València recibirá 36 millones de los fondos Next Generation para la transformación del transporte urbano

A més, València, juntament amb altres ciutats, presentaran un projecte per a la creació d'una targeta comuna per a accedir a tot el transport metropolità

Guardar

1211 Carril Bus- Bici Grans Vies
1211 Carril Bus- Bici Grans Vies
El Ayuntamiento de València se prepara para la transformación digital y sostenible del transporte urbano de la ciudad, con el objetivo de avanzar en la descarbornización y convertir València en la primera ciudad neutra de emisiones. Para ello, como han explicado el alcalde Joan Ribó y el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, presentarán a los fondos Next Generation de la Unión Europea una serie de proyectos – que se aprobarán el martes en una Junta de Gobierno extraordinaria – por los que la ciudad recibirá un total de 36 millones de euros.“En la ciudad de València, el transporte es el principal causante de la emisión de gases de efecto invernadero. De esta manera, con esta serie de actuaciones, nuestro objetivo es acelerar la descarbonización y, al mismo tiempo, mejorar los niveles de contaminación acústica de la ciudad”, ha señalado Ribó. Pero, ¿cómo se va a hacer? Mediante una inversión en infraestructuras, electrificación, digitalización, la mejora de la calidad del servicio de transporte y facilitando a la ciudadanía el uso de transporte sostenible.De esta manera, el Ayuntamiento de València presentará proyectos relacionados con la creación de zonas de bajas emisiones donde “se implantarán medidores para monitorizar la contaminación del aire y un sistema digitalizado de gestión”, y por el que la ciudad recibirá 10 millones de euros; así como proyectos basados en la ampliación de la infraestructura ciclista, como la creación de nuevos carriles bici, como el de la Avenida del Cid o el de la calle San Vicente – Marvá – Plaza España.Asimismo, se apostará por proyectos tanto de urbanismo, entre los que se encuentra la reurbanización de la plaza de Russafa o la creación de supermanzanas – se recibirán 4 millones – como por actuaciones que mejoren la accesibilidad de las paradas de la EMT creando entornos más seguros con la creación de nuevos pasos para peatones o la ampliación del ancho de las aceras.Por último, para avanzar en la descarbonización, Grezzi ha avanzado que se comprarán “20 nuevos autobuses eléctricos, con un coste de 200.000 por cada unidad, y se llevará a cabo una inversión de 2,5 millones de euros para la electrificación de la cochera de San Isidro”. Además, se llevarán a cabo actuaciones que mejorarán la experiencia a bordo de las personas usuarias, como la implantación de nuevos métodos de pago.En total, todos estos proyectos tendrán un coste de 40 millones de euros, de los que 36 serán de la aportación europea.

Una tarjeta única para el transporte urbano

Aun así, y aunque el del transporte público es el más potente, València presentará otros proyectos como el de Ciudades Conectadas, del que también forman parte otras ciudades como Valladolid, Vitoria o Gijón. Este proyecto, que estará financiado por 27,7 millones de euros – 14 millones llegarán a València – consistirá en la creación de una tarjeta común con la que se podrá acceder a todo el transporte metropolitano de la ciudad.
Destacados