Encendido de luces, Fallas y sexismo

Les agressions masclistes en les principals festes populars són comunes, des dels rols assignats fins a la participació activa

Guardar

Las fiestas populares, por desgracia, son a veces un paraguas donde esconder violencia machista. Aunque el problema es más profundo y anterior, desde el caso de La Manada asegurar la seguridad de las mujeres y la promoción de la igualdad ha cobrado protagonismo en fiestas de todo el Estado. Las Fallas de València, con una afluencia estimada alrededor de los 2 millones de personas, entra en la categoría.

Las Fallas abarcan un amplio catálogo de actividades, desde la visita a los documentos a las discotecas o verbenas en las calles. Con ese contexto, un estudio de la Universidad de Pamplona llevado a cabo el año pasado, constató que entre 2004 y 2017 hubo, durante las Fallas, 64 denuncias contra la libertad sexual. La mayoría de estas, 22, se realizaron el último año, lo que revela una creciente sensibilización con el problema. En el mismo período en San Fermín se denunciaron 74 y en El Pilar 52.

'Los Puntos violeta tendrán actividad de 22 a 4h'

Una forma de visibilizar, sensibilizar y atender a las posibles víctimas es con los Puntos Violeta. Durante estas Fallas, la Concejalía de Igualdad y Políticas Inclusivas instalará dos; uno en la Estació del Nord y otra en la calle Cavallers. Su motivación es la de, en una situación de proximidad, informar e intervenir antes posibles casos de abuso o violencia sexual. Estos espacios seguros, que contarán con la presencia de dos profesionales especializados, estarán todas las noches de la semana fallera de 22 a 4h. También desde ONGs, como Alanna, se llevan a cabo Puntos Violeta. Esta asociación, que colabora con la falla Sevilla-Dènia para sensibilizar sobre la problemática de la violencia de género, instalará un punto en la falla.

Desde la Universitat de València, del Centro de Estudios sobre la Cultura, el Poder y las Identidades, se ha publicado el “Informe de Análisis de las Fallas de la ciudad de València desde una perspectiva de Género”, que estudia el papel de la mujer a nivel de participación y representación. “Después del análisis del último año, podemos afirmar que pese a los avances de los últimos años en igualdad de género en las fallas, aún hay una gran diferencia en la participación y en los roles de hombres y mujeres”, detallan en las conclusiones. Narran, además, como la admisión de la violencia y agresiones durante las Fallas se encuentran una “resistencia a ser aceptadas”, en parte por no ir “en contra del espíritu festivo” y no “crear una mala imagen de València”. Esto, sin embargo, es un obstáculo para que las mujeres y todo el abanico de la diversidad sexual, que compone más del 50% de la población, pueda disfrutar de las fiestas totalmente seguras. Sumado, además, a los problemas de conciliación familiar.

Un 96% han sufrido violencia machista en el ocio nocturno

Tras la conclusión de este estudio, las responsables lanzan unas propuestas para avanzar en unas fiestas igualitarias, como es promocionar la participación activa e igualitaria de las mujeres o estimular la producción de llibrets desde una perspectiva de género.

Según el estudio Noctá[email protected] de la Fundación Salud y Comunidad, las cifras de delitos sexuales son muy elevadas. En el mundo del ocio nocturno, un 97% de las ciudadanas declaran haber tenido que soportar comentarios sexistas, un 86% acoso tras negativas, un 81% tocamientos y un 44% se han visto acorraladas. Además, un 22% de las mujeres encuestadas fueron violadas en algún momento tras salir de fiesta. Ninguna sociedad ni manifestación cultural que pretende ser igualitaria puede permitir eso y dentro de este contexto entran parte de las principales manifestaciones populares del país, como la Feria de Sevilla o las Fallas.

Los Puntos Violeta son, pues, una primera acción a nivel institucional “palpable”, tras anunciar el año pasado el plan de avanzar hacia unas fiestas más inclusivas. La Concejala de Igualdad, Isabel Lozano, anunció con la presentación del estudio que estaban ante “una oportunidad de continuar hacia la participación de las mujeres”, romper estereotipos y conseguir de las fallas una “reivindicación de la igualdad”.

Archivado en:

Destacados