El Consell impulsa el Plan Convivint de Infraestructuras Sociales

Está prevista una inversión de 560 millones de euros en los próximos cuatro años

Guardar

Mónica Oltra, durante la presentación del Pla Convivint
Mónica Oltra, durante la presentación del Pla Convivint

La Generalitat Valenciana afianza su apuesta por las infraestructuras sociales con la inversión de 560 millones de euros que realizará, dentro del Pla Convivint, durante los próximos cuatro años. Así lo anunció el president Ximo Puig el pasado lunes durante su intervención en el Debate de Política General. 

Durante este tiempo está previsto que se ejecuten 247 nuevas actuaciones en centros sociales destinados a personas mayores, con diversidad funcional, con enfermedades mentales, para niños y adolescentes vulnerables y para mujeres víctimas de violencia machista, que permitirá habilitar 6.600 nuevas plazas públicas asistenciales.

Puig realizó este anuncio dentro de su apuesta por la consolidación de un espacio público de bienestar, que atañe a “la consideración hacia los más vulnerables”. En este sentido, el cap del Consell citó una frase de Adela Cortina que hace referencia a que “si caemos en mínimos de humanidad, entonces nos deshumanizamos”. 

Al respecto, el president reconocía que “el nuevo contrato social valenciano exige renovar los términos que acordamos hace ahora 40 años por que hoy, por fortuna, tenemos un mayor sentido de humanidad con aquellos que más lo necesitan”. “Somos personas y somos sociedad y de esto trata el Pla Convivint de Infraestructuras Sociales”, incidía el primero de los valencianos.

DIGNIFICAR LA RED PÚBLICA DE SERVICIOS SOCIALES

El Pla Convivint, que se presentaba a mediados de abril, nacía con el objetivo de dignificar la red pública de servicios sociales con nuevos modelos residenciales, más humanizados y centrados en las personas, y con una apuesta clara por acercar los recursos a la ciudadanía.

En este sentido, pretende cubrir las necesidades garantizando una equidad territorial, permitiendo que cada departamento tenga, al menos, un centro de cada tipología; la disminución del tiempo de desplazamiento, fijándose 20 minutos máximos para los centros de día y 30 minutos para los centros residenciales; la eficiencia temporal y económica; y la lucha contra la despoblación con el diseño de recursos de proximidad para los que se optará por las extensiones de los centros diurnos.

La inversión prevista se destinará a la reforma o puesta en marcha de 247 instalaciones, que permitirán la creación de 6.600 nuevas plazas públicas en residencias y centros de día para los colectivos más vulnerables, como las personas mayores, con diversidad funcional o usuarias de prestaciones relacionadas con la salud mental que, además, supondrá la creación de 3.500 nuevos puestos de trabajo directos.

Ximo Puig Plan Convivint
El president de la Generalitat, Ximo Puig, durante la presentación del Plan Convivint

UN PLAN “MUY COSTOSO” DE DISEÑAR

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, afirmaba el pasado viernes en la rueda de prensa del Consell que se trata de un plan “que se está ejecutando cada día” enumerando diversas residencias como la del Lledó en Castellón o la de Alpuente, que están ya a punto de ser inauguradas. Oltra reconocía que se trata de un plan que “costó mucho de diseñar porque está basado en el mapa de necesidades, un trabajo de meses”. 

Por su parte, el president Ximo Puig incidía, hace unos meses, en que "en la pandemia hemos visto lo importante que es el trato que se le da a los mayores; es una cuestión de dignidad y de decencia de la propia sociedad", remarcando el esfuerzo que viene realizando la Generalitat para "generar políticas que favorezcan la vida de las personas, sobre todo de las más vulnerables".

ACTUACIONES

En el ámbito de personas mayores, el Convivint contempla 100 actuaciones y una inversión de 279 millones de euros, que permitirán duplicar el número de residencias públicas y multiplicar por 12 los recursos de atención diurna, además de instalar puntos de atención en la proximidad en el mundo rural.

El plan invertirá 81 millones de euros en 27 actuaciones en el ámbito de la diversidad funcional, lo que permitirá duplicar el número de recursos públicos hasta llegar a las 17 residencias y los 10 centros de día u ocupacionales. La inversión en actuaciones en centros para personas con problemas de salud mental será de 74 millones de euros, lo que supondrá multiplicar por cuatro el número de centros públicos.

También se está apostando por mejorar la red de centros de atención diurna destinados a la infancia y la adolescencia más vulnerable, con 20 nuevos centros.

La red para mujeres víctimas de violencia de género recibirá una inversión de 3 millones de euros para la puesta en marcha de 6 nuevos recursos, y también está prevista una inversión de 96 millones de euros para actuaciones en 57 centros destinados a dignificar las instalaciones. Asimismo, se está procediendo a actualizar los centros existentes.

Archivado en: