Las cuevas valencianas más impresionantes para visitar

Diez rincones mágicos que descubrir durante el fin de semana

Luna Mata

Guardar

Interior de las Cuevas de la Villa de Requena - Foto: Ayuntamiento de Requena
Interior de las Cuevas de la Villa de Requena - Foto: Ayuntamiento de Requena

De norte a sur, la provincia de València está repleta de cuevas en las que merece la pena adentrarse. Pinturas rupestres, vistas panorámicas espectaculares, fósiles e historia de la tierra valenciana que has de visitar si eres amante del senderismo, la aventura y la cultura.

Cuevas para principiantes en la provincia de Valencia

La Cova de l’Aigua Amarga es un yacimiento arqueológico que pertenece al periodo Eneolítico. Situada a una altitud de 300 metros sobre el nivel del mar, en el término municipal de Albalat dels Tarongers, esta cueva  contiene pinturas rupestres datadas del año 2000a.C.

A pesar de ser pequeña, ya que solo tiene 13 metros de profundidad, desde la boca de la cueva se puede divisar una vista panorámica impresionante del paraje de l’Aigua Amarga y del valle.

El acceso resulta sencillo si se enlazan tres de las cuatro rutas previstas. Comienza desde por la ruta de senderismo PRV-318 que parte desde el propio pueblo, enlaza con la Senda Local y, por último, recorre la senda de Comediana-Cova de la Cabra.

Vistes de la serra d'Albalat dels Tarongers - Foto: Ajuntament d'Albalat dels Tarongers

Vistas de la sierra de Albalat dels Tarongers - Foto: Ayuntamiento de Albalat dels Tarongers

Ubicada en el interior del Parque Natural de Chera, las Cuevas de la Garita son la guinda final de una ruta corta por uno de parajes más emblemáticos de la localidad.

La zona resulta muy accesible porque dispone de una barandilla que evita caídas. Sin embargo, entrar a la caverna conlleva una responsabilidad propia, ya que en la entrada de la misma hay una advertencia de peligro de derrumbe.

Vistes de la ruta fins a las Cuevas de la Garita a Xera - Foto: Encherate.com
Vistas de la ruta hasta las Cuevas de la Garita en Chera - Foto: Encherate.com

Una buena opción si no se dispone de mucho tiempo es visitar la Cueva de los Diablos de Gestalgar. La caverna de origen kárstico está situada en la ladera del monte La Peña Roya a 920 metros de altitud sobre el nivel del mar y regla unas vistas magnificas de la zona de Los Serranos.

La Cueva de los Diablos se ha formado mediante la filtración del agua durante millares de años en forma de lluvia y resulta muy curioso ver las formas que se dibujan en su interior acausa de la erosión. Además, cabe destacar que esta cueva tiene un gran interés por los fósiles que conteniene en su interior, perfectamente conservados.

Cueva de los Diablos de Gestalgar - Foto: Gestalgar.turismo.com
Cueva de los Diablos de Gestalgar - Foto: Gestalgar.turismo.com

Las bodegas subterráneas de Utiel, un gran tesoro del patrimonio etnológico de la localidad,  ocupan una antigua red de pasadizos que recorren el subsuelo de la población. La mayoría de estos túneles fueron excavados durante la época medieval y se hicieron a fin de comunicar los fuertes de la muralla con la fortaleza principal.

Actualmente resultan una muestra ejemplar de como se conservaba antiguamente el vino en tinajas valencianas y manchegas, ya que algunas de las galerías de las bodegas se utilizaban con fines vitivinícolas.

Al no encontrarse al aire libre, es necesario concertar una cita previa mediante la Oficina de Turismo de Utiel para poder visitar las bodegas.

Cellers subterraneas d'Utiel - Foto: Ajuntament d'Utiel
Bodegas subterráneas de Utiel - Foto: Ayuntamiento de Utiel

Bajo el barrio de la Villa de Requena existe un laberinto compuesto de 22 cuevas excavadas en época musulmana que han tenido diversos usos durante su historia. Las cuevas de la Villa han albergado viviendas, refugios, osarios, silos y bodegas han permanecido escondidas hasta los años 70 del siglo XX; sin embargo, ahora resultan un gran atractivo para la localidad requenense.

Las cuevas pueden visitarse de miércoles a domingo con cita previa y la entrada tiene un precio general de 4 euros, pero disponen de tarifas reducidas para ciertos casos.

Cuevas bajo el barrio de la Villa en Requena - Foto: Ayuntamiento de Requena
Cuevas bajo el barrio de la Villa de Requena - Foto: Ayuntamiento de Requena

Les Covetes dels Moros, situadas en Bocairent, se componen de cavidades dificiles de datar por falta de inscripciones y materiales arqueológicos. Sin embargo, tras varias prospecciones arqueológicas sí se sabe para que se emplearon: fueron graneros u almacenes de seguridad que servían comunidades campesinas de las proximidades.

Las cuevas, iluminadas por orificios en forma de ventana, están ubicadas a mitad de un acantilado rocoso, en el Barranc de la Fos.  Hay quienes afirman que realizar esta visita es toda una aventura, ya que has de agacharte y deslizarte por pequeños huecos para acceder a algunas de las cuevas. Por lo tanto, esto es una gran consideración a tener si se padece de alguna lesión o dificultad física, o si se sufre claustrofobia.

El precio de la entrada son 3 euros por adulto y los menores de 11 no pagan.

Covetes dels Moros - Foto: Ayuntamiento de Bocairent
Covetes dels Moros - Foto: Ayuntamiento de Bocairent

Cuevas valencianas para los más atrevidos

La Cova del Colom se encuentra muy cerca de la ciudad de València, en la localidad de Ribarroja. Envuelta por un gran misticismo, fruto de varias leyendas populares que cuentan que dentro de la cueva se habían visto figuras horribles que custodian oro y joyas, esta visita resulta imprescindible por su belleza.

La cueva ha sufrido algunos daños a lo largo de los años, ya que algunas de las estalactitas y estalagmitas han sido arrancadas y hay algunos graffitis. Sin embargo, aún se pueden observar muchas formaciones en las paredes en forma de columnas; algunas estalactitas incluso tienen todavía un goteo activo.

La ruta que llega hasta ella es muy sencilla y puede realizarse con niños, sin embargo, una vez dentro se debe tener mucha precaución con el descenso hasta el corazón de la cueva, especialmente si ha llovido recientemente. Y, muy importante, ¡linternas para observar todos los detalles una vez dentro!

Video de la Cova del Colom

Entre Favara y Alzira, en la sierra de Cobera, se encuentra la mágica Cova de Galera. Esta excursión, no solo interesante para los amantes de los recovecos más escondidos, regala unas vistas impresionantes de la montaña de Cullera y del mar durante la ruta hasta la cueva.

La cueva es muy húmeda y por ello está repleta de estalactitas y estalagmitas que se conservan perfectamente. Además, esconde un pasadizo de menos de 10 metros para los más valientes. La visita es accesible también para los niños.

Cova Galera

Un total de 141 metros forman la Cova del Tortero, ubicada en el término municipal de Tous. Compuesta por múltiples salas, con algunos accesos estrechos a las mismas, la cueva tiene grandes formaciones a causa de la humedad a pesar de que muchas han sido arrancadas.

La Cueva consta de una entrada con un Vestíbulo de 34 metros, un pequeño laberinto de 31 metros, una recámara de 3 metros, el salón principal de 26 metros, la Sala Honda de 9 metros, la Sala Gonrg de 3 metros con agua,y la Galería Honda de 36 metros.

Es recomendable llevar linterna y casco, especialmente si acuden niños a la excursión. Y, por si aún se dispone de más tiempo, en las inmediaciones de la zona hay un a cueva vecina muy conocida; la Cueva del Candil.

Destacados