Carlos Galiana: "no sé si tendremos mascletàs en la Plaza del Ayuntamiento en 2022, ojalá"

El Presidente de Junta Central Fallera y Regidor de Cultura Festiva hace balance de las Fallas de 2021 y reflexiona sobre algunas de las iniciativas nuevas de esta edición

Guardar

Carlos Galiana hace balance de las Fallas 2021
Carlos Galiana hace balance de las Fallas 2021

Ya han pasado más de 14 días de las Fallas 2021, y la prueba de fuego se da por superada. La incidencia acumulada sigue bajando y no ha habido una subido por las fiestas falleras. Las miradas nacionales e internacionales estaban sobre los falleros y han sido una vez más un ejemplo de que estas fiestas pueden superarlo todo. Hoy hacemos balance con el Presidente de Junta Central Fallera y regidor de Cultura Festiva, Carlos Galiana, con quién analizamos las novedades de esta edición con la mirada puesta en las Fallas 2022.

¿Qué balance haces de estas fallas un poco atípicas y tan esperadas?

Yo hago un balance muy positivo. Estoy convencido que si a más de uno en mayo nos hubieran dicho que esto iba a ir así, pues hubiéramos firmado con los ojos cerrados. Creo que va a ser positivo por dos cuestiones. Una por la reactivación económica de todos los sectores artesanos por lo menos se han reactivado y tiene una visión de futuro.

Por otra parte, está la reactivación anímica. Yo creo que el mundo fallero, después de 18 meses estaba muy tocado porque teníamos la sensación de estar muy en el punto de mira, de estar tratados de forma diferente a otros sectores, tener los casales cerrados cuando en ningún casal había habido un brote ni tampoco en ninguna actividad fallera. Somos cultura y no estábamos siendo tratados como la cultura. Es la parte anímica de los falleros, de decir podemos hacerlo, lo hemos hecho, y creo que lo hemos hecho bien.

Estas fallas hemos visto ciertos actos habituales modificados por la situación pandémica. ¿Cómo has vivido, por ejemplo, la ofrenda?

En el caso de la ofrenda hemos introducido un horario matinal que ha habido gente que nos ha dicho que le ha gustado. La Asamblea de presidentes debatirá en su momento si ha venido para quedarse o no. Luego el no tener público en la ofrenda ha sido un momento muy bonito, un silencio donde compartir con tu comisión, escuchar la banda de música. En la ofrenda, normalmente solo tenías un pequeño momento donde no había nadie que era justo antes de entrar a la Virgen.

A mi me tocó la ofrenda el viernes por la mañana y fue un momento muy bonito para mí. El tema de hacerla sin público sé que es complicado mantenerlo cuando en València haya un millón de visitantes. Pero creo que por lo menos estas fallas se ha vivido esa parte interior, de hacer ofrenda, era un poco hacia adentro en las fallas tan atípicas y tener ese momento de respiro.

Aaron Cano ya se ha posicionado a favor de un cambio del horario de la Cremà. ¿Qué decidirá al final la Asamblea de presidentes y qué opinas en tu caso particular?

Al final nosotros podemos hacer las propuestas que consideremos. Hacemos la directiva con los delegados del sector ante la propuesta del calendario fallero, pero luego las comisiones falleras tienen que aprobarlo y ratificarlo. Personalmente, creo que es una buena idea adelantarlo esas dos horas. Primero, porque como falleros esa tarde estás derrotado de toda la semana y llega un momento que quieres quemar. Además, aquí en la plaza del Ayuntamiento toca quemar a la 1:00 h de la madrugada y es un poco tarde para todo el mundo. Adelantarlo dos horas no está mal porque además acaba a una hora prudente incluso a nivel de televisión dentro del prime time. También nos gusta que nos vean y no es lo mismo un programa en directo a las 23 que a la 1:00 H de la madrugada viendo la cremà. Por otro lado, también es bueno acabar a esa hora para el día siguiente porque el año que viene cae sábado pero la mayoría de veces cae laboral.

Todos esperamos volver a la catedral de la pólvora y vivir de nuevo mascletas en la plaza del Ayuntamiento en 2022. ¿Crees que será viable dentro de la situación pandémica? Y segundo, la experiencia de las mascletàs en los barrios que ha gustado mucho ¿Crees que se mantendrá de cara a las fallas de 2022?

Evidentemente la plaza del Ayuntamiento es un punto neurálgico y hay que mantenerlo. Pero sí que es cierto que este año al ir a los barrios la gente se acercaba mucho al alcalde, de verdad porque así lo han manifestado dando las gracias por la mascletà en sus barrios porque muchas veces las fallas, la ofrenda en la mascletà, la falla municipal, todo pasa en el centro.


Las mascletás en los barrios creo que es una de las cosas que sí que se va a trabajar, porque además depende única y exclusivamente del Ayuntamiento. Al final es una cuestión económica. Los servicios tienen que trabajar más y desde luego hay que pagar la pólvora. Pero yo no concibo Las fallas sin las mascletàs en la plaza del Ayuntamiento. Era una cosa que no teníamos dudas pero era tan extraño como estaban todas y también es cierto que ahora está todo muy lejos.
También es cierto que no sé cómo serán las fallas 2022, no sé cómo va a evolucionar la pandemia. Por el principio de prudencia, no sé si tendremos mascletàs en la plaza del Ayuntamiento el año que viene. Ojalá, sería porque vamos muy bien, la pandemia ha remitido y todo el mundo está vacunado. Pero bueno, es una opción que está sobre la mesa.

De estas fallas atípicas, ¿Qué has echado más de menos y qué has agradecido que te ha gustado especialmente de estas fallas en septiembre?

Lo que he agradecido es el toque de queda. Sé que sonará mal, pero cuando uno es presidente de la Junta Central Fallera y estás haciendo una verbena a las cuatro de la mañana estás padeciendo. Luego tienes que limpiar a las 5 o a las 6, luego la gente le cuesta ir al acto de la mañana.
Cuando estás de concejal de cultura festiva, por la noche estás padeciendo de que todo vaya bien y que no haya ningún problema. Este año cuando las cosas acaban a una hora prudente, al final uno lo agradece porque al día siguiente por la mañana veo mucha gente, como por ejemplo para almorzar en los casales falleros. No critico para nada las disco-móviles, pero sí que es cierto que se ha recuperado una parte de la mañana que a mi me gusta.
Lo que echaba de menos como fallero es mi falla. Yo sé que todos los actos de Junta Central Fallera y del Ayuntamiento son un privilegio porque los ves desde una posición privilegiada. Entrar a la ofrenda con la fallera mayor y la infantil es un lujo. Ver la Mare de Déu toda vestida, las mascletàs en primera línea… Vivirlas a parte yo creo que es muy bonito. Pero es cierto que el que es fallero echa de menos a sus compañeros de fatiga de todo el año, con los que te ríes, con los que no eres concejal ni nada, entonces esa parte se echa de menos porque en unas fallas más normales es todo más distinto.

Evidentemente, has estado muy cerca de las falleras mayores de València, ¿Cómo crees que han vivido estas Fallas después del drama que pasamos todos el año pasado?

Ha sido muy complicado. Yo recuerdo que el 10 de marzo del año pasado cuando hablé con ellas y la corte mayor las intentaba animar y ellas me decían que al ser concejal de fiestas yo iba a tener más falleras mayores y más fallas pero ellas tenían solo este año. Era tan atípico por tantas cosas, un paso adelante y dos atrás, de programar actos, de desprogramarlos. Luego claro, las infantiles lo notan menos porque no dejan de ser niñas pero las mayores tienen su trabajo, estudios, obligaciones, entonces tu dejas dos años de tu vida para las fallas. Y este año ha sido muy complicado y de mucha emoción a flor de piel, mucho disgusto a veces y pocas alegrías para el cargo y lo que se espera del cargo.

Hay jurado para las Falleras Mayores de 2022, ¿Qué opinión tienes de este nuevo jurado que el día 2 ya tendremos a la corte?

Estuve con ellos y empecé por lo obvio, a mi me da igual a quien saquéis. Sí que les di el aviso de que aún hay covid por prudencia. Y luego a título personal les recomendé que escojan a alguien que sepa relacionarse, que tenga algo de cultura general, si es una niña que no tenga miedo a los micros porque al final va a estar muy expuesta a los medios de comunicación. Al final son ellos los que van a decidir y se dieron cuenta de ese ejercicio fallero de ellas, que tengan toda la libertad. Nosotros estamos ahí para facilitarles el trabajo.

 

¿Cómo crees y cómo deseas que van a ser las Fallas de 2022?

Creo que van a ser unas fallas en las que primará la prudencia, a mi recuperar los saludos y los besos a la gente me cuesta. Eso lo tenemos un poco todos, entonces en las relaciones personales todavía no van a terminar de cuajar. Ojalá dentro de seis meses estemos todos en la plaza, pero aún nos costará como sociedad volver a un ritmo como antes. Supongo que serán más abiertas que las de ahora pero la gente aún irá con prudencia, a mi aún me costará meterme en un local con 1.000 personas dentro, por ejemplo. No soy virólogo, pero igual dentro de seis meses aún nos costará un poco.
Pero sí que es cierto que muchos debates en torno a las Fallas no se hubieran producido de no ser por la pandemia. Ofrenda por la mañana, mascletàs en los barrios, adelanto de la hora de la crema… Hay que aprovechar esta situación para estos debates. Me da que muchas comisiones van a mirar más para la mañana. Además, para los presidentes las mañanas son más tranquilas que las noches, cuando puede pasar alguna reyerta a las 4 de la madrugada.

Joan Baldoví hizo una crítica a la Falla Convento, ¿Cómo te encuentras hacia esa crítica como presidente de JCF y compañero del Bloc?

A mi me sabe mal por una cosa. Hemos tenido a Pablo Casado aquí en València haciendo un mitin en la Falla de Convento, hablando muy bien de las Fallas, al igual que Inés Arrimadas, Ximo Puig visitó algunas fallas y Mónica Oltra yendo a mascletàs, ofrendas… Para una persona como yo que ha estado 18 meses pegándose contra todas las paredes para tener las fallas y ver que los diferentes partidos políticos han participado en las fallas, l a oposición no tenía nada que decir. No tenía ninguna crítica que hacer y se han cogido a un clavo ardiendo de unas declaraciones de una persona que para mi merece todo el respeto del mundo porque es fallero, es fundador de una falla y que ha dicho unas palabras que se han tergiversado en algunos medios de comunicación. Me fastidia porque dices: si es que no tienen nada más.

Ha ido todo tan bien y como no tenéis nada habéis cogido esas palabras que un medio de comunicación ha tergiversado para atacar a Compromís. Y luego, aparte la critica va con doble sentido. Me sabe mal también porque me hubiera gustado que la Federación de Fallas de Especial hubieran sacado otro tipo de comunicado. Para sacar comunicados para criticar siempre se hacen cuando lo hacíamos mal, pero ha habido gente dejándose los cuernos que estaban esperando algún tipo de comunicado agradeciendo el trabajo realizado. Iba todo tan bien y nos hemos enganchado todos a unas declaraciones de Baldoví que luego de hecho en el Congreso ha llevado iniciativas por las Fallas que por ejemplo el resto ha votado en contra. Tenemos muy poquita memoria cuando surgen controversias así.

¿Crees que las Fallas se han utilizado como prescenario electoral y València va ser el principal campo de batalla entre todos los partidos?

Me da la impresión de que muchos partidos han perdido el pulso a las Fallas y no están ni se les espera. Han tenido una oportunidad de oro de subirse al carro de una manera con la gente que estaba tirando del carro. Yo he hecho Consejos Rectores que han sido un monólogo, explicando lo que se estaba haciendo con Junta Central Fallera y era la oportunidad de comportarse como falleros porque esa germanor entre comisiones se vive y en cambio no ha habido ninguna intervención de los partido políticos. Y en esta ciudad, todo se mide por las Fallas.
Todo el mundo está mirando la incidencia acumulada expectante con las Fallas, la medida de las cosas en València va muchas veces alrededor de las Fallas. El alcalde fue el primero en poner subvenciones a las Fallas, de revisar las que se cayeron y sufrieron daños, han ido a ver la ganadora… Cuando yo he tenido el apoyo de Joan (Ribó), Compromís estaba tirando del carro de las Fallas, los demás partidos estaban fuera del pulso a las fallas y por eso la polémica absurda de Joan Baldoví y luego es cierto que hace mucho tiempo en mi partido dije en una cosa: Sin València no habrá Generalitat, pero sin Fallas no habrá València. Las Fallas es un mundo diverso, pero es cierto que al final estás haciendo un trabajo y hay un colectivo que te lo está valorando.

Hablando de incidencia acumulada, es cierto que los datos están siendo muy bajos, en el mapa nacional y internacional en el ejemplo del mundo fallero, ¿Qué mensaje trasladas al mundo fallero que, creo que tenemos muchas ganas de fallas por un lado y que nos hemos comportado como un ejemplo para todos?

Quiero ser prudente porque estamos a 16. La incidencia acumulada está bajando y estoy muy orgulloso del mundo fallero, porque cuando se le ha dicho que había que cerrar lo han hecho, al igual que con las mascarillas y los aforos, tomar temperatura…. Al final, es un colectivo que se ha comportado muy bien, pero que siempre está en el punto de mira. La gente no conoce que no son solo 5 días, sino los 365 días del año, hay muchas cosas que hacemos muy bien las fallas.
Por un lado siento orgullo de este colectivo, no era nada fácil ser ejemplo nacional e internacional. Los otros partidos políticos estaban esperando que nos diésemos la ostia, pero en cuanto vieron cómo estaba organizado todo no tuvieron más remedio que subirse al carro. Si los datos se confirman yo creo que deberíamos seguir trabajando igual. Esto lo único que hace es tener un sello, un pasaporte y nosotros ya lo hemos hecho. El día 6, además se empieza la vuelta al colegio, al trabajo, hay una mayor movilidad, no hay toque de queda… Al final son otros factores los que entran en juego a la hora de explicar los contagios y no solo las Fallas.

Estas fallas han reactivado un poco el sector de las fallas, que era necesario y otro de los puntos importantes es el impacto económico de la ciudad a nivel turístico, que estamos en una pandemia y aún no hemos podido ver una gran afluencia de gente por las limitaciones, ¿Crees que en 2022 vamos a tener ese impacto turístico nacional e internacional que vengan a València por Fallas?

Yo he visto mucha gente en València, mucha turista por aquí durante las Fallas. Poco a poco, va a ser un destino turístico atractivo para venir y eso aumentará la economía. Hay dos economías ahí, la interna, que es la que me preocupa más, sobre todo la de los oficios, porque cerrar una orfebrería, una indumentaria, es algo muy complicado de recuperar. Es una economía que se va moviendo. Y luego está la parte de la hostelería, del turismo, que eso va a costar más recuperar, pero ya se esta viendo en la ciudad que comienza a recuperarse y para eso tenemos que remar todos.

¿Cómo has vivido estas Fallas atípicas siendo en este caso tu primer año, bueno realmente como presidente de la JCF, y sobretodo siendo padre?

En el 2020 no me enteré de nada, la verdad. Estaba todo el trabajo hecho, no tenías sensación de responsabilidad y los diez días yo iba de un sitio para otro. Y este año estábamos con el tema de la adopción, podía haber venido en junio o julio, pero ya habíamos hablado de que en esos cinco días había que estar donde había que estar. Ha habido una familia que nos ha echado un cable con el chiquillo cuando ha sido necesario, tengo un marido que es fallero y sabe lo que es y es complicado porque luego llegaba la noche y quería estar con mi hijo. Pero llegas a la 1 a casa muy cansado y sabes que a las 3 va a sonar la alarma para darle el biberón, creo que es una experiencia tan bonita que al final superas eso y lo que haga falta. No queríamos fotografías porque no era el momento y estás en un papel protagonista, entonces intentabas ir con discreción. Ya está apuntado en la falla y todo, así que como me salga anti fallero no sé que hacer con mi vida si no le gustan las fallas (bromea). Esos cinco días era necesario estar ahí, la noche de la DANA estaba ahí con el niño y a la vez hablando con falleros por si caía alguna falla y bueno mientras tanto estaba despierto ahí mirando al niño.

Para acabar, hay una imagen que nos conmovió a todos y que creo representa estas Fallas. Que fue verte a ti y a la vicepresidenta Oltra llorando, que son lágrimas de emoción que sentimos todos los falleros de ver todos los monumentos plantados y demás, ¿Cómo fue ese momento con la vicepresidenta Oltra?

Ese día fue el mismo de la DANA. Yo no había dormido en toda la noche, hablando y viendo videos de las fallas a punto de caer. Luego por la mañana ves que todo va bien, decides lo de los jurados y cuando llega la mascletà ese cansancio acumulado y de repente hueles a pólvora pues al fallero le salen las emociones. Estamos aquí, hemos conseguido estar aquí y poca gente sabe lo que he padecido yo personalmente para llegar aquí. Y te giras, y ves que la vicepresidenta está llorando, nos miramos y, claro, no sabes lo que ella ha padecido también con esta pandemia. Al final nos abrazamos y emocionamos mucho, todos los falleros hablamos un idioma parecido que es muy complicado explicar. Yo no te voy a poder explicar por qué voy a la ofrenda y por qué me emociono. Entonces, entre dos falleros fue un momento muy emocionante. Han sido muchas emociones juntas. Han habido muchos momentos juntos, pero este fue el más especial. Son momentos de gran satisfacción, el poder recuperar ciertos abrazos, y había mucha gente de mi falla que hacía mucho tiempo que no la veía, por ejemplo, la fallera mayor, que no la veía desde la pandemia porque nuestro lugar común estaba cerrado durante año y medio. Lo que no había llorado en 18 meses salió en esos días, es un cóctel de emociones todo.

Archivado en:

Destacados