València, sede de un encuentro nacional para "compartir experiencias en la gestión de residuos" entre 49 administraciones de toda España

El total de personas a las que estas organizaciones ofrecen servicio supera el 40%, por lo que llegan a 21 millones de españoles

Guardar

Inauguración del encuentro de los Entes Supramunicipales para la Gestión de Residuos Municipales (ESGREM)
Inauguración del encuentro de los Entes Supramunicipales para la Gestión de Residuos Municipales (ESGREM)

Bajo las siglas 'Esgrem', tuvo lugar ayer en València el primer encuentro entre entes supramunicipales para la gestión de los residuos municipales. El edificio Veles e Vents fue testimonio de la presentación de este evento que tiene por objeto "compartir experiencias" y avanzar en políticas dirigidas a una eficaz gestión de los recursos. Participan representantes de 49 administraciones públicas de todas partes de España, lo que implica una representación de casi el 45% del total del país, puesto que llegan a 21 millones de personas.

A la jornada inaugural acudieron tanto el vicealcalde de València y presidente de la Entidad Metropolitana para el Tratamiento de Residuos (Emtre), Sergi Campillo, y la consellera de Transición Ecológica, Mireia Mollà. Así, Ismael Aznar, Director General de Evaluación Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica, fue el encargado de profundizar en la materia.

"Este grupo de trabajo se creó hace un tiempo para que las adminstraciones gestionadoras de residuos de toda España pudiéramos compartir experiencias en la gestión. El contexto actual es muy complicado dada la coyuntura económica. La cuestión está en como convencemos a la ciudadanía que este modelo circular que implica la división en la recogida y tratamiento de residuos tendrá un coste para las administraciones públicas. Hemos de seguir con nuestras políticas de incentivos, premios a la población para que lo haga hasta conseguir tasas justas en el tratamiento de residuos", destaca Campillo.

Por su parte, la consellera Mireia Mollà ha incidido en el trabajo que se lleva realizando en la Conselleria desde el año 2015, que significó un "antes y un después".  "Cuando empezamos a gobernar, entendimos que la gestión de residuos no podía convertirse en un problema, que no podíamos fallar con una gestión nefasta con falta de inversión con un territorio muy desigual y creando alarma o choque social, que es como nos lo encontramos", explica. La consellera también destaca la necesidad de "transformar el residuo en recurso" y la oportunidad de la Economía Circular para la ocupación y economía vinculada.

Entre todo lo comentado, ambos dirigentes públicos destacaron la complementación de las políticas realizadas hasta la fecha con la irrupción de la nueva ley 7/2022, de 8 de abril, de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular.

IMG 20220503 124149
El presidente de la Entidad Metropolitana para el Tratamiento de Residuos (Emtre), Sergi Campillo,  la consellera de Transición Ecológica, Mireia Mollà y Ismael Aznar, Director General de Evaluación Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica

Ley estatal de gestión de residuos

Por su parte, Ismael Aznar desgrana con detalle las implicaciones de esta nueva ley de gestión estatal de residuos. Entre otras cosas, se marca como objetivo reducir la generación de residuos entre un 13 y un 15 por ciento de cara a 2030. "Son medidas que generan cierta controversia y somos conocedores de lo difícil que es reducir la gestión de residuos, por lo que no dejan de ser objetivos que no son nada fáciles de alcanzar", señala.

Por otro lado, la nueva ley recoge nuevas obligaciones de recogida separada de residuos. Si en la actualidad ya es obligatoria la recogida separada de papel, metal, plástico y vidrio, la idea es ir introduciendo en los próximos años, de manera escalonada, nuevas separaciones de otro tipo de residuos. Por ejemplo, en cuanto a biorresiduos, se plantea que a partir de 2024 ya sea obligatoria su recogida separada. Al año siguiente lo será con los residuos textiles y voluminosos, aceites de cocina usados, residuos domésticos peligrosos o residuos comerciales gestionados por vía privada y residuos industriales.

Seguidamente, Aznar alaba a la Comunitat Valenciana por ser un ejemplo y referente en otro aspecto que se indica en la nueva ley estatal de gestión de residuos. Esto es prohibición de la quema de residuos vegetales generados en el entorno agrario o silvícola, algo que estará sujeto a estrictas excepciones. La autorización tan solo se puede conseguir por razones fitosanitarias con el objetivo de prevenir incendios forestales.

Así, este encuentro nacional baraja multitud de políticas para mejorar en la gestión de residuos desde las administraciones. Avances en cuanto a los plásticos de un solo uso, la fiscalidad ambiental, el régimen de control o los subproductos y el fin de la condición de residuo son otros aspectos que se seguirán debatiendo en la jornada de hoy.