Delegación del Gobierno convoca un grupo de trabajo de delitos de odio ante el repunte de agresiones LGTBIfóbicas

Guardar

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, ha anunciado este miércoles que la Delegación va a constituir un grupo de trabajo de delitos de odio tras constatar un repunte de infracciones penales relacionadas con la discriminación por razón de sexo/género en la Comunitat Valenciana.Calero ha lamentado en un comunicado las agresiones que sufren personas del colectivo LGTBI después de que un joven trans de 21 años haya denunciado ante la Policía Nacional de València haber sufrido una paliza por parte de un hombre que le pegó con patadas y puñetazos en la madrugada del lunes al martes, cuando se encontraba en la Avenida Blasco Ibáñez. La investigación policial está centrada ahora en identificar al autor de estos hechos."Vamos a recurrir a todos los instrumentos del Estado de derecho para perseguir unas conductas que merecen todo el reproche social y político. No podemos consentir que determinados mensajes de odio estén envenenando a la sociedad", ha señalado Gloria Calero. A los agresores, la delegada les ha advertido de que "vamos a estar alerta frente a estas conductas" y ha pedido "marginarlos y castigarlos con todo el peso de la ley".El grupo de trabajo de delitos de odio que impulsará la Delegación del Gobierno estará constituido por las tres subdelegaciones de Alicante, Castellón y Valencia, y representantes de las Fuerza y Cuerpos de Seguridad del Estado en el territorio valenciano -Policía nacional y Guardia Civil-.Además, la Delegación del Gobierno invitará a la Fiscalía de Delitos de Odio y a la Conselleria de Justicia e Interior para abordar, desde una perspectiva policial y judicial, la situación actual y "proponer soluciones para que estos hechos no queden impunes". La delegada del Gobierno ha recordado la importancia de presentar la denuncia tras sufrir una agresión.Según datos del Ministerio del Interior, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado detuvieron o investigaron a un total de 47 personas en la Comunitat Valenciana en 2020 por delitos de odio, un 17 por ciento menos que en 2019 -se contabilizaron 57 personas-.En total, los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil tuvieron conocimiento de 151 incidentes relacionados con esta tipología delictiva, un 5% más que el año anterior, fecha en la que se conocieron 144 denuncias en el territorio valenciano.De este modo, la tasa de delitos de odio por cada 100.000 habitantes se sitúa en el 3 % en la Comunitat Valenciana, el mismo porcentaje que la media nacional. La mayoría de infracciones penales están relacionadas con el racismo y la xenofobia -58-, ideología -24- y discriminación por razón de sexo/género -24-.
Destacados