¿Es posible la convivencia entre el ocio nocturno y el descanso de los vecinos?

En el día de ayer, hosteleros y Controla Club lanzaron una campaña para promover el civismo y el "respeto" en el ocio nocturno

Guardar

Presentación de la campaña Respect
Presentación de la campaña Respect

Los problemas con el ruido provocado por botellones o la apertura de establecimientos nocturnos en las últimas semanas han reavivado uno de los debates que más presentes estaban antes de que empezara la pandemia. La convivencia entre el descanso vecinal y el ocio nocturno siempre ha sido un problema. Sin embargo, en la jornada de ayer Hostelería Responsable en Honduras/Blasco Ibáñez, junto con la Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia y la ONG Controla Club unieron su voz para concienciar sobre el problema del botellón con una campaña para promover el civismo y el respeto en el ocio nocturno.

Bajo el lema 'RESPECT. Disfruta de tu ocio respetando la ciudad', la campaña fue presentada este martes ante representantes de colectivos sociales, empresariales, culturales y universitarios, con el objetivo de lanzar un mensaje para promover "las conductas responsables" en el ocio nocturno.

El acto supone el pistoletazo de salida a una batería de acciones que pretenden "responder a la expansión de los botellones en Valencia en los últimos meses" y "activar un debate entre el colectivo juvenil sobre la necesidad de reconducir el problema", contando con la participación de prescriptores, líderes de opinión e influencers juveniles y "tomar conciencia de la gravedad de la situación actual", han avanzado los organizadores de la campaña en un comunicado.

Durante la presentación, desde la Asociación de Hostelería de Blasco Ibáñez y la Coordinadora, señalaron que "el final del 'toque de queda' provocó un estallido de socialización y diversión por parte del conjunto de la sociedad, pero muy especialmente del colectivo juvenil, que celebró de forma exultante y eufórica el final del confinamiento y el toque de queda por las noches".

Según expusieron, a ello, se sumó el cierre de los locales de ocio y "la ausencia de cualquier alternativa de ocio reglado, que provocó la explosión del botellón y la saturación de escenas dantescas de vandalismo, altercados y violencia callejera que han provocado una auténtica conmoción social, agravadas por las trágicas consecuencias de la quinta ola".

En este contexto, 'RESPECT. Disfruta de tu ocio respetando la ciudad' contará con el apoyo de más de 100 locales de ocio de València, 50 disc jockeys, influencers, ONGs, asociaciones de consumidores, asociaciones de Erasmus y estudiantes, entre otras, y con el hastag #RespectValencia, quiere convertirse en la campaña viral sobre las conductas responsables más importantes que se hayan hecho, hasta ahora, en la ciudad.

Su intención es "activar un debate participativo a través de los canales digitales que permita interactuar con el público joven, conociendo sus necesidades y demandas, pero trasladándoles su parte de responsabilidad para proteger la convivencia ciudadana", han explicado desde la organización.

Al mismo tiempo, en la calle, mediadores sociales interactuarán con la gente para obtener un diagnóstico sobre las prioridades y necesidades de los más jóvenes, acometiendo un estudio sobre los botellones en tiempos de Covid y transmitiendo un mensaje de responsabilidad.

Además, los organizadores de la campaña esperan que se puedan crear grupos de trabajo con los responsables el Ayuntamiento y la Generalitat e iniciar una nueva etapa para "abordar un conflicto que exige recursos públicos para proteger la calidad de vida de los vecinos, ofrecer alternativas de ocio a los jóvenes y dar seguridad al principal sector de la economía de la comunidad".

CIFRAS BOTELLÓN COMUNITAT VALENCIANA Y VALENCIA

Desde la organización han recordado datos del Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones correspondientes a 2019-2020, según los cuales, el 10,6% de la población de la Comunitat Valenciana de entre 15 y 64 años hizo botellón, lo que supone más 350.000 en la Comunitat Valenciana, y más de 56.500 en ciudad de València.

En cuanto al perfil de la edad que más practica el botellón, este se sitúa en la franja de 15 a 19 años, teniendo en cuenta que el 51,8% de los jóvenes, unos 134.000, han hecho botellón, según el mismo estudio del Observatorio.

Por su parte, un reciente estudio de la ONG Controla Club y la Coordinadora de la Hostelería de los Barrios de Valencia que recaba la opinión de autónomos y empresarios del sector del ocio y la hostelería en la ciudad de València señala que "en estos momentos, los problemas de seguridad, de hurtos, altercados, atracos y violencia se han incrementado un 51,8%".

Según este estudio, "el 84,2% de las personas encuestadas consideran que el botellón es el principal problema que agrava los problemas de seguridad como principal factor de riesgo en la ciudad". Para la asociación de Honduras-Blasco Ibáñez y la Coordinadora, "la crisis de los macrobotellones del Covid ha generado un conflicto social, mediático, económico y político sin precedentes".

Se trata, subrayaron, de un fenómeno que tiene más de 20 años de historia y que pone en "evidencia la urgente necesidad de abordar una de las asignaturas pendientes de la sociedad, como es el debate social sobre el civismo y el respeto al espacio público, con el que debe de comprometerse el conjunto de la sociedad para evitar la degradación de la vida nocturna, siendo como es tan importante a nivel económico, turístico, cultural y social".

Archivado en: