“La nueva Ley de Vivienda fortalecerá las políticas que ya hemos desarrollado en el Botànic”

Por el momento, 83 municipios de la Comunitat Valenciana se considerarán zonas tensionadas

Guardar

Vivienda en alquiler
Vivienda en alquiler

PSOE y Unidas Podemos han llegado a un acuerdo. La nueva Ley de Vivienda, que será aprobada por el Consejo de Ministros en las próximas semanas, regulará, entre otras cuestiones, el precio del alquiler de los grandes tenedores e impondrá, además, un recargo para los pisos vacíos. “Una norma que, de acuerdo con los datos que maneja el Gobierno, se podría aplicar a 150.000 pisos, “ya que son los que están en manos de grandes propietarios constituidos como personas jurídicas”, ha señalado la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez.

Pero, ¿en qué consistirá la nueva Ley de Vivienda? A grandes rasgos, una vez aprobada la norma, y siempre y cuando la activen las comunidades autónomas, obligará a los grandes tenedores – esto es que tengan más de 10 viviendas en propiedad – a bajar los alquileres en base al índice de referencia para todos los contratos en las zonas de mercado tensionadas. Para definir estas zonas, las comunidades autónomas serán las encargadas de solicitar esta declaración.

Esta norma no afectará a los pequeños propietarios, aunque aquellos que decidan bajar los precios, contarán con ventajas en el IRPF, con el objetivo de que “contribuir a contener la subida del alquiler”.

Sin embargo, no será la única medida que se aplique. Y es que para las viviendas vacías de los grandes tenedores, se ha propuesto un recargo del IBI de hasta el 150% – en este caso, serán los ayuntamientos quienes se encargarán de su aplicación –; mientras que para ampliar el parque público se ha establecido la obligatoriedad de reservar un 30% de las viviendas para vivienda protegida, de las que el 15% se destinará a alquiler social.

El Govern del Botànic se adelanta a la nueva ley

Tal y como ha explicado el secretario autonómico de Vivienda, Alejandro Aguilar, a este diario, “esta nueva ley fortalecerá las políticas de protección de la vivienda que ya ha desarrollado el Govern del Botànic”. De hecho, cabe recordar que el recargo del IBI (Impuesto sobre los Bienes Inmuebles) a las viviendas vacías ya se había aprobado en la Comunitat Valenciana; así como la regulación del precio del alquiler en aquellas zonas con necesidades habitacionales. 

“Dentro de las competencias autonómicas, el Botànic ya estaba trabajando para garantizar, sobre todo a los colectivos más vulnerables, el acceso a una vivienda digna, a un precio justo y combatir la especulación”, ha puntualizado Aguilar.  En este sentido, ha recordado que la Comunitat Valenciana también cuenta con una unidad de ayuda para situaciones de desahucio.

En definitiva, como ha expresado también el vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Héctor Illueca, “esta nueva ley nos ha pillado con lo deberes hechos. Primero, con la Ley de Función Social de Vivienda, pero también con todas las políticas que estamos impulsando para garantiza el derecho a una vivienda”. 

En este sentido, Illueca ha calificado estas medidas como “valientes”, y ha avanzado que se aplicará a un total de 83 municipios de la Comunitat Valenciana. Aun así, todavía se desconoce cuáles serán los criterios para declarar a un municipio o área como zona tensionada, pero lo que está claro es que “será necesaria la colaboración de los ayuntamientos para adaptar las medidas”.

Ribó pide a Illueca que ponga en marcha el reglamento para aplicar el recargo del IBI a grandes tenedores

El alcalde de València, Joan Ribó, ha celebrado el anuncio del Gobierno sobre la futura ley de la vivienda, y ha expresado su intención de iniciar los trámites para empezar a aplicar el recargo del IBI a los grandes tenedores “lo más pronto posible”. “Después del decreto que aprobó la Conselleria de Vivienda la semana pasada, València ya puede iniciar el camino para aplicar estas penalizaciones a los grandes propietarios. Si podemos hacerlo este año, lo haremos".

El Ayuntamiento de València dio luz verde a la modificación de las ordenanzas fiscales hace ahora dos años, cuando la Comisión de Hacienda aprobó un recargo del 30% en el IBI de los propietarios de diez o más viviendas en la ciudad. El consistorio estaba a la espera de un decreto de la Conselleria de Vivienda que regulara, entre otras cosas, qué se puede entender por vivienda vacía y por grandes tenedores. Ahora, con la reciente norma aprobada por el Consell, el consistorio ya cuenta con el apoyo legal para desarrollar sus ordenanzas fiscales. En el futuro, se verán complementadas por la nueva Ley de la Vivienda estatal.

200 millones de euros anuales para el Bono Joven

Por otro lado, el Gobierno lanzará el ‘bono joven’ para el alquiler de vivienda, que se incluirá en la norma, y beneficiará aproximadamente a entre 40.000 y 50.000 jóvenes. Dotado con 200 millones, estas ayudas, dirigidas a jóvenes de entre 18 y 35 años con rentas de trabajo e ingresos anuales inferiores a 23.725 euros, serán de 250 euros mensuales.

Además, en los casos de las familias más vulnerables, este bono joven podrá completarse con ayudas directas al alquiler de hasta el 40% de su valor.