Raúl Antón: "Aunque el público esté lejos y distanciado, se escuchan las risas en los espectáculos de la nueva normalidad"

El còmic valencià que l'està 'petant' a les xarxes socials i als escenaris ens parla de com va aportar el seu granet d'alegria a la societat durant el confinament

Guardar

raul-anton
raul-anton

Raúl Antón es un monologuista nacido en València que desde hace unos años lo está "petando" en las redes sociales. Aunque él ya se había subido al escenario hace 11 años, el valenciano se ha convertido en un icono de los años 90, la música remember y sobre todo de la risa. El cómico aprovechó el confinamiento para intentar sacar una sonrisa a la gente que tan mal lo estaba pasando en casa, pero no solo haciendo monólogos mediante vídeos. El artista se esforzó para entretener a la gente durante todo el día, haciendo concursos, directos e, incluso, ¡una Nochevieja! Ahora que se ha vuelto a subir a los escenarios, desde el 1 de julio, y que actuará en las Nits al Carme el próximo domingo 22 de agosto, hemos querido hablar con él.

Sabemos que actuarás en las Nits al Carme la próxima semana, ¿cómo es para ti volver a los escenarios después de vivir el confinamiento?

La verdad que es un regalo porque pensábamos que no volveríamos a actuar hasta el 2021 como mínimo y desde el 1 de julio lo hemos podido disfrutar. Pero la verdad es que son actuaciones muy diferentes, la gente está lejos, sentada y el aforo es muy reducido. Aun así, lo más importante es que se escuchan las risas y los aplausos que era la incógnita que tenía cuando vi las nuevas salas de butacas.

Eso sí, ya no se pueden hacer fotos y es una lástima. Hay gente que lo entiende y gente que no, pero a pesar de todo, se puede actuar y eso ya es un regalo.

¿Cómo se preparan los espectáculos para que sean seguros?

Está todo muy controlado. Por ejemplo, estoy seguro de que la pasada actuación del viernes en Mar de Sons 2020, en el Club Náutico de Castelló, era más seguro que ir al supermercado o coger un bus. Se controla el acceso, el aforo, la distancia de seguridad... y es todo al aire libre. Se reducen al máximo las situaciones de riesgo y creo que la gente una vez va a ver un espectáculo se da cuenta que no es más peligroso que cualquier otra situación.

Nacido en València, ganó en 2013 el primer premio de monólogos del concurso que organizaba el Ayuntamiento de Rincón de Soto (La Rioja). En 2014 ganó la VII edición de Monólogos de Santa Pola (Alicante). El cómico valenciano está triunfando por toda España y también era el presentador Oficial del València Comedy Club. Además, ha sido galardonado con 8 primeros premios nacionales.

¿Crees que la situación actual afectará al hecho de que la gente se acerque a ver el espectáculo Regreso al Pasado en las Nits al Carme?

El miedo afecta totalmente a la asistencia. Si una persona ya ha ido a otros acontecimientos, es diferente, pero si no, afecta muchísimo que decidan si van a venir o no. Yo, personalmente, creo que hay peligro en cualquier lugar, y también es verdad que la gente ya no tiene el mismo miedo que al principio a ir a comprar, por ejemplo.

Desgraciadamente, creo que será la primera vez que no vayamos a llenar en València y es por el miedo que tiene la gente a venir, algo lógico.

Son muchas las personas que han visto tus vídeos durante el confinamiento. Vídeos, conexiones en directo... Todo lo que has hecho. Has hecho reír y olvidar auténticas calamidades a muchísima gente. ¿Cómo conseguías transmitir esa alegría en momentos tan difíciles?

A ver, yo cuando hacía los vídeos estaba alegre, nunca ha sido un papel. Si no hubiera estado bien, no habría grabado. Aun así, sí que me vino "el bajón" después, cuando la gente empezó a salir y vi que no sabía cómo iba a ser a partir de ese momento. Es decir, aunque estuvimos encerrados yo no paraba haciendo los concursos, los directos, los eventos online... Quizás estaba estresado y todo. Pero, cuando ya se empezó a salir, tuve que tomarme las cosas con calma y fue un cambio grande.

¿Cómo te inspirabas en casa durante el confinamiento?

Yo vengo del mundo sociocultural, por eso, no solo buscaba que la gente riera sino que se entretuviera durante todo el día. Por ejemplo, hacía concursos online de disfraces, de cocina... Y la gente ya pasaba varias horas pensando en qué ponerse o qué ingredientes tenían en casa. Una de las cosas más divertidas fue cuando llegó el cambio de hora de verano y decidí hacer una celebración de fin de año. ¿Sabéis qué? Que la gente se pasó el día pensando en qué ponerse, en decorar la casa, en hacer una cena diferente. Yo quería que participaran y me intentaba inspirar en eso.

La realidad es que he duplicado los seguidores durante el confinamiento, pero estoy seguro de que si hubiera hecho más vídeos, hubiera crecido más. Sin embargo, es esos momentos te das cuenta que tienes algo que aportar a la sociedad por encima de tu beneficio propio.

¿Cómo crees que has ayudado la gente que te ha visto?

Es una situación muy extraña porque, antes, cuando me veían me decían: "buah, como me río contigo, con tus vídeos" y te hacían referencias a los 90 o a cosas que pasaban en los vídeos y era muy gratificante, pero ahora es totalmente diferente. Me ven por la calle y me dan las gracias porque les he dado un motivo para hacer cosas en sus casas durante el confinamiento. Que te den las gracias en las redes es normal, pero en la calle, es muy fuerte y muy bonito. Además yo soy muy sentimental y me emociona.

Por último, ¿cómo crees que será el mundo de los espectáculos en la nueva normalidad?

De aquí en adelante será muy complicado. Puede ser que yo tenga la suerte de continuar porque la visibilidad me lo permita o que me permita trabajar en lo que realmente a mí me gusta, pero ahora todo está muy jodido.

De hecho, hablo con compañeros de profesión y me dicen que la cosa está muy mal. Tenemos que pensar en que a partir de septiembre nos enfrentamos a un mapa totalmente nuevo: ahora actuamos en espacios abiertos, pero ¿qué ocurrirá cuando esté en espacios cerrados? Será duro.

Archivado en:

Destacados