Las claves de la nueva ley de Cambio Climático y Transición Ecológica para impulsar las renovables

El Consell permitirá a los ayuntamientos aprobar la instalación de plantas de renovables y aumenta la RVI para hacer frente a la subida de la energía

Guardar

Placas fotovoltaicas
Placas fotovoltaicas

El Consell ha dado luz verde al proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica que fija sus líneas de actuación entorno a un objetivo general: impulsar el uso de las energías renovables en la Comunitat Valenciana.

Así lo anunció el pasado viernes la vicepresidenta Mónica Oltra en la rueda de prensa posterior al Pleno del Consell. Precisamente, este proyecto de ley va acompañado de la aprobación del denominado “decreto ley omnibus” cuya finalidad es modificar una serie de normativas para hacer frente a la crisis multisectorial provocada por la guerra de Ucrania. 

La vicepresidenta Mónica Oltra en la rueda de prensa posterior al Consell
La vicepresidenta Mónica Oltra en la rueda de prensa posterior al Consell

“Este decreto es más completo para paliar la cuestión energética, pero también la cuestión económica derivada de la guerra de Ucrania”, ha asegurado la vicepresidenta. Así, esta resolución incluye medidas para agilizar la instalación de plantas de energía fotovoltaica y eólica y también una ampliación del porcentaje de las bonificaciones que cubre la Renta Valenciana de Inclusión (RVI) en lo que se refiere a la cobertura de suministros. 

Impulso a las renovables

En la línea de los objetivos de sostenibilidad de la Unión Europea, el objetivo de la Generalitat Valenciana es que en el año 2030, el 42 % de la energía que consumimos provenga de las energías renovables. Además, se ha fijado la reducción en, al menos, un 35,4 % del consumo energético también para el 2030.

Por esta razón, desde el Ejecutivo valenciano se busca promocionar el uso de las energías de fuentes renovables a través del aumento de las instalaciones de placas fotovoltaicas y energías eólicas. Así, se van a simplificar los procedimientos administrativos a través de los cuales se conceden los permisos para instalar este tipo de plantas.

De esta manera, con la eliminación de las trabas burocráticas, la Generalitat prevé reducir el tiempo de espera de tramitación de las autorizaciones de instalación a tan solo un año. Por otro lado, también se refuerza la agilización normativa para las plantas de energías renovables de menos de 10 megavatios, que ahora tendrán tramitación de urgencia.

Instalación de placas solares en el tejado de una vivienda
Instalación de placas solares en el tejado de una vivienda

Más responsabilidad en los ayuntamientos

Junto con la disminución del tiempo de espera de obtención del permiso para instalar estas plantas de energías renovables, el gobierno valenciano permitirá que los consistorios de cada localidad puedan realizar los informes favorables de aquellas instalaciones que no superen los cinco megavatios para “destaponar" los cauces administrativos de la Generalitat y reducir los tiempos de espera, ha detallado Oltra.

Además, también se favorecerá la instalación de plantas públicas que generen energía verde en los municipios y se prevé incorporar la posibilidad de declaración energética o estratégica para proyectos singulares que puedan ser de interés económico, energético o ambiental.

Aumento de la Renta Valenciana de Inclusión

Entre las medidas contempladas por esta nueva regulación en materia de cambio climático, también se introducen modificaciones en las cantidades de la actual Renta Valencia de Inclusión (RVI).

En este sentido, se ha aprobado la ampliación del porcentaje de las bonificaciones que reciben las personas a las que se les ha otorgado la RVI en el apartado de ayudas económicas para hacer frente a los suministros como la electricidad, el agua o el gas.

De este modo, en el caso de las familias que han acreditado tener que pagar un alquiler o una hipoteca la ayuda para sufragar los gastos del hogar aumenta del 25 al 30 %; mientras que para aquellas personas que no lo tengan se incrementará la bonificación hasta el 15%, cuando anteriormente era del 10 %.