Ribó anuncia una ordenanza de derechos sociales de acceso a la vivienda, luz, agua y necesidades básicas

Guardar

València dispondrá de una ordenanza municipal de atención social para que queden cubiertos como derechos los gastos de vivienda, la alimentación, el acceso a la energía eléctrica y el agua y la intervención en caso de desahucios a aquellas familias en una situación más desfavorable. Así lo ha anunciado Joan Ribó, candidato de Compromís para revalidar la Alcaldía de València, en un acto en Orriols junto con vecinos y vecinas del barrio y con la participación también de Joan Baldoví, número 1 de la lista electoral de la coalición valencianista al Congreso. Las políticas sociales en los barrios de la ciudad y la defensa en Madrid de los intereses valencianos han centrado las intervenciones de los dos líderes en un acto que ha contado con la participación de cerca de 300 vecinos y vecinas.

Ribó ha puesto en valor la importancia de los barrios y de las personas para el Govern de la Nau, motivo por el cual, ha recordado, actos como el de hoy han servido durante el último año para rendir cuentas a la ciudadanía, en barrios como Orriols, Torrefiel o Benicalap, sobre todo lo ya hecho y sobre todos los retos que quedan por abordar en nuestra ciudad. Retos como la atención social, “una apuesta firme” del gobierno progresista que el alcalde se ha comprometido a reeditar para consolidar el cambio en la ciudad.

Por eso, otro anuncio que ha hecho se ha centrado en los cuatro nuevos centros de servicios sociales con que contará la ciudad: el de la Saïdia, ya en marcha, que atiende a 40.000 personas y desdobla el de Salvador Allende para ofrecer un servicio más eficiente; el de la calle de la Reina, en el Cabanyal, que como mucho en un año estará en funcionamiento; el de Benicalap, que atenderá a 40.000 personas optimizando a la vez la atención que se ofrece en el de Campanar, que pasará de cubrir 90.000 a 50.000 vecinos y vecinas; y el de las Naves de Ribes, en el Parque Central, que incluirá un centro de jóvenes para la inserción socio-laboral y un edificio para hacer un seguimiento más próximo a las personas usuarias.

“Estos cuatro centros municipales de servicios sociales nos permitirán complementar las políticas centradas en las personas que llevamos ejecutando desde 2015 en València, una València donde ya no se corta la luz ni el agua a las familias que no las pueden pagar y donde hemos intervenido para evitar, solo entre el año pasado y el que llevamos de este, 350 desahucios de familias que no podían pagar la hipoteca”, ha explicado Ribó, que ha destacado que “el derecho a la vivienda es crucial y por eso nos hemos acogido a un crédito del Banco Europeo de Inversiones para construir viviendas de alquiler asequible y, además, en el próximo mandato, pondremos en marcha una entidad mixta para construir 600 viviendas más de alquiler asequible”. Por otro lado, ha mencionado las ayudas en materia de vivienda que su gobierno ha ido concediendo en los últimos años: 1,3 millones para evitar el desahucio de más de 2.000 familias, ayudas a 125 familias para entrar a vivir en una nueva vivienda, más de 650.000 euros para ayudar con las deudas de alquiler a 852 familias, más de 238.000 euros para evitar el desahucio de 484 familias por impagos a la comunidad y ayudas para atender a 535 familias con alojamiento de emergencia por la pérdida de su vivienda (por valor de más de 284.000 euros).

Junto con todas estas medidas, Ribó también ha destacado la importancia de las ayudas a domicilio, dotadas con dos millones de euros más (hasta llegar a los 13,3 millones) para atender en sus necesidades básicas a personas que no pueden salir de su casa. También ha destacado las ayudas a la dependencia, impulsadas por la candidata de Compromís a la Presidencia de la Generalitat, Mónica Oltra.

Además, ha anunciado que las ayudas ‘Menjar a Casa’, con que se atienden a 427 personas, “se incrementarán hasta atender al millar de personas y no solo a personas mayores sino también a personas con diversidad funcional, para que todas puedan comer en su casa, con una dieta sana y equilibrada”. Por último, ha recordado que con la teleasistencia, a la que se ha destinado medio millón más (superando en total los 1,55 millones) se atiende a 5.350 personas y ha resaltado que las ayudas directas se han duplicado (llegando a los 5,2 millones de euros) y que ya no hay colas para repartir comida porque ahora cada familia tiene su propia tarjeta para hacer la compra de comida en el supermercado sin tener que continuar siendo estigmatizadas. “Estas son buenas inversiones para los valencianos y las valencianas y no las de la Fórmula 1”, ha afirmado el alcalde.

Compromís, garantía de la defensa de los intereses valencianos en Madrid

Por su parte, Baldoví ha destacado el trabajo realizado en los últimos cuatro años por los gobiernos con Compromís. “En solo cuatro años hemos dejado de ser el paraíso de los corruptos para ser reconocidos incluso por Europa por nuestra lucha contra la corrupción”, ha explicado; en el ámbito económico, también ha destacado las políticas sociales hechas pese a la infrafinanciación: “con lo que nos da el Estado hemos podido cubrir urgencias y hemos podido quitar el copago y hacer que ya no se tengan que pagar los libros, pero imaginemos qué podríamos haber hecho si nos hubieran dado todo lo que nos tocaba”.

También ha defendido la importancia de conseguir un grupo parlamentario propio en Madrid, “porque mientras otros quieren hablar solo de Catalunya, lazos y banderas, nosotros queremos hablar de València, de barrios como Orriols, de blindar pensiones, de los intereses valencianos… Esto es muy importante porque, además, los diputados y diputadas de Compromís no nos equivocamos nunca cuando hay que apretar el botón y votar en el Congreso, porque nadie nos dice qué tenemos que votar y siempre votamos por los intereses valencianos”.

Destacados