Menguzzato: “Desde la Policía no vamos a bajar la guardia mientras se mantenga el frío”

La regidora de Protecció Ciutadana assegura que “els policies seguiran al servici dels més vulnerables”

Guardar

La concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, ha asegurado que todos los efectivos policiales del turno de noche de la Policía Local de Valencia mantendrán el dispositivo para atender a las personas sin hogar durante las noches de esta semana en las que las temperaturas sean más bajas. “No vamos a bajar la guardia mientras dure el frío: la Policía Local y los voluntarios de Protección Civil seguirán al servicio de las personas más vulnerables”, ha asegurado la responsable de Policía Local, Bomberos y Protección Civil del Ayuntamiento de Valencia.

Tal como ha informado Menguzzato, la Policía Local realizó 27 actuaciones con las personas sin techo, se hicieron traslados a distintos albergues y se hizo el reparto de mantas, ropa de abrigo o comida. La concejala ha destacado la “estrecha colaboración también de Protección Civil en todos los traslados que se hicieron a las instalaciones de Metrovalencia”.

Durante toda la noche, los efectivos policiales trasladaron a cuatro personas a albergues municipales y a la Casa de la Caridad, ya que padecían todas ellas hipotermias, aunque de carácter leve. En un quinto caso, los efectivos policiales solicitaron asistencia sanitaria para un indigente que se había desplomado en el acceso a la estación habilitada para pasar la noche, en la estación de metro Turia.

Se repartieron numerosas mantas, ropa de abrigo y comida, aunque en una tercera parte de las intervenciones por el descenso térmico las personas que pernoctaban en la calle rechazaron la asistencia que se les prestaba.

La Policía Local de Valencia colaboró en todo momento con los 14 voluntarios de Protección Civil, que contaron a su vez con cinco vehículos de apoyo, realizaron 18 traslados a Metrovalencia e hicieron entrega de 11 mantas y realizaron una atención sanitaria en la estación de metro de carácter leve.

El dispositivo se inició a las 19.30 horas en colaboración con otros recursos municipales, con la atención a dos personas que solicitaron ser trasladadas a un albergue debido a su estado de salud. En apenas dos horas más, se atendió en diferentes localizaciones de la ciudad a otras cuatro personas a las que se les ofreció mantas y los recursos municipales disponibles.

Destacados