2022, el año de la recuperación con los presupuestos más altos de la historia

Las cuentas autonómicas alcanzan los 27.967,5 millones de euros con una inversión récord y un gasto social histórico y el presupuesto de la ciudad de València asciende a más de 1.000 millones de euros con la incorporación de los fondos europeos

Guardar

Gente paseando por una calle de Gandia
Gente paseando por una calle de Gandia

La llegada de 2022 trae consigo la aplicación de las cuentas tanto autonómicas como locales de las distintas administraciones. Unos presupuestos que, tanto por parte de la Generalitat Valenciana como por el Ayuntamiento de València, son los más elevados de la historia.

Un esfuerzo importante realizado por el gobierno del Botànic y el del Rialto para encarar unos meses clave para la recuperación económica, así como para fortalecer el escudo social e impulsar la inversión.

Para el president Ximo Puig los presupuestos autonómicos de 2022 son “los más sociales e importantes de la historia del autogobierno”. “Con todo eso, habrá un escenario para la reactivación social y económica de la Comunitat Valenciana y se tratará de hacer un gran esfuerzo de gestión para, desde el acompañamiento publico, llevar a la recuperación de toda la economía de la Comunitat Valenciana”, incidía.

Por su parte, el alcalde de València, Joan Ribó, se mostraba satisfecho por el incremento de los recursos, que servirán para impulsar una mejor gestión de los bienes, servicios e inversiones a realizar en la capital.

El conseller d'Hisenda i Model Econòmic, Vicent Soler, després de l'aprovació en Les Corts dels Pressupostos de la Generalitat per a 2022
El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, tras la aprobación en Les Corts de los Presupuestos de la Generalitat para 2022

47,7 millones de euros diarios para gasto social

Por lo que respecta a los presupuestos autonómicos, estos se incrementan en un 9,1% respecto al ejercicio anterior, alcanzando la cifra “histórica” de 27.967,5 millones de euros. Estas cuentas públicas se convierten, así, en las más altas de la historia siendo, además, las más sociales al superar, por primera vez, la barrera de los 17.000 millones de euros (17.300,83 millones de euros) de inversión en Sanidad, Educación, Igualdad, Vivienda y Empleo. 

En concreto, y tal y como afirmaba Vicent Soler, conseller de Hacienda, en el día de su presentación, “cada 24 horas el Consell destinará en 2022 un total de 47,7 millones de euros para gasto social, de los cuales 21,47 se invertirán en Sanidad, 17,31 en Educación, 6 en Igualdad y Políticas Inclusivas, 979.711 en Vivienda y 1,60 en Empleo hasta alcanzar el 82,23% del gasto no financiero”.

Para la vicepresidenta Mónica Oltra “los valencianos y las valencianas van a tener el mejor presupuesto, elaborado de manera plural, siendo la cultura del diálogo la principal seña de identidad del Botànic, que mantiene la confianza en un proyecto común que desde 2015 pone en el centro a las personas”.

La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública vuelve a ser el departamento con mayor presupuesto, con 7.837,7 millones de euros (141,7 millones más que en 2021) manteniendo así el crecimiento experimentado durante la pandemia para reforzar la sanidad pública.

Un sanitari a l'Hospital la Fe de València
Un sanitario en el Hospital la Fe de València

Mejor calidad de vida e incremento de la seguridad ciudadana

En el caso de València, la ciudad del Turia también contará con el mayor presupuesto este 2022, ascendiendo a más de 1.000 millones de euros gracias a la incorporación de los fondos europeos Next Generation.

La diferencia de estos presupuestos con los de 2021 (914,9 millones) asciende a casi 100 millones. En 2020, el presupuesto contó con 898 millones, mientras que en 2019, sin la pandemia de la Covid-19 a la vista, era de casi 850 millones de euros. Un incremento que ronda los 150 millones de euros en tres años.

Estas cuentas permitirán llevar a cabo políticas de impulso económico, de mejora de la calidad de vida e incremento de la seguridad ciudadana, en el marco de una gestión basada en la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático. Todo ello sin olvidar la recuperación económica de la crisis derivada de la pandemia de la Covid-19.

Destacados