Puig: 'Todos juntos conseguiremos que el problema valenciano se convierta en parte de la solución de España'

Guardar

El President de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado que el sentido del 9 d'Octubre, "un día de fiesta cívica de pueblos y ciudades, de fraternidad y hermanamiento", es que el pueblo valenciano, unido, sea capaz de convertir "el problema de la Comunitat Valenciana en parte de la solución de España".

En estos términos se ha expresado el jefe del Consell durante el acto de entrega de las distinciones que concede la Generalitat con motivo de la celebración del Día de la Comunitat Valenciana. "Todos juntos conseguiremos que el problema valenciano se convierta en parte de la solución de España; ese es el sentido del 9 d'Octubre", ha declarado Puig.

 

[related:galleries:1:{orientation:vertical}]

El President ha apelado a la unidad de los valencianos y valencianas, porque será esta unidad la que "permitirá romper los muros de la invisibilidad valenciana; una fuerza que nos permitirá volver a estar presentes en los grandes debates de futuro".

"Les propongo una vía valenciana, un nuevo proyecto de prosperidad", ha dicho Puig, que ha expresado su deseo de que la sociedad valenciana "sea un modelo de convivencia, de cohesión, de bienestar social y de progreso económico". "Debemos cultivar nuestro orgullo de pueblo, pero no como una forma de vanidad, sino como un estímulo para construir nuestro presente y para avanzar hacia nuestro futuro", ha concretado.

"Nuestro pueblo no extraerá de la injusticia lamentos, sino argumentos para hacer viable el autogobierno y, de esta manera, hacer sostenible la convivencia en un proyecto común y plural", ha puntualizado el President, quien ha dicho que, en la actualidad, "valencianizar significa capacidad de entendimiento, reparación de derechos, reconstrucción económica, fuerza y unidad par defender la causa justa de la financiación".

Puig, junto con todos los miembros del Consell, ha presidido el acto de entrega de las distinciones de la Generalitat, donde ha destacado los valores de cada uno de los premiados y que, ha dicho, son los mismos que representan una política "más razonable, más realista y más humana".

Tal y como ha destacado el President, "el auténtico patriotismo no incita a la vanidad, sino a la responsabilidad y a la estima tanto de aquello que hemos heredado como de lo que debemos hacer, de ahora en adelante, para dejar la herencia que se merecen las nuevas generaciones".

Por esa razón, ha pedido que el 9 d'Octubre sirva como motivo de alegría y de fiesta, pero también para reflexionar y transformar los valores de la sociedad, valorando las "mejores" herencias de una historia "diversa y rica" y los valores de los valencianos y valencianas "que no merecen el olvido".

El President ha destacado que, pese a las dificultades en materia de inversiones y financiación, los rasgos que caracterizan al pueblo valenciano, como el esfuerzo, la honradez y la generosidad, se han consolidado. "En esos valores nos reafirmamos cada 9 d'Octubre, cada nuevo día, y plantamos cara a las contrariedades, ofrecemos respuesta a las incertidumbres e inyectamos coraje a la inercia", ha señalado.

Puig ha comenzado su discurso destacando que, "alrededor de 33 años de autonomía democrática dan testimonio de una institución que se debe y pertenece, en todos los sentidos de la palabra, al conjunto de la ciudadanía valenciana, siempre desde una mirada solidaria, cosmopolita y abierta al mundo". "Por eso hoy recordamos a Haití y lloramos de impotencia las muertes de la incomprensión en nuestro Mediterráneo", ha subrayado.

 

Destacados