El curso escolar arranca en la Comunitat Valenciana con un refuerzo de docentes y menos alumnado por aula

Marzà i Soler ha anunciat les claus organitzatives per al curs escolar 2021-2022, que contempla una major inversió per alumne

Guardar

presentacion inicio curso escolar vicent marzà
presentacion inicio curso escolar vicent marzà
La Comunitat Valenciana se prepara para el inicio de un nuevo curso escolar, esta vez con la presencialidad al 100% en todos los niveles y etapas educativas, pero sin olvidar que "no iniciamos un curso normal, sino que la pandemia todavía sigue presente y es imprescindible garantizar la máxima seguridad tanto del alumnado, como del personal de los centros educativos". Así lo ha explicado el conseller de Educación, Vicent Marzà, y el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, durante la presentación de las claves organizativas para el curso 2021-2022.De esta manera, se ha apostado tanto por un refuerzo de la plantilla con 5.042 docentes extra, que ayudarán a incrementar la atención del alumnado en tiempos de pandemia – 793 docentes extra en las comarcas de Castellón, 2.497 en las de València y 1.752 en las de Alicante – así como una inversión de 39,4 millones de euros en material de seguridad y limpieza, que se distribuirán en 6,2 millones para la limpieza y desinfección de los centros educativos de Secundaria y Bachillerato; más de 6,2 millones de euros para abastecer con más de 15 millones de mascarillas FPP2 al personal de los centros educativos; y 27 millones para gastos de funcionamiento de los centros y para el refuerzo del comedor escolar con la contratación de 3.000 monitores y monitoras.Asimismo, y teniendo en cuenta las consecuencias emocionales que ha provocado la pandemia de la Covid-19 entre la población joven, desde la Conselleria de Educación se ha creado un nuevo modelo de orientación educativa para el acompañamiento educativo y emocional del alumnado. En este sentido, el sistema de educación público contará con 1.452 orientadores y orientadoras – un 37,2% más que el año pasado – que "por primera vez se concentrarán, sobre todo, en Infantil y Primaria, pero también con seis Unidades Especializadas de Orientación que, conformadas por 101 especialistas, asesorarán a los equipos y departamentos de orientación de los distintos centros", ha señalado Marzà.Para completar este refuerzo del acompañamiento al alumnado, los centros educativos contarán con una Guía de acompañamiento emocional en tiempos de Covid, que servirá de orientación para superar las barreras emocionales provocadas por la pandemia; un nuevo protocolo de prevención de suicidios en el alumnado; y, por último, se está trabajando en un programa específico de salud mental y emocional para el alumnado, que abordará los efectos psicológicos y emocionales de la pandemia.

Protocolo Covid en los centros educativos

Teniendo en cuenta la experiencia positiva del año pasado, para el curso 2021-2022, que arranca este miércoles, 8 de septiembre, se ha elaborado un protocolo Covid para "seguir manteniendo la máxima prudencia". De esta manera, y con un contexto completamente diferente al del año pasado, dado que el personal de los centros educativos está inmunizado y el alumnado a partir de 12 años cuenta, al menos, con la primera dosis de la vacuna, se ha optado por el 100% de la presencialidad con grupos de convivencia estable en Infantil, Primaria y CEE; y separación de 1,2 metros en ESO, Bachillerato y FP.Además, la mascarilla será obligatoria para el alumnado a partir de 1º de Primaria en todos los espacios del centro, así como para el profesorado y personal no docente; y se mantiene la ventilación constante de las aulas y las entradas y salidas o escalonadas o con puertas diferenciadas para evitar aglomeraciones.Respecto al transporte escolar, el alumnado se desinfectará las manos antes de subir y bajar del autobús, será obligatoria la mascarilla a partir de 1º de Primaria y cada escolar tendrá un asiento asignado.En cuanto al comedor escolar, que se refuerza con 3.000 monitores y monitoras más, seguirá siendo un espacio clave. Así, cuando en el mismo turno haya varios grupos burbuja, se asegurará una distancia de seguridad de 1,5 metros.Los espacios Covid-19 se mantienen en los centros educativos para posibilitar el aislamiento de cualquier persona con síntomas compatibles con el virus, aunque, este año, tal y como marca la Conselleria de Sanidad, los contactos estrechos con la persona positiva no tendrán que guardar cuarentena siempre y cuando tengan la pauta completa de vacunación y el resultado del test sea negativo.Finalmente, en los patios se permitirá que se junten grupos del mismo nivel educativo con mascarilla y al aire libre; mientras que en las actividades extraescolares se garantizará la distancia mínima de 1,2 metros entre el alumnado que no pertenezca al mismo grupo burbuja.

Más profesorado para menos alumnado

Hay un 2,4 % de profesorado más que el curso pasado y un 0,35 % menos de alumnos en el territorio valenciano. Fundamentalmente el descenso de alumnado se aprecia en las etapas de Infantil y Primaria, con 13.088 alumnos menos. Además, la ratio media de alumnos por grupo en los centros es de 20,7, un punto menos que el curso pasado.El conseller Vicent Marzà ha afirmado que "seguimos en la tarea de ir asegurando que haya más profesorado para atender a menos alumnos. Este año tenemos 24.852 alumnos menos en Infantil y Primaria que en el último curso prepandémico por la bajada de la natalidad, pero tenemos 2.484 maestros y maestras más que en aquel momento, mejorando, así, la calidad de atención al alumnado".

La educación: solución a la pandemia y garantía de igualdad de oportunidades

Por último, se han explicitado las líneas de actuación educativas que, además, son parte a la solución a la crisis económica y social provocada por la pandemia: la construcción de centros educativos; el fomento del FP; la digitalización educativa; y la reducción del gasto de las familias y la promoción de la igualdad de oportunidades.Por lo que respecta a la construcción de centros educativos, el conseller de Educación ha constatado que "es uno de nuestros ejes centrales de actuación, por ello durante este curso tendremos terminados 16 centros educativos nuevos" y ha continuado: "Estamos constatando que también es muy positivo para generar puestos de trabajo en el sector de la construcción: de las 136 obras que llevamos en marcha ahora mismo, estamos dando trabajo a más de 6.600 personas y 273 empresas; mientras que de las 275 obras que ya hemos acabado hemos generado más de 5.800 puestos de trabajo en 765 empresas vinculadas al sector de la construcción".Otro puntal de actuación en materia educativa es el aumento de oferta en FP. El curso arranca con 6.526 nuevas plazas gracias a la apertura de 197 ciclos formativos y 23 cursos de especialización nuevos a lo largo del territorio.Según Miguel Soler, "la previsión es de 106.419 alumnos de FP, un 6 % más que el curso pasado y un 26 % más que hace seis cursos. Eso se debe a dos factores: el incremento que estamos haciendo de la oferta formativa ajustada a las necesidades del tejido productivo y a las grandes oportunidades de empleabilidad futura que tienen estos estudios".Pero, además, Soler ha anunciado la creación de "800 nuevas plazas en el área de Sanidad, Atención de Personas y sector Industrial, que se repartirán entre los centros con mayor demanda".Asimismo, la implantación de ciclos formativos con una alta empleabilidad es especialmente importante en ciclos formativos vinculados a las familias de Informática y Comunicaciones, y en Servicios Socioculturales y a la Comunidad. También son importantes los nuevos cursos de especialización de FP como son los vinculados a la sostenibilidad medioambiental."Por lo que respecta a la digitalización educativa", ha explicado Miguel Soler "seguimos con la implantación de una nueva plataforma educativa digital que fomenta el uso de herramientas colaborativas de trabajo en el alumnado y el profesorado; la dotación de más de 80.000 tablets y ordenadores portátiles en las aulas; y el aumento de la formación del profesorado en TIC. Ofrecemos un 42 % más de plazas de formación en TIC para el profesorado que el curso pasado".En la línea de seguir reduciendo los gastos de las familias y generar más igualdad de oportunidades en el alumnado independientemente de su situación socioeconómica, el secretario autonómico ha destacado que "nuestra previsión es que haya 140.000 niños y niñas beneficiarias de la beca comedor; el 88 % de las familias optan por los bancos de libros gratuitos de Xarxa Llibres; y ya ofertamos más de 18.000 plazas gratuitas en aulas de 2 años".Este año también aumenta la inversión en el Bono Infantil, que asciende a 61 millones de euros, un 10 % más que el curso pasado "para que las familias no tengan problemas económicos para acceder a la red 0-3 años de escuelas infantiles privadas y las mismas escuelas tengan más alumnado", ha explicado Miguel Soler.Cabe recordar que este curso aumentan los máximos de ayuda del Bono Infantil en el tramo 2-3 años y se pasa de un máximo de 180 euros al mes a un máximo de 220 euros al mes. Pero comparado con 2015, el incremento es más significativo, ya que, como ha señalado el secretario autonómico de Educación, "se trataba de una ayuda lineal de 60 €, mientras que ahora se tiene en cuenta la renta familiar concediendo una ayuda mínima de 90 € y aumentando la máxima hasta los 220". "Una implementación de esta ayuda para avanzar hacia la gratuidad de la educación de 0 a 3 años", ha concluido.
Destacados