La Diputació impulsa el proyecto de movilidad sostenible desde Albal hasta València por el Camí Reial

La diputada de Mobilitat, Dolors Gimeno, presenta la iniciativa d'urbanització i ordenació de trànsits no motoritzats en el Camí Reial des de la CV-33 en Albal fins a la circumval·lació de València

Guardar

Reunión Movilidad sostenible camí reial
Reunión Movilidad sostenible camí reial
La diputada de Movilidad Sostenible, Dolors Gimeno, se ha reunido este martes con responsables de los ayuntamientos de Albal, Catarroja, Alfafar, Massanassa y València para impulsar el proyecto de urbanización y ordenación del tráfico no motorizado en el Camí Reial desde la CV-33 en Albal hasta las conexiones con las rondas de circunvalación de València.El encuentro ha tenido lugar en el salón de plenos de la corporación provincial y ha contado con la presencia de los alcaldes de Albal, Ramón Marí, Catarroja, Jesús Monzó, y Massanassa, Francisco Comes, el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de València, Giuseppe Grezzi, la alcaldesa en funciones de Alfafar, Empar Martín, y técnicos locales y de la Mancomunidad de L'Horta Sud. A todos ellos se ha propuesto participar en un proyecto cuyo objetivo es contribuir a la vertebración de la comarca con una red segura para ciclistas y peatones que aproveche le renovación de un trazado histórico para conectarlo con el futuro eje entre la Cruz Cubierta y la plaza de España.Cómo explica la diputada, Dolors Gimeno, "la Diputació de València es, por sus competencias para la promoción de infraestructuras viarias y por sus objetivos de apoyo a los pequeños municipios, el organismo público idóneo para acometer este proyecto", puesto que los municipios afectados han manifestado a través de la Mancomunidad de L'Horta Sud la necesidad de iniciar la ordenación del tráfico en toda la vía.La primera fase se desarrollará mediante la redacción de un anteproyecto con el fin de estudiar soluciones de trazado y una estimación del presupuesto de las obras y del proyecto necesario. Paralelamente, para la elaboración del documento ‘Anteproyecto’ se iniciarán los trabajos con la recogida de información en los municipios de València, Alfafar, Benetússer, Massanassa, Catarroja y Albal. Una vez obtenida la información se elaborará una propuesta de alternativas que se presentará a cada uno de los municipios para marcar los criterios y acondicionamientos a tener en cuenta.La exposición de motivos de la ley de Movilidad de la Comunidad Valenciana 6/2011 de 1 de abril contempla el cambio de modelo hacia una movilidad mediterránea asociado al goce de la ciudad y del entorno que supone una disminución real de los niveles de emisiones y consumos energéticos, como uno de los objetivos a perseguir que se han visto potenciados con la aprobación de la Agenda 2030, "especialmente en el objetivo 9.1 mediante el desarrollo de infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad como estímulo para la recuperación económica, la calidad de vida y la creación de empleo", ha recordado la diputada Gimeno.

El Camí Reial

El Camí Reial de Madrid es una vía construida a finales del siglo XVIII, de gran importancia logística al conectar ciudades periféricas con el interior peninsular, apoyando su trazado puntualmente sobre la calzada romana Vía Augusta. Posteriormente, en el siglo XX se designó como N-340. Concebida de carácter interurbano, el desarrollo progresivo de las urbes limítrofes fue configurando la vía en la malla urbana, convirtiéndola en un eje dinamizador de las economías locales de parte de València y las poblaciones de Alfafar, Benetússer, Massanassa, Catarroja, Albal, Beniparrell y Silla.A medida que se impusieron en el siglo XX los tráficos motorizados y los transportes de mercancías por carretera, la vía fue incapaz de soportar la elevada intensidad de tráfico. Se desdobló primero por el actual V-31 de titularidad estatal, completando posteriormente con la CV-400 de titularidad autonómica (en la actualidad la Generalitat Valenciana está ejecutando las obras de pasarela peatonal y ciclista que separa estos tráficos de la CV-400 dando continuidad a la CR-400 con la ciudad de València) que deja al Camí Reial como una vía de carácter urbano, manteniendo su potencial de eje dinamizador a causa de su trazado e historia.Actualmente la vía es de baja calidad ambiental, aunque hay bastante disparidad en cada uno de los municipios que atraviesa. Se mantienen los dos sentidos de circulación para vehículos motorizados, permitiendo giros a izquierda, con zonas de aparcamiento a ambos lados y aceras variables en ancho y tratamiento. El transporte público de conexión intermunicipal se desarrolla por esta vía, y no hay carril separado para ciclistas, lo que sumado a la elevada intensidad de tráfico la hace una vía deteriorada e insegura. Se suman a la complejidad de la circulación los tráficos transversales que comunican los cascos urbanos con los polígonos industriales que se han desarrollado especialmente al este y ocupan el territorio hasta la V-31.

Archivado en:

Destacados