La regeneración del Cabanyal-Canyamelar avanza sin prisa pero sin pausa

València consigue una prórroga de la Edusi hasta el 31 de diciembre de 2023

Guardar

Una calle del barrio del Cabanyal-Canyamelar
Una calle del barrio del Cabanyal-Canyamelar

El pleno del Ayuntamiento de València aprobaba en diciembre de 2015 la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado del barrio del Cabanyal-Canyamelar-Cap de França para el periodo 2016-2021 (EDUSI) después de años de abandono de la zona. Desde entonces, se han puesto en marcha proyectos para la rehabilitación de edificios o para la creación de nuevos servicios que contribuyan a la regeneración y dignificación de un barrio que, con el intento de la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez por parte del gobierno popular, quedó en el olvido.

Tal y como ha señalado el concejal de Innovación del Ayuntamiento, Carlos Galiana, “durante los últimos años, la Edusi ha sido el eje tractor de la mayor parte de la inversión municipal en el barrio del Cabanyal”, un programa dotado con una inversión global de más de 30 millones de euros, de los que una mitad se financia con cargo a los fondos europeos de desarrollo regional (Feder) y la otra mitad por cuenta del consistorio.

Esta estrategia, que tenía fecha de finalización el 31 de diciembre de 2022, ha obtenido una prórroga – hasta el 31 de diciembre de 2023 – solicitada por la Oficina de Proyectos Europeos al Ministerio de Hacienda, con el objetivo de hacer efectiva la ejecución de “una parte importante de los proyectos comprometidos” que se han retrasado, entre otros motivos, por el cambio de criterio que el Ayuntamiento se vio obligado a realizar en mayo de 2020 después de que muchas iniciativas aprobadas no pudieran ejecutarse, bien por no disponer de un informe técnico que las apoyase o por no ser de competencia municipal.

“Esta prórroga, que el Partido Popular aseguró que nunca conseguiríamos, nos permitirá continuar todo este trabajo que llevamos haciendo desde que solicitamos esta aportación de fondos europeos en 2016. Todavía nos queda año y medio de legislatura para seguir financiando proyectos con cargo a estos fondos”, ha apuntado Galiana. 

Una calle del barrio del Cabanyal-Canyamelar
Una calle del barrio del Cabanyal-Canyamelar

De hecho, como ha informado el concejal, la situación actual de la Edusi arroja unas cifras de 16 millones de euros en ejecución correspondientes a 27 proyectos, de los que 13,5 millones en licitación corresponden a ocho proyectos, y 761.000 euros ya ejecutados corresponden a otros siete proyectos distintos. Por último, hay 400.000 euros en preparación correspondientes a tres proyectos.

Y es que cabe destacar que, en el marco de la Edusi, el Cabanyal va avanzando poco a poco hacia su completa regeneración. Un ejemplo de esto es la primera escuela infantil de 0 a 3 años con la que contará el barrio – el Ayuntamiento ya ha autorizado la compra de la parcela en la calle Lluís Despuig, 31, que conectará con otras dos parcelas de propiedad municipal – o la oficina de atención a familias en situación de vulnerabilidad. 

Asimismo, las obras del nuevo espacio deportivo del Cabanyal avanzan a buen ritmo, y se espera que finalicen a finales de año. Las nuevas instalaciones, que se ubican junto a las pistas de tenis y el campo de fútbol de Doctor Lluch, incluirán una pista multideporte, un skatepark y otras zonas deportivas para personas mayores con aparatos de estiramientos y movilidad articular, pista de petanca y mesas de ajedrez; así como un un área infantil y una zona de musculación y calistenia combinado con zonas verdes para el disfrute de todos los vecinos y vecinas. 

Por supuesto, como señalaba la concejala de Deportes, Pilar Bernabé, “el diseño de esta pista polideportiva tiene en cuenta su posible utilización, de forma ocasional, para usos culturales y sociales, pudiendo así convertirse en un punto de encuentro sociocultural del barrio donde poder realizar múltiples actividades al aire libre”.

El Plan Especial del Cabanyal-Canyamelar

Por otro lado, este barrio marítimo de la ciudad está a la espera de la aprobación del PEC que, sin duda, supondrá una transformación integral de la zona. Y es que la última versión del Plan Especial del Cabanyal-Canyamelar comprendía la reducción de alturas de las nuevas edificaciones a planta baja más dos alturas o, en algunos casos tan solo 2 alturas; la revitalización del Paseo Neptuno; o la limitación de la presencia de viviendas turísticas. "Concretamente a un 10% en todo el PEC, que supondrá la restricción más dura de toda la ciudad".

Además, se completa el final de Blasco Ibáñez con la creación de un gran parque verde que "finiquitará el proyecto de la prolongación de la avenida al mar, protegiendo y blindando el barrio del Cabanyal", que se unirá a los otros itinerarios verdes y peatonales, que permitirán cruzar el barrio de manera más amigable. De esta manera, además de la vía verde mencionada anteriormente, que irá desde la avenida de los Naranjos hasta La Marina, también se creará tanto un itinerario verde, que comenzará en el parque de La Remonta y llegará hasta la plaza de las Atarazanas, como una nueva vía verde litoral, que conformará el nuevo paseo marítimo que, aunque éste último dependerá de un concurso de ideas, sí que se especificarán criterios para hacerlo más orgánico y menos lineal. 

Destacados