Soler logra que el reparto de los Fondos Covid se haga de acuerdo al criterio de población pero no soluciona el problema de la infrafinanciación

Dels 13.486 milions dels fons europeus, la Comunitat rebrà 1400 milions a partir de setembre

Guardar

vicent soler
vicent soler
El Consejo de Ministros aprobó ayer el decreto que especifica el importe que cada comunidad autonóma recibirá de los conocidos Fondos Covid, provenientes de la Unión Europea.Se trata de unas transferencias extraordinarias que llegarán a las autonomías para compensar el gasto económico que han tenido que hacer frente a causa de la pandemia.Además, estos fondos también se invertirán en reforzar las políticas sociales y el modelo sanitario y educativo de cada región.En el caso valenciano, del total de los 13.486 millones de estos fondos, la Comunitat recibirá 1.400 millones. De esta forma, se convierte en el cuarto territorio, por detrás de Andalucía, Cataluña y Madrid, que más dinero percibirá.Así, el decreto detalla cómo y cuándo llegarán estos fondos a la Comunitat. El texto contempla que el reparto se hará en dos fases. En la primera, que será en septiembre, las comunidades recibirán el 70% del montante que se les ha adjudicado; mientras que en la segunda fase, en noviembre, recibirán el 30% restante.

El reparto de los 13.486 millones

El reparto, tal y como demandaba Vicent Soler, conseller de Hacienda y Modelo Económico, se ha hecho no siguiendo el criterio del PIB, sino el de la población ajustada, es decir, teniendo en cuenta el peso que tienen en cada territorio diversos factores como la población por edades, el número total de habitantes, la superficie, la dispersión o la insularidad.De este modo, aplicando el concepto de la población ajustada se pretende que todas las autonomías reciban los mismos recursos por habitante. "Nuestra propuesta es que el grueso de los recursos se distribuyan en base a los criterios de población ajustada para que cada autonomía disponga de recursos suficientes", explicaba Soler.En este sentido, el conseller criticaba la idoneidad de repartir estos fondos de acuerdo con el PIB de cada autonomía, ya que "el nivel de renta no refleja las necesidades de gasto que cada comunidad autónoma tenga que afrontar y provocará desigualdades todavía mayores entre los territorios ricos y pobres, fomentando una recuperación a dos velocidades".

Fondos dirigidos a la industria

El conseller de Hacienda también pidió en la Conferencia Sectorial del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) que cada comunidad pudiera repartir aquellos fondos que iban dirigidos a la industria atendiendo a las características que tiene este sector en cada territorio.En concreto, en el tejido industrial de la Comunitat tienen una gran importancia los sectores del textil, el calzado o la cerámica. Por ello, Soler apuesta por que una parte de los fondos vayan a parar directamente a proyectos de estos sectores "que tanto lo necesitan"."Sería algo así como diseñar unos Perte autonómicos", apuntó el responsable de Hacienda en el ejecutivo valenciano. De esta forma los Perte (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica) permitirán incidir "en las características y peculiaridades que se deben atender", afirmó.En la misma Conferencia Sectorial, Vicent Soler también defendió que el reparto de estas ayudas debía ser por territorios, dentro de las mismas CCAA, para que lleguen también a los ayuntamientos de los pequeños municipios y "estas administraciones no tengan que competir con otras entidades más grandes".Además, el conseller recordó la importancia de la estructura municipal, ya que las corporaciones locales son las más próximas a la ciudadanía por lo que "los negocios, las empresas y ayuntamientos más pequeños deben ser tenidos en cuenta".Asimismo, también ha solicitado que se valore en el diseño de las ayudas la despoblación y la congestión demográfica, "dos fenómenos demográficos y sociales que se dan en la Comunitat Valenciana".

Persiste el debate de la infrafinanciación

Sin embargo, la llegada de estos fondos europeos ha vuelto a poner el foco sobre la infrafinanciación de la Comunitat, un problema que aún se encuentra en busca de una solución.Por esta razón, la Comunitat Valenciana y Andalucía defendieron en la reunión junto al gobierno central que una parte de estas transferencias extraordinarias se destinará a eliminar las diferencias de financiación que hay entre las comunidades y se pudiera igualar el sistema de las regiones infrafinanciadas, como es el caso de València, con la media española.Aún así, esta propuesta fue rechazada por varias autonomías como la Comunidad de Madrid."No es posible que para garantizarles a los valencianos y valencianas unos servicios públicos equivalentes a los de la media española tengamos que seguir aumentando nuestro endeudamiento porque tenemos un sistema que penaliza de manera estructural a la Comunitat Valenciana", indicó Vicent Soler.
Destacados