Mulet (Compromís): "No tenemos reciprocidad de las TV autonómicas porque el PSOE no quiere"

Guardar

El senador de Compromís, Carles Mulet, ha reclamado este miércoles que se garanticen y prevean las soluciones técnicas y legales necesarias para que las comunidades que quieran activar procesos de reciprocidad o emitir en sus territorios canales de otras autonomías con vínculos históricos o lingüísticos, puedan hacerlo.Mulet ha venido insistiendo al Gobierno central medidas para hacerlo posible, y este, en reiteradas respuestas parlamentarias, siempre le dice que "no contempla dotar de más múltiplex para hacerlo posible, pero que no pone ningún impedimento para que puedan emitir televisiones autonómicas vecinas dentro del sistema disponible", ha recuerda el senador de Compromís.Para Mulet esto se traduce en que "la administración central ha dejado bien claro que la competente es la valenciana", apunta en un comunicado."Madrid por tanto no pone obstáculos a que la administración autonómica haga realidad la reciprocidad de medios, algo bien regulado y factible, de forma que quien tiene las competencias es la responsable de dar una respuesta a esta petición cultural histórica", ha señalado el portavoz en el Senado.Mulet ha apuntado que las competencias para desarrollar estas políticas recaen directamente en Presidencia de la Generalitat. "Mañana mismo se podría firmar un acuerdo para hacer posible las emisiones de las televisiones públicas de las Baleares, Aragón y Catalunya en el País Valenciano y para que À Punt se pudiese ver en estas CCAA; o bien rescatando los canales valencianos cedidos a cadenas privadas de nula calidad, o bien comprimiendo la señal de los canales existentes en el múltiplex, como ha optado Baleares", ha argumentado.Para el representante de la coalición valencianista, "ahora toca centrarnos en el espacio radioeléctrico y los múltiplex. Para ello tan solo es necesaria la voluntad política porque técnicamente es posible" y ha pedido "menos demagogia con que los contenidos están todos accesibles en el hiperespacio y más coherencia con los tratados que firma el país, pues las lenguas con menos hablantes corren el riesgo de desaparecer de la oferta de las distintas plataformas y soportes de forma irremediable, hasta que acaben extinguiéndose".Para Mulet, "cada día que pasa mientras se hace negocio con el espectro, aumentan las limitaciones técnicas para planificar múltiplex adicionales y hacer posible la llegada de televisiones de comunidades autónomas cercanas y con vínculos culturales", a las que no se pudo dar respuesta en todos los casos con la actual regulación de la TDT.Desde la coalición lamentan "la poca ambición del Gobierno en la digitalización de los medios y las preferencias del Gobierno central, que escucha más a las empresas de telecomunicaciones y sus cuentas, que a los derechos de los ciudadanos a la información y a la calidad".En su opinión, "el Gobierno debe apoyar de forma decidida la creación audiovisual en las distintas lenguas del Estado, proyectos y contenidos comunes y Presidencia dar órdenes para que se puedan ver estos canales en la oferta televisiva".Para Mulet, "si no se ve TV3, IB3 o Aragón TV en el País Valenciano es porqué quien tiene las competencias no quiere, o sea, el PSOE". Según el senador, "técnicamente es muy fácil, económicamente insignificante y legal al 100%. Madrid nos abre una puerta, que no es la ideal, pero que si soluciona de momento el apagón".Por ello, le "cuesta entender que el departamento autonómico con competencias para poder hacerlo efectivo, en más cinco años no haya presentado ningún avance". Mulet cree que "desde el PSOE no se quiere hacer posible esta reciprocidad para continuar manteniendo su privilegiado 'chiringuito' mediático alimentado con dinero público. Parece que no les gusta que se vean nuevas televisiones, que no pueden subvencionar con dinero público valenciano y no les harán propaganda. No les interesa", ha remarcado.Desde su punto de vista, resulta "increíble" que se puedan ver decenas de canales de todo tipo, emitiendo en castellano, y las cadenas públicas, que emiten en valenciano todo o parte de su programación, aunque sea testimonial en el caso aragonés, no se pueda ver en el territorio valenciano."No solamente nos preocupa por la normalización de nuestra lengua, también porqué creemos que, si en las comunidades vecinas que comparten lengua con nosotros, acostumbrarse a ver a À Punt sería una carta de promoción de nuestro territorio brutal, del cual se vería beneficiado uno de nuestros motores económicos como es el turismo", concluye Mulet en un comunicado.
Destacados