València dispone ya del derecho de tanteo y retracto para adquirir viviendas de manera preferente y ampliar el parque municipal de vivienda social

L'alcalde i el vicepresident del Consell signen un conveni que donarà al consistori el dret preferent davant tercers

Guardar

ribo dalmau convenio vivienda
ribo dalmau convenio vivienda
El alcalde, Joan Ribó, y el vicepresidente segundo del Consell y conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, han firmado hoy el convenio por el que la Generalitat cede al Ayuntamiento de València el ejercicio del derecho de tanteo y retracto respecto al parque de vivienda existente en el término municipal. El convenio, que tendrá una validez de cuatro años prorrogables por cuatro años más, permite que el consistorio amplíe su parque municipal de vivienda y pueda evitar la acumulación de casas por parte de grandes tenedores, entidades bancarias y fondos buitre. Joan Ribó ha afirmado que "el convenio que hemos firmado hoy es una herramienta fundamental para avanzar en la dirección de poder decir que el derecho a la vivienda es un derecho de todas las personas".Ribó se ha referido a la marcha del vicepresidente segundo de la Generalitat, que ha celebrado en el consistorio su último acto público, y ha agradecido el "buen trabajo y la buena conexión que ha habido siempre entre Rubén Martínez Dalmau y el Ayuntamiento de València, en especial con este tema". El alcalde ha afirmado que el convenio es "una herramienta fundamental porque hay muchas personas que quieren tener un hogar pero no pueden tenerlo". Por eso, Ribó cree que "el convenio nos permite ayudar a las personas, ayudar a los jóvenes, y hacerlo lo más rápidamente posible para poder decir que el derecho a la vivienda es un derecho de todas las personas".Por su parte, el vicepresidente segundo del Consell y conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, ha asegurado que "es una firma que permitirá que València pueda adquirir viviendas que, en caso de que no intervinieran las administraciones públicas, podrían ir a parar a fondos buitre y, además, paliará las necesidades habitacionales de la ciudad. De esta manera mostramos el afán municipalista de la Generalitat porque creemos que las políticas de vivienda deben estar cerca de la gente".El convenio firmado comporta la cesión por parte de la Generalitat al Ayuntamiento y a sus organismos autónomos del derecho de tanteo y retracto, de los que hasta ahora es titular el gobierno autonómico, respecto de los inmuebles situados en el municipio de València. En caso de que un gran tenedor o entidad bancaria ponga en venta un conjunto de viviendas, la ciudad podrá adquirirlos antes que un fondo de inversión con las mismas condiciones y al mismo precio.Las casas deberán ser destinadas a domicilio habitual y permanente de familias, personas y colectivos con escasos recursos económicos o en situación de vulnerabilidad que se encuentren inscritas en el registro de demandantes de alquiler del Ayuntamiento de València.El acuerdo permitirá, además, ampliar de manera urgente e inmediata la oferta de vivienda pública de la ciudad, hacer frente a las transmisiones masivas de vivienda, especialmente en las áreas de necesidad preferente, y responder a la demanda social.
Destacados