El Palau de la Música renovará los cristales del hall e instalará placas fotovoltaicas

La Junta de Gobierno acuerda modificar las obras de rehabilitación del auditorio para incorporar estas mejoras

Guardar

Palau de la Música  ©José Miguel Piquer
Palau de la Música ©José Miguel Piquer

La reforma integral del Palau de la Música incluirá la renovación de los cristales del vestíbulo y los perfiles metálicos donde están fijados, así como la instalación de placas fotovoltaicas para mejorar la eficiencia energética del auditorio. La Junta de Gobierno Local ha aprobado este viernes modificar las obras de rehabilitación del edificio para incorporar las mejoras. Los cambios tienen un coste de 958.000 euros, IVA incluido, lo que supone un incremento del 7,5 % del presupuesto total del proyecto adjudicado, que alcanza los 11,4 millones de euros.

El vicealcalde, Sergi Campillo, ha informado del acuerdo, acompañado del concejal Borja Sanjuán, tras la reunión del órgano colegiado. El vicealcalde ha explicado que la decisión sobre la adecuación del Palau de la Música se ha tomado “a propuesta de la dirección de la obra y la empresa contratista” para “ejecutar correctamente los trabajos y conseguir el objetivo final, el de la rehabilitación completa” de las instalaciones, “después de 30 años de existencia”.

Campillo se ha referido asimismo a otros asuntos abordados en la Junta de Gobierno. Entre ellos, la reordenación de los usos de la Casa del Punt de Ganxo para convertirla en un centro de investigación cultural y energética, en el marco de la Agenda Urbana y la Misión Climática València 2030. Se trata de un edificio patrimonial ubicado en el barrio de la Seu, que actualmente alberga dependencias municipales de distintas concejalías. Para su rehabilitación, el Ayuntamiento ha solicitado a la Unión Europea una subvención de cerca de tres millones de euros.

Por otra parte, hoy se ha dado luz verde al convenio entre el consistorio y la Cámara de Comercio para desarrollar un programa de negocio local sostenible que prevé ayudar a reducir la factura energética a unas 3.000 pequeñas empresas, desde comercios hasta hoteles y restaurantes, de aquí a 2025. Los establecimientos que se adhieran a esta iniciativa recibirán un estudio personalizado para mejorar la utilización que hacen de la energía. También recibirán información para tramitar todas las ayudas y subvenciones para instalar fuentes renovables para el autoconsumo, como las bonificaciones municipales en el IBI y el ICIO para colocar placas solares. El programa pretende igualmente fomentar la creación de comunidades energéticas locales.

El convenio cuenta con una aportación del Ayuntamiento de 425.000 euros y tendrá una vigencia de tres años, mientras que la Cámara de Comercio se encargará de organizar y poner a disposición de los establecimientos la realización de talleres sobre los programas europeos FEDER y la posibilidad de llevar a cabo proyectos concretos de 7.000 euros con una ayuda de hasta 3.500 euros.

Archivado en:

Destacados