El Consell aprueba el anteproyecto de Ley de Comercio Sostenible

Guardar

Comercio local de Paiporta
Comercio local de Paiporta

El Pleno del Consell, a propuesta de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, ha aprobado el anteproyecto de Ley de la Generalitat de Comercio Sostenible.

Esta ley tiene como objetivo ordenar y fomentar la actividad comercial sostenible en el ámbito territorial de la Comunitat Valenciana. Además, la norma tiene entre sus objetivos la regulación de las áreas de promoción económica urbana.

La ley responde a la necesidad de regular el comercio de la Comunitat Valenciana, de forma que atienda a los nuevos requerimientos del sector. Al mismo tiempo facilita una política comercial adaptada a las exigencias actuales que transcienden del terreno meramente económico.

La norma también actualiza conceptos e introduce nuevos instrumentos legales para su desarrollo sostenible, tanto desde el punto de vista social, como de los económicos y medioambientales.

Por eso, el texto del anteproyecto se ha redactado bajo la consigna de la sostenibilidad. Es decir, el comercio tiene que ser sostenible como actividad empresarial creadora de ocupación permanente y estable. Además, tiene que asegurar en la población un suministro seguro, accesible y arraigado en el territorio.

Esta nueva ley promueve el comportamiento socialmente responsable de las empresas para que contribuyan al desarrollo sostenible y orienta la actividad comercial, incorporando actuaciones de fomento dirigidas a conciliar el crecimiento económico y la competitividad, con la protección del medio ambiente y los valores y demandas sociales.

La norma regula, entre otros aspectos, las relaciones entre el comercio y el territorio atendiendo a lo que se puso de manifiesto en el proceso de elaboración y aprobación del Plan de Acción Territorial Sectorial del Comercio de la Comunitat Valenciana (Patsecova).

También establece los principios y condiciones generales del ejercicio de la actividad comercial, la denominada gobernanza, así como un régimen de infracciones y sanciones.

Así mismo, introduce nuevas formas de gestión comercial y de sus espacios. En este sentido, regula las áreas de promoción económica urbana (APEU), en vigor en algunos países europeos (los llamados BID), y que tienen que ayudar a mejorar sinergias entre los diferentes formatos comerciales y a dar nueva vida comercial a los espacios urbanos consolidados.

En el desarrollo del anteproyecto se ha perseguido un objetivo unificador. Esto es, la actualización, aclaración y armonización de las distintas disposiciones legales que actualmente inciden en este ámbito. Gracias a ello se ha logrado un nuevo texto, completo y sistemático en que se han eliminado aquellas cláusulas redundantes o que parecían contradictorias.

Archivado en:

Destacados