Las tres visiones sobre las mascarillas en las aulas universitarias: desacuerdo del estudiantado, vía libre de la Conselleria e imposición de la UV

La Universitat de València ha decidido continuar con la mascarilla en interiores hasta el final de este curso académico

Guardar

Universitat de València
Universitat de València

Han pasado tres días desde que se reanudó la actividad lectiva en los centros educativos valencianos después de las vacaciones de Semana Santa y Pascua. Sin embargo, las medidas anticovid en la vuelta a las aulas fueron muy dispares según el nivel educativo.

Mientras que desde el 20 de abril se eliminó la obligatoriedad de la mascarilla en los colegios e institutos y la mayoría de universidades de la Comunitat Valenciana, la Universitat de València (UV) publicó una resolución en la que se imponía el uso obligatorio de la mascarilla en las facultades.

Así, en este documento se concretaba que la mascarilla seguía siendo obligatoria en los espacios cerrados o compartidos propios de la UV para todos las personas que son miembro de la comunidad universitaria (estudiantado, profesorado y personal investigador) hasta la finalización del curso académico 2021-2022. 

En ese sentido, la UV justificaba el uso de la mascarilla argumentando que “es muy poco probable que en todos los espacios de la UV se pueda mantener la distancia interpersonal recomendada”. La resolución también aludía a que el tiempo de exposición con seguridad superaba con creces los 15 minutos debido a la duración de las jornadas lectivas. 

Además, la UV apuesta por la continuidad de la mascarilla en interiores no solo con el objetivo de velar por la seguridad del estudiantado universitario, sino también para proteger a las personas más vulnerables frente al contagio por covid-19.

La conselleria respetará “la autonomía universitaria”

La permanencia de las mascarillas en las aulas universitarias no tardó en originar una fuerte polémica entre el alumnado de la UV cuando se publicó el comunicado el pasado 24 de abril. Pero no fue hasta ayer cuando se produjo una reunión entre la directora general de Universidades, Pilar Ezpeleta, y los vicerrectores de los centros de enseñanza universitaria.

A pesar de que el objeto de la reunión no era el uso de mascarilla en las aulas, esta cuestión ha sido una de las tratadas durante el encuentro. Así, la Conselleria ha despejado las dudas sobre su postura ante la obligación de llevar mascarillas en la UV y según ha asegurado “respetará a la autonomía universitaria y lo que los servicios de prevención de riesgos laborales de cada universidad determinen”.

“Si una universidad, igual que cualquier empresa, considera que no se garantizan las condiciones de seguridad para las personas, puede optar por recomendar que se lleven las mascarillas”, ha asegurado Carolina Pascual, consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital.

La consellera d'Innovació, Universitats, Ciència i Societat Digital, Carolina Pascual
La consellera d'Innovació, Universitats, Ciència i Societat Digital, Carolina Pascual

De este modo, tal y como se desprende del anuncio de la Conselleria de Universidades, la Universitat de València tiene independencia para decidir y, tras la reunión, seguirá manteniendo la obligación de usar la mascarilla por parte de todas las personas de la comunidad universitaria en espacios cerrados y compartidos propios de la UV.

La opinión de los estudiantes

Entre el estudiantado, uno de los interrogantes más repetidos es si la Universitat, "al ser una institución pública" —se pregunta una estudiante de la Facultad de Filología, Traducción y Comunicación— tiene competencias para imponer el uso de la mascarilla, mientras la norma estatal ya ha suprimido su uso en otros centros educativos.

En ese caso, la resolución de la UV donde se sigue obligando su uso se basa en "la autonomía universitaria, constitucionalmente reconocida, desarrollada por la Ley de Universidades y por sus estatutos, y a la autonomía de actuación por parte del Ministerio de Sanidad", confirman desde el Vicerrectorado de Sostenibilidad, Cooperación y Vida Saludable.

De hecho, otra estudiante de la misma facultad del Campus de Blasco Ibáñez cree que "la UV debería seguir el ejemplo de la Politècnica y la mascarilla debería ser opcional", ya que de lo contrario incurre en "una falta de solidaridad con las otras instituciones educativas donde sí las han quitado".

"Los alumnos se lo merecen, han estado dos años de pandemia sin poderse ver las caras y a distancia y a los que acabamos la carrera este año podrían darnos la oportunidad de terminar el curso con buen sabor de boca", destaca. 

Un grupo de tres estudiantes a la salida de la biblioteca
Un grupo de tres estudiantes a la salida de la biblioteca

"Entiendo que la universidad lo hace por miedo a que, en un mes que queda de curso, pueda surgir alguna problemática que le afecte (como un brote) o que el alumnado se contagie fuera (algo parecido a lo que ocurrió en el Galileo), apunta Lucía Rey, estudiante de Periodismo en la UV. Aún así, aboga por la responsabilidad estudiantil porque "el ser jóvenes no nos hace irresponsables" y opta por que en las aulas exista "la máxima normaidad posible".

Por su parte, Esther Gisbert, alumna de primer curso de Psicología afirma que seguir llevando la mascarilla en la UV "no va a marcar una gran diferencia porque el alumnado de otros centros no la utilizan". Por esta razón, al igual que el resto de estudiantes apuesta por la recomendación y no por la imposición.