El Consell incide en la educación como base para la transformación social

Tras Sanidad, se trata del área que más inversión recibirá en los presupuestos autonómicos de 2022, con 4.907 millones de euros

Guardar

Unos niños y niñas de un colegio valenciano atienden a las explicaciones de un profesor
Unos niños y niñas de un colegio valenciano atienden a las explicaciones de un profesor

Contribuir a la transformación social desde la base educativa y crear una sociedad más feminista, igualitaria, democrática y cualificada con respecto a los retos de futuro. Con este objetivo presentaba el conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, el proyecto de presupuesto 2022 de su departamento a la Comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda de Les Corts Valencianes.

Para conseguirlo, la Generalitat Valenciana ha previsto, en sus cuentas para el próximo año, destinar un total de 5.202.705 millones de euros para las tres áreas, lo cual supone un incremento de 365 millones de euros (un 7,56%) con respecto a 2021. En este sentido, Marzà destacaba que “este presupuesto plasma nuestra respuesta para una salida social, cohesionadora y de calidad en el momento de recuperación que estamos viviendo”.

En el caso concreto de Educación la partida aumentará, de cara al próximo año, un 6,26%, hasta alcanzar los 4.907 millones de euros. En los siete años desde la llegada del Botànic en 2015 a las instituciones el incremento ha sido del 53%.

El conseller Vicent Marzà, en un colegio de Gandia. (Imagen de archivo)
El conseller Vicent Marzà, en un colegio de Gandia. (Imagen de archivo)

Políticas educativas transformadoras

En este tiempo, una de las principales apuestas realizadas por la Conselleria de Educación ha sido bajar la ratio de los centros escolares con un incremento año tras año de la plantilla de profesores. En este sentido, Marzà recuerda que “desde que gobernamos hemos ampliado las plantillas docentes en 15.000 profesionales de la educación, y la traducción directa es que hay más profesorado para atender a menos alumnado en las aulas, lo cual da como resultado una mejor atención educativa individualizada”. 

Otra de las apuestas firmes del Consell en materia educativa está siendo ofrecer la máxima gratuidad en todas las etapas de formación. Por ello, y como principal novedad, el próximo curso todo el alumnado escolarizado en la etapa de 2-3 años tendrá la plaza gratuita en las escuelas infantiles valencianas públicas y privadas.

“Es una determinación directamente relacionada con nuestras políticas sociales para romper con las desigualdades de origen del alumnado valenciano”, considera el conseller, quien recuerda que “hace algunos cursos que estamos creando aulas de 2 años gratuitas y el próximo todas las aulas de 2 años de la red de escuelas infantiles autorizadas de nuestro territorio serán gratuitas”. 

En consecuencia, unos 24.000 alumnos de 2-3 años tendrán plaza gratuita en esta etapa no obligatoria, con un incremento de 9 millones de euros para acometer esta acción. Asimismo, el conseller anunciaba que “impulsaremos más aulas de 2 años en CEIP y, al mismo tiempo, continuaremos acompañando y dando apoyo económico a las familias del tramo 0-2 años mediante el Bono Infantil”.

Dos niños colorean unos dibujos
Dos niños colorean unos dibujos

Bono Infantil

Al respecto, el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, anunciaba en el Debate de Política General celebrado a finales de septiembre que para el curso 2021-2022 se invertirán un total de 61 millones de euros (un 10% más que el curso anterior) para la escolarización de 1 a 2 años con los bonos infantiles, que “permitirá la conciliación, la generación de oportunidades y reactivar la economía”.  
Gracias al aumento progresivo de estas ayudas más familias tienen acceso al tramo 0-3, la red de escoletas públicas y privadas cuenta con más alumnado y se sigue caminando hacia la gratuidad de la educación en este tramo de edad.

Y es que si en 2015 se otorgaba una ayuda lineal de 60 euros por persona beneficiaria, sin tener en cuenta las particularidades de cada familia, ahora el Bono Infantil cuenta con una ayuda mínima de 90 euros y una máxima de hasta 220 euros. Aun así, el objetivo es continuar implementándolas para cubrir la totalidad del coste de la plaza.

Impulso al Pla Edificant y a la FP

Asimismo, Puig también anunciaba la ampliación del Pla Edificant en 700 millones de euros hasta 2027 para seguir dignificando los centros educativos valencianos. De esta manera, cuando acabe la legislatura, “habremos corregido una gran mancha del autogobierno: los barracones cronificados”.

El próximo 2022 también se impulsará un Plan Estratégico de Impulso a la Formación Profesional dotado, este primer año, con 31 millones de euros, con el objetivo de garantizar una empleabilidad de calidad para los y las jóvenes, así como reformar la capacidad productiva de las empresas valencianas.

Destacados