Marzà acusa a la derecha y ultraderecha de "usar el discurso de la imposición del valenciano" para "vivir de la política"

Guardar

vicent marza
vicent marza
El conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, ha considerado que "el discurso de la imposición lingüística" del valenciano "que usan la derecha y la ultraderecha es el claro ejemplo de cómo utilizar la visibilidad que te da estar en política para ir en contra de los intereses de la ciudadanía". "Hay quien utiliza la política para seguir viviendo de la política", ha aseverado.Así lo ha manifestado el titular de Educación en una entrevista concedida a Europa Press en la que ha expuesto su visión sobre la situación de la enseñanza plurilingüe en la Comunitat Valenciana.Marzà ha defendido la necesidad de que los alumnos de este territorio dominen las dos lenguas cooficiales --castellano y valenciano-- y un tercer idioma extranjero, inglés, y ha subrayado que, "poniendo en el centro al alumnado y siguiendo los criterios académicos estamos haciendo lo que toca"."Desde esa tranquilidad afronto las luchas partidistas que intentan sublevar, pero la realidad es que hay un 93% de los centros de Secundaria que han aprobado sus planes lingüísticos con mayoría de dos tercios en los consejos escolares. Es más el ruido que se hace que la confrontación real", ha dicho el conseller, quien, no obstante, ha reconocido que ese debate "existe porque se alienta desde hace muchos años". "Por mi parte, --apostilla-- encontrarán diálogo".Preguntado por las protestas que se han llevado a cabo en algunos puntos de la Comunitat, como la comarca alicantina de la Vega Baja contra "la imposición del valenciano", Marzà ha señalado que hay "desinformación" y que "cuando se baja a la realidad de los centros y se escuchan argumentos pedagógicos se avanza y se superan conflictos que se alientan por interés partidista". "La confrontación no tiene sentido", insiste.En esta línea, e interrogado por declaraciones sobre la educación en la Comunitat Valenciana que hacen políticos de ámbito nacional del PP, Cs y Vox o del recientemente nombrado director de la Oficina del Español de Madrid, Toni Cantó, ha resaltado que su discurso es "el claro ejemplo de cómo utilizar la visibilidad que te da estar en política para ir en contra de los intereses de la ciudadanía"."Cuando uno está en política es para progresar y mejorar la vida de la gente", ha dicho Marzà, quien, sin embargo, cree que hay quien "quiere utilizarla como una plataforma para continuar viviendo de la política, aunque sea a costa de confrontar a la gente".

"DEBATES ESTÉRILES"

En la misma línea, ha considerado que esto es lo que hacen "la derecha y la extrema derecha para no hablar de lo que realmente le importe a la gente". "¿De verdad le interesa a los niños y niñas los debates estériles que plantea la extrema derecha o les interesa las becas comedor, el acceso a la educación de 0 a 3 y la oportunidad de aprender lenguas?", ha planteado.Y ha rematado: "Eso es la vida de la gente y nosotros hacemos política para la vida de la gente, mientras que hay quien utiliza la política para seguir viviendo de la política utilizando esos discursos para que la gente vote en clave de nervio y confrontación. Y lo hemos visto claramente en las elecciones de Madrid", ha apostillado.En todo caso, ha recalcado que él "no va a entrar así porque esos marcos solo alimentan el bluf de la política: que una gente privilegiada viva de esto en contra de los interese de la mayoría".
Destacados