Sánchez calma los ánimos en los días previos a la manifestación por una financiación justa

Puig se muestra “muy satisfecho” por el compromiso adquirido por el presidente de "aprobar, negociar y acordar" un nuevo sistema de financiación autonómica

Guardar

Ximo Puig y Pedro Sánchez, en la clausura del Congreso del PSPV
Ximo Puig y Pedro Sánchez, en la clausura del Congreso del PSPV

El ansiado cambio del modelo que infrafinancia a la Comunitat Valenciana da un nuevo paso para convertirse en una realidad. O, al menos, eso hace presagiar el compromiso que este pasado fin de semana adquirió el presidente Pedro Sánchez ante su homónimo autonómico y pieza destacada dentro del socialismo, Ximo Puig.

Durante el acto de clausura del 14 Congreso Nacional del PSPV-PSOE, Sánchez se comprometió a "aprobar, negociar y acordar" un nuevo sistema de financiación autonómica. Así lo manifestó el presidente al tiempo que garantizaba que la Comunitat Valenciana contará, mientras el nuevo modelo no sea una realidad, con recursos para mantener la "cohesión social de los ciudadanos”.

Unos recursos que se establecerán con un reparto de fondos europeos que ya ha sido puesto en cuestión por autonomías como la de Madrid. Su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, estudia llevar a los tribunales al Gobierno central por el reparto de los fondos europeos, al considerar que existe falta de "equidad" al beneficiar al territorio valenciano.

211114 Clausura 14 Congreso (1)
Pedro Sánchez y Ximo Puig en la clausura del Congreso del PSPV

“Un paso adelante”

Sea como sea, el president de la Generalitat y líder del PSPV, Ximo Puig, que reivindicaba ante el propio Sánchez la necesidad de reformar la financiación autonómica, se mostraba “muy satisfecho” con el compromiso adquirido.

Al respecto, aseguraba que se trata de “un paso adelante” y hacía un llamamiento a lograr “un acuerdo territorial, ideológico y político” para que sea realidad, pidiendo al Partido Popular que “se comprometa” a acordar el nuevo sistema de financiación. Por ello afirmaba que el PP, "un partido que dice ser de gobierno aunque muchas veces no parece o no hace cosas como un partido de gobierno", tiene que "comprometerse" para acordar la financiación y que el nuevo modelo permita mantener el Estado del Bienestar y la igualdad entre ciudadanos.

Al respecto recordaba que la financiación "no la puede resolver sólo el Gobierno, ni un grupo político, ni un grupo parlamentario", por lo que insistía en que la solución para conseguir este objetivo "constitucional" es que haya "un acuerdo de base territorial, ideológica y política".

“Únicamente una frase”

Desde la formación ‘popular’, la síndica en Les Corts, Mª José Catalá, criticaba ayer que el president "solo le arrancara a Pedro Sánchez una frase sobre financiación", recordando que el nuevo modelo "ya debería estar sobre la mesa del consejo de ministros". "Sánchez ha vuelto a decepcionar. La última vez que estuvo en la Comunitat Valenciana nos dedicó únicamente una frase y esta vez, en un discurso de más de 30 minutos, solo dijo que la financiación está de camino. No es aceptable, es insultante", aseveraba Català.

Para la representante del Partido Popular “llevamos años con un modelo caduco, que se aprobó con el Gobierno socialista de Zapatero, que es el gran lastre económico de la Comunitat Valenciana y que ha llevado al tripartito botánico a inventarse 2.300 millones de euros para el presupuesto del año que viene”.

Una de las movilizaciones reivindicanto una financiación justa
Una de las movilizaciones reivindicando una financiación justa

Previa a la manifestación unitaria

Este anuncio por parte de Sánchez llega a solo unos días de una nueva movilización unitaria, prevista para el sábado 20 de noviembre en Alicante, Castelló de la Plana y València contra la infrafinanciación autonómica, una convocatoria de la plataforma Per un Finançament Just que se celebrará cuatro años después de la gran marcha de 2017 y que se prevé, de nuevo, multitudinaria.

Puig anunciaba hace unos días que asistirá a esta jornada ya que, a su juicio, es necesario visibilizar el "problema valenciano" y la necesidad de buscar fórmulas de financiación que garanticen la igualdad entre españoles. "Para mí, la manifestación del sábado es de unidad de los valencianos ante un problema que es del conjunto de la ciudadanía y es la visibilización ante las fuerzas políticas de España, pero también sociales, sindicales y empresariales, de qué es necesario articular una respuesta lo más inmediata posible", aseveraba.

Desde el PP, la propia Mª José Catalá insistía, al respecto de la marcha, que “la financiación justa es una reivindicación social más allá de política, y es una lástima afrontar una semana tan importante con una sola frase. La financiación no debería estar llegando, debería estar sobre la mesa del consejo de ministros. El nuevo modelo debería haber llegado hace años. Se demuestra la debilidad del PSPV".

Destacados