El Levante solo ha sumado un punto en las últimas dos jornadas

Guardar

Cádiz y Oviedo han conseguido lo que para muchos equipos ha sido imposible debido al buen arranque liguero del Levante. El equipo de Juan Ramón López Muñiz comenzó la temporada siendo uno de los favoritos al ascenso a Primera División desde la primera jornada en el duelo frente al Numancia al que derrotó 0-1 con un tanto de Jason.

El conjunto granota tardó cinco encuentros en conceder sus primeros tres puntos y lo hizo lejos del Ciutat de València. El Córdoba había sido el único en doblegar al Levante hasta el pasado sábado que también lo hizo el Cádiz en el estadio Carlos Tartiere al ganar a los levantinos por 2-0, con los goles de Jonathan Pereira y Michu. Ambos cuadros han derrotado a los azulgranas en sus estadios, pero todavía siguen invictos en el feudo valenciano.

En los últimos duelos se ha visto un Levante que ha perdido el fuelle de los primeros encuentros cuando se mostraba intratable. A pesar de la baja forma de algunos jugadores sobre el terreno de juego no se puede hablar de preocupación en Orriols debido al amplio colchón de puntos que tiene con su inmediato perseguidor. La tranquilidad reina en la entidad granota.

El Levante es líder en solitario de la Liga 123 con 31 puntos, siete más que el Girona, que se encuentra en la segunda plaza con 24 unidades. La diferencia de puntos le permite jugar sin presión, pero desde la capital del Turia son conscientes de que no se puede ganar siempre y en la categoría de plata existe mucha competencia entre las escuadras.

Destacados