Grosso Napoletano presenta “Tatina di Porro”, su nueva pizza Edizione Limitata en colaboración con Nino Redruello

Esta edición limitada estará disponible desde el 4 de noviembre hasta el 4 de diciembre en todos los locales de Madrid, Barcelona y Valencia, incluido en el Senza Glutine de Madrid.

Guardar

Grosso Edizione Limitata Nino Redruello
Grosso Edizione Limitata Nino Redruello

La creatividad y la innovación son dos pilares fundamentales en el ADN de GROSSO NAPOLETANO. Ahora, la cadena de pizzerías artesanales presenta la segunda edición de su proyecto Edizione Limitata, en el que lleva a cabo distintas colaboraciones con actores de referencia del sector gastronómico que compartan los mismos valores, como la importancia de la calidad del producto o las elaboraciones artesanales para elaborar pizzas únicas de edición limitada. En esta ocasión, GROSSO NAPOLETANO ha contado con el chef Nino Redruello, símbolo de una familia reconocida por su buen hacer gastronómico en sus restaurantes La Ancha, Fismuler, Armando y las Tortillas de Gabino. Ambos conciben el valor intangible del buen producto y, el resultado de ello es la nueva pizza “Tatina di Porro”. Esta nueva creación de edición limitada únicamente estará disponible desde el 4 de noviembre hasta el 4 de diciembre.

Grosso Edizione Limitata Nino Redruello 002
Grosso Edizione Limitata Nino Redruello 002

Para entender esta creación es importante conocer la elaboración y los ingredientes que forman parte de ella. Por un lado, se encuentra la elaboración de la masa, con 48 horas de fermentación. Sobre esta base se añade bechamel de queso de cabra y anchoa, puerros asados al horno de leña, caramelo aromatizado con ralladura de limón, clavo y comino con un toque de chile picante, haciendo referencia a la mítica Tarta Tatín. Posteriormente, se termina en la mesa con trufa negra rallada. La elección de los ingredientes no es casualidad, puesto que noviembre es el mejor mes para disfrutar de los puerros y la trufa negra y ambos están en su máximo esplendor. “Tatina di Porro” se convierte así en un homenaje a los productos de temporada y un regalo para el paladar de los clientes.

Grosso Napoletano y Nino Redruello, la tradición y la familia

Nino Redruello, que se declara seguidor de las pizzas de GROSSO NAPOLETANO, señala que: “Me ha hecho mucha ilusión hacer mi primera pizza, una creación muy gourmand, con gracia, que al final es el reto que me plantea esta colaboración. He querido trasladar parte de la filosofía de la cocina de Fismuler a esta pizza, adaptarla al público de Grosso, y conseguir estar a la altura de sus pizzas que son muy top”. Y añade: “Para mí es una colaboración entre personas que no sólo tienen afinidad personal, sino que trabajan con honestidad y que les hace felices su trabajo. Sus principios y nuestros principios encajan”. Y ese fue el principal motivo por el que GROSSO NAPOLETANO decidió unirse a Redruello, porque representa la esencia del concepto, porque se siente cómodo con la fabricación artesanal de las masas, porque se acerca al horno sin miedo a mancharse, y porque Nino es Grosso y Grosso es Familia.

En palabras de Hugo Rodríguez de Prada, cofundador de GROSSO NAPOLETANO: “En Grosso tenemos un objetivo principal que es respetar el producto y su identidad. Trabajamos los mismos procesos desde nuestro nacimiento y nunca nos hemos planteado reducir calidades para optimizar márgenes y precios. Nos hace mucha ilusión contar con un perfil como el de Nino Redrurello, que comparte los mismos valores que el equipo de Grosso”.

GROSSO NAPOLETANO, la auténtica pizza napolitana, ofrece una propuesta gastronómica que se basa en unos pilares sólidos: la masa, el horno, los ingredientes naturales y sus pizzaioli. Por su parte Nino Redruello es símbolo de una familia ligada a la gastronomía que lleva demostrando su amor por la cocina desde hace más de 100 años. Una historia que comenzó con el restaurante La Estrecha en 1919 que posteriormente se convertiría en La Ancha y seguiría creciendo con nuevas aperturas como Fismuler, La Armando o Las tortillas de Gabino. Ambas casas han aprendido de sus mayores que si se habla de comida, hay que hablar de tradiciones, de herencia y de la transmisión de los conocimientos de generación en generación. Así, con esta colaboración, GROSSO NAPOLETANO y Nino Redruello quieren mantener viva la tradición y la innovación.

La pizza “Tatina de Porro” estará disponible desde el 4 de noviembre hasta el 4 de diciembre en todos los restaurantes de Madrid, Barcelona y Valencia de GROSSO NAPOLETANO.Las unidades al día y por local serán limitadas.

Destacados