La Albufera alberga la mayor colonia de gaviota cabecinegra en España en 2021

Guardar

Albufera
Albufera

Desde que la gaviota cabecinegra empezó a criar en la Albufera en 2000, su población ha experimentado un aumento continuado hasta superar el millar de parejas reproductoras en 2021, lo que convierte el parque natural en la zona de cría más importante de la especie en España. El vicealcalde y concejal de Devesa-Albufera, Sergi Campillo, ha manifestado que esto ha sido posible “gracias a las condiciones ambientales y de tranquilidad que ofrece la reserva natural del Racó de l’Olla”.

En la temporada de este año se han alcanzado las 1.017 parejas reproductoras de gaviota cabecinegra. Una cifra que el vicealcalde ha valorado, “no solo por el número de parejas, sino porque han llegado a volar en torno a 600 pájaros jóvenes”. La capacidad de encontrar alimento mientras los arrozales están secos, antes de empezar el verano, atrae a estas aves, que se instalan en el Racó de l’Olla, junto a otras especies de gaviotas y charranes.

La estancia de la gaviota cabecinegra en la Albufera se inicia en febrero, cuando los primeros adultos reproductores toman contacto con la reserva. Si las condiciones son óptimas, los nidos se establecen a finales de abril y los jóvenes nacidos en la colonia empiezan a volar las últimas semanas de junio. Su dieta se compone de insectos terrestres y acuáticos, gusanos, caracoles pequeños y peces, que obtienen de las zonas de agua dulce, principalmente de las áreas limítrofes entre arrozales y huertas de regadío.

Una vez finalizada la actividad reproductora, al acabar junio, las aves empiezan a abandonar la reserva del Racó de l’Olla, se dispersan por diferentes ambientes del parque de la Albufera e inician gradualmente la migración otoñal hacia los lugares de invernada, probablemente en el mar de Alborán o en el golfo de Cádiz, donde permanecen hasta que vuelven a València en febrero.

La gaviota cabecinegra es una especie migratoria que suele viajar costeando, generalmente desplazándose de este a oeste en lugar de hacerlo de norte a sur como las aves migratorias europeas. Se traslada desde los emplazamientos de cría, ubicados en lagunas y marismas, hacia los destinos de invierno, para los que prefiere medios marinos, como estuarios, puertos, lagunas salinas y otras aguas resguardadas.

Las colonias de cría de estas aves se encuentran prácticamente todas en Europa, principalmente la costa norte del mar Negro, pero también en diversas localidades del norte del Mediterráneo, la península Ibérica y regiones costeras del mar del Norte. En invierno, se extienden por el Mediterráneo, el mar Negro, y las costas atlánticas europeas y del noroeste de África.

Destacados