Alfred Aranda. «Estamos mucho, muy contentos del resultado de la gala», asegura: fue un espectáculo «magnífico con actuaciones de primer orden» de magia, danza, música y teatro que satisfizo los asistentes. La cita ha puesto de manifiesto «la gran implicación de la ciudad de Alzira», porque, como destaca Aranda, «la participación fue excelente, teníamos un aforo del 90%», por lo cual ha calificado la gala de «éxito total».

El alta afluencia de público tiene también una lectura solidaria: «Alzira se ha volcado con la isla de La Palma», dice el regidor. También el alcalde hizo mención al apoyo de la ciudadanía alcireña a los afectados de La Palma durante la gala: «Su presencia no solo demuestra su interés por la programación cultural sino también su implicación solidaria. Los alcireños y las alcireñas hemos demostrado, en varias ocasiones, que sabemos apoyarnos mutuamente para superar las adversidades. Y ahora, tenemos ocasión de volver a hacerlo manifestando toda nuestra solidaridad con la gente de La Palma. Ayudaremos la población damnificada por la erupción del volcán Cumbre Vieja con la donación de la recaudación de esta gala inaugural y con el dinero que los ciudadanos quieran añadir» a la urna de repliega de donativos, que estará ubicada en el Ayuntamiento toda esta semana. Por otro lado, la gran participación demuestra el compromiso de los alcireños y de las alcireñas con la cultura y «las ganas que hay de recuperar la programación cultural y dar continuidad a la actividad al Gran Teatro y en otros espacios y escenarios de la localidad», comenta Aranda.

Representantes del grupo de recreación modernista de Carcaixent pusieron el toque "histórico" al acto, al acudir en la Plaza Alborgí trajes de época, a juego con el renovado edificio modernista. Pusieron al fotoreclam preparado a la puerta, con el logotipo del centenario, y animaron el ambiente al exterior, mientras los asistentes podían contemplar la mejora de la fachada, que luce nuevo color, nueva marca y nuevos motivos decorativos, con frescos de Toni Espinar e ilustraciones de Paco Roca.

Una vez dentro, las miradas se levantaban para comprobar la recuperación de las distintivas lámparas, y para valorar la mejora del sistema de iluminación, ahora con tecnología LED. Hay otras mejoras que no quedan a la vista del público, pero que sí que pudieran apreciar los artistas que participaron en la gala, como la renovación integral de los camerinos; o aspectos técnicos que hacen el edificio más seguro y confortable para los usuarios y para los trabajadores.

El director del Instituto Valenciano de Cultura (IVC), el suecà Abel Guarinos, asistió a la gala y estuvo acompañado por el alcireño Joan Llinares, exadministrador del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) y actual gerente de la Agencia Valenciana Antifraude. También asistió Toni Benavent, de Albena Teatro y representantes de importantes empresas locales. Compartieron protagonismo con las numerosas caras conocidas que, desde la pantalla del escenario, quisieron felicitar a Alzira por la recuperación del espacio cultural: los cantantes Raphael y Antonio Carmona, los actores y actrices Carles Alberola, Yolanda Muñoz, Ferran Gadea, Maman García, Alfred Picó i Lola Moltó, entre otros, o lo showman Carlos Latre.

Desde el escenario, el regidor de Cultura, Alfred Aranda, y el alcalde de Alzira, Diego Gómez, dieron la bienvenida a los presentes y los agradecieron su asistencia. Así mismo, el alcalde quiso dar las «gracias a las diversas corporaciones que, desde el momento que el edificio pasó a ser propiedad municipal, han mantenido su funcionamiento y han reparado los daños que le han ocasionado las abanicadas, los incendios, la pantanada, las inundaciones... en estos 100 años». Destacó que la reforma, que ha supuesto una inversión de medio millón de euros, es una garantía para la continuidad de la actividad al Gran Teatro y que «desde el Ayuntamiento de Alzira continuaremos trabajando por la promoción cultural porque consideramos la cultura como la mejor vacuna contra el aburrimiento y la ignorancia. Fomentaremos que sean muchas las personas que acudan a este coliseo, bien como público, bien como artistas o como participantes en los actos que hacen las entidades locales y los centros educativos».

Alzira «está muy implicada en todas aquellas iniciativas destinadas a promover la lengua, la historia y la identidad del pueblo valenciano, así como fiestas, músicas, tradiciones y paisajes que nos identifican en un mundo, cada vez, más globalizado. Por este motivo, el Ayuntamiento ha propuesto la ciudad de Alzira como candidata a convertirse en la Capital Cultural Valenciana en 2022, una iniciativa de la Consellería de Educación, Investigación, Cultura y Deporte que distingue aquellos municipios que destaquen por su apuesta decidida por la cultura. Estamos a la espera de conocer la decisión, pero esto no condiciona nuestra apuesta por la cultura», añadió el sábado el alcalde.

Sobre el escenario desfilaron las diferentes disciplinas que forman parte de las artes escénicas con espectáculos de danza a cargo de los bailarines del Conservatorio de Danza de València y de las academias locales Paso a Dos y Arte y danza, y de la gran bailadora María Belda; representaciones teatrales de Mira Rosana Proyectos Teatrales y Mágico 6; y las actuaciones musicales de Spanish Brass y Carles Dénia, Lucas Ibáñez Trio, Ola desnuda, Drums o el batería Frost Moore.

El apoyo de la población también se ha dejado notar en la afluencia a la exposición conmemorativa del centenario del Gran Teatro, que se puede visitar en la Casa de la Cultura hasta el próximo 6 de noviembre. Así como en el primer concierto de la programación cultural, el del cantante David Otero, que reunió el domingo cerca de 300 personas en el Gran Teatro: «David Otero nos hizo cantar y bailar en su espectáculo, pleno de vitalidad; y nos implicó en la plena recuperación de la normalidad cultural», concluye el regidor de Cultura.

Archivado en:

Destacados