Un 27% más de personas se benefician del servicio Ayuda a Domicilio en València

La modificació del reglament regulador del servici contempla l'ampliació de l'horari, la reducció dels preus públics i la simplificació dels tràmits

Guardar

Entre enero y junio, el Ayuntamiento de València ha atendido a 1.959 personas a través del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), un 26,8 % más que en el mismo período de 2017, y el grado de satisfacción de los usuarios es de 4’5 sobre 5. En total, se ha incremento en 322 el número de personas mayores beneficiarias, 65 con discapacidad, 16 familias con problemas sociosanitarios y 11 familias con menores en situación de riesgo. Además, se han ofrecido 172.223 horas de atención, lo que supone 48.675 horas más que el año pasado. Son cifras proporcionadas esta mañana por la concejala de Servicios Sociales, Consol Castillo, quien ha presentado las modificaciones del reglamento del SAD, entre las que destaca la ampliación del horario, la reducción de los precios públicos y la simplificación de los trámites.

La finalidad del Servicio de Ayuda a Domicilio es atender las necesidades de la vida diaria y prestar apoyo a las personas con limitaciones físicas, sociales y psicológicas. El Ayuntamiento de València ha modificado el reglamento que lo regula para adaptarlo al Sistema de Promoción de la Autonomía. Así, se amplía el horario desde las 7 de la mañana hasta las 10 de la noche de lunes a sábado y también se ofrece en festivos. Se incrementa igualmente la media de horas de atención, que no excederá las 56 horas al mes, en función de las necesidades de los usuarios.

Los nuevos precios públicos del SAD suponen que sea gratuito para el 92 % de quienes lo estaban pagando hasta ahora. A aquellos que tienen reconocida la dependencia se les aplica la tarifa cero. Para el resto de beneficiarios, se han establecido los umbrales de renta en base al Indicador Público de Efectos Múltiples en lugar del Salario Mínimo Interprofesional. «En el tramo de ingresos y tarifas, las personas que tengan unos ingresos inferiores o iguales a 798,76 euros tienen tarifa cero, aquellos con ingresos superiores a 1.394 euros pagan a 9 euros la hora y una persona con una pensión entre 1.008 y 1.0043 euros pagaría 2’8 euros la hora», ha explicado Consol Castillo. A ello hay que añadir que se elimina como causa de denegación tener familiares de primer grado con rentas elevadas.

AGILIDAD

La simplificación de los trámites administrativos para obtener el servicio es otra de las novedades del reglamento. Existen tres tipos de acceso: uno directo, a través de la dependencia; otro ordinario, mediante instancia al Ayuntamiento, y uno urgente, en casos de necesidad inmediata. Se facilita el proceso de solicitud a la ciudadanía gracias a la automatización de la obtención de la mayoría de la documentación necesaria a través de la Plataforma de Interoperabilidad de la Generalitat y los registros propios municipales. La petición se resolverá en un plazo de seis meses y se comunicará la lista de espera a los demandantes cuya limitación presupuestaria impida asignarle plaza inmediatamente.

«El contrato del SAD que adjudicamos el año pasado venía licitado y con unas condiciones establecidas por el gobierno anterior, que lo dimensionó sin tener en cuenta la realidad de la asistencia de dependencia, que es una competencia que se nos ha incorporado y que ha incrementado la demanda», ha señalado la concejala. «Eso implica que en estos momentos haya una lista de espera de 194 personas, que esperamos reducir con la aplicación del nuevo reglamento y a través de una gestión ágil, flexible y personalizada».

Archivado en:

Destacados