Ford Almussafes se asegura su futuro: fabricará los nuevos modelos eléctricos

La factoría valenciana vence a la alemana de Saarlouis y fabricará los nuevos coches eléctricos

Guardar

Operarios trabajando en la planta Ford Almussafes
Operarios trabajando en la planta Ford Almussafes

Tras varios meses de incógnita sobre el futuro de la planta de Ford Almussafes, la dirección de la compañía ya ha tomado una decisión oficial. La factoría valenciana ha sido la elegida (frente a la alemana de Saarlouis) para la fabricación de los nuevos coches eléctricos, por lo que el futuro de los trabajadores y trabajadoras está asegurado para los próximos años.

Ford convocó para hoy a toda su plantilla a una videoconferencia para dar a conocer la decisión de la firma sobre si sería Almussafes (Valencia) o Saarlouis (Alemania) quien produzca los modelos eléctricos de la empresa en los próximos años y asegure así su carga de trabajo. Finalmente, la valenciana ha sido la vencedora.

Así, ha sido la ministra de Industria, Comercio y Turismo, María Reyes Maroto, la que ha confirmado a los medios de comunición la decisión oficial de la compañía. La dirección de Ford ha confirmado la noticia horas más tarde.

A lo largo de la semana, las sensaciones sobre el anuncio eran contradictorias. Sin embargo, en los últimos días desde la factoría valenciana el optimismo ha sido cada vez más fuerte, dado que las últimas informaciones publicadas por medios de comunicación alemanes daban por "perdedora" la opción de Saarlouis.

Entre los motivos que han llevado a la dirección de Ford a apostar por la planta de Almusasfes destacan la flexibilidad, la productividad y los menores costes laborales.

De hecho, desde el sindicato UGT Ford Almussafes apuntan que ha podido ser "muy importante" el acuerdo de electrificación alcanzado por UGT con la dirección europea. Un plan de ajuste para demostrar la competitividad de la factoría pactado por UGT con la dirección europea y condicionado a la decisión final, que incluye medidas de "contención salarial", con aumentos no trasladados a las tablas salariales, y de flexibilidad laboral, que ha convencido a la dirección de Detroit de la competitividad de la fábrica valenciana.

Hasta la decisión, Almussafes -con 6.000 trabajadores, a los que se suman decenas de miles más indirectos gracias a la economía generada su alrededor- solo tenía garantizada en 2025 la fabricación del Kuga.

Cuando empezó el proceso de negociación, la planta de Almussafes tenía adjudicados cinco modelos de vehículos, que pasaron a cuatro tras dejar de fabricar el Mondeo, y de aquí a 2025 hubiera dejado de producir todos los demás de no haber sido elegida como la nueva plataforma de modelos eléctricos de la compañía en Europa.

De momento, desde las 12:15 horas, en Almussafes se está produciendo una reunión con los trabajadores convocada por la dirección local de la factoría. Al mismo tiempo, en la planta de Saarlouis, también se está informando a los empleados sobre su futuro más allá de 2025 tras no ser la elegida.

Confirmación oficial de Ford

El presidente de Ford Europa y director de Transformación y Calidad, Stuart Rowley, ha anunciado que Almussafes ha sido la fábrica elegida para la fabricación de la nueva generación de vehículos eléctricos en Europa basados en una arquitectura nueva, a partir de "más tarde en esta década" (a mediados).

En rueda de prensa para anunciar la decisión de la compañía, el directivo ha indicado que esta adjudicación se ha llevado a cabo tras un "complejo" proceso en el que han atendido criterios "estratégicos, técnicos y financieros".

El máximo responsable de Ford en Europa ha resaltado la "transparencia y claridad" con la que se ha llevado a cabo este proceso por parte de la empresa y ha subrayado las largas consultas con ambas partes durante cerca de seis meses.

Asimismo, Rowley ha reiterado, como ya avanzó en mayo, que los "próximos pasos" serán, no obstante, "reestructurar" las fábricas de Almussafes y Saarlouis, ya que ha explicado que el proceso para la producción de vehículos eléctricos requiere "menos empleados" que la fabricación de un modelo al uso.

Respecto a la situación de Saarlouis cuando, a partir de 2025, cese la producción del modelo Focus, ha explicado que se ha abierto un proceso para buscar "nuevas oportunidades" para la instalación alemana y ha confirmado que, en la actualidad, no existe un plan industrial para dicha factoría más allá de esa fecha.

En cuanto a sus previsiones para el suministro de baterías de la fábrica de Almussafes, Rowley ha evitado precisar qué proveedores se barajan, pero ha señalado que hay varios "potenciales" proveedores y que la firma intentará "suministrarse domésticamente desde Europa" de estos componentes.

Sobre si las diferencias entre los costes de energía han jugado algún papel en la decisión, el directivo ha indicado que no se ha tenido en cuenta en el proceso de selección la actual crisis de precios y ha remarcado que Ford invertirá en impulsar las energías verdes en todas las instalaciones de la multinacional a lo largo de todas sus localizacion

Archivado en: