Mitos y verdades de la famosa naranja valenciana

Guardar

En Valencia la naranja es la fruta por excelencia. Cuando llegan los meses fríos, las naranjas maduras llegan a las casas valencianas a montones y, ya sea en zumo o en forma de gajos, disfrutarlas es uno de los clásicos del invierno.

Sin ninguna duda, forma parte de la identidad de los valencianos y valencianas. Sus calles rebosan de naranjos por todos lados y, cuando hay fuertes lluvias, sus frutos también pintan el suelo con sus brillantes colores.

No por nada muchos turistas reconocen en esta fruta uno de los símbolos de la ciudad del Túria, donde se cultiva gracias a su clima. Por supuesto, muchos no pueden dejar la ciudad sin probar el aigua de Valencia, consistente en cava, vodka, ginebra y, por supuesto, zumo de naranja de temporada. Si pasean por el estadio del Valencia CF o por el del Valencia Basket, sus colores también despiertan recuerdos…

¿Por qué la naranja es tan famosa? Más allá de la gran cantidad de variedades, como la jugosa navelina o la dulce salustiana, los responsables son su sabor y sobre todo sus propiedades. Y, además de tener vitamina A, B y G, la Vitamina C.

Está comprobado científicamente que la falta de esta vitamina, presente en los cítricos, provoca que los síntomas de una gripe o un catarro empeoren. Al mismo tiempo, esta vitamina es importante para quienes quieran controlar su peso o evitar enfermedades al corazón.

Pero no es solo la vitamina C la que da las mayores ventajas a la naranja. El fósforo contribuye a controlar el estrés, el magnesio ayuda a lidiar con el estreñimiento, mientras que el calcio permite un buen desarrollo de los huesos en los más pequeños. Todos estos elementos hacen de la naranja la fruta más importante de Valencia y un motivo de orgullo para sus habitantes.

Consejos para consumir naranjas

-Comerlas con el estómago vacío o entre comidas, ya que al digerirse en el intestino delgado esa parte del sistema digestivo debe estar libre para evitar la pesadez.

-Se puede consumir su zumo después de pasadas algunas horas. Las propiedades de la Vitamina C solo se pierden a temperaturas mayores a 120 °C.

-Evitar tomar medicamentos junto con zumo de naranja, ya que su composición puede variar el efecto buscado.

Archivado en:

Destacados