Maria Josep Amigó: "Queremos que el Magnànim tengan la misma relevancia pero con un alcance de país para hacer todavía más"

La Vicepresidenta de la Diputación de València, Maria Josep Amigó, hace balance de los 6 años en la institución provincial.

Guardar

Entrevista en video

Ya llevas 6 años como vicepresidenta de la Diputación de València, ¿continúas pensando que tendríamos que replantear el funcionamiento de las Diputaciones provinciales o mantenerlas como tal?

Desde Compromís siempre lo hemos dicho, y lo hemos llevado a nuestros programas electorales, que las diputaciones habría que eliminarlas, porque evidentemente no se corresponden con nuestro modelo territorial. Nosotros somos más de trabajar por comarcas, consideramos que tendríamos que tener una Consejería de Territorio que fuera la que hiciera el trabajo de las diputaciones, y también potenciar el funcionamiento de las mancomunidades, que tendrían que estar mejor dotadas. Pero no obstante, la realidad es que las diputaciones están aquí; y que no depende de nosotros como partido político, aunque hemos intentado poner el tema encima de la mesa en los lugares donde consideramos que se tendría que decidir, como hizo Joan Baldoví en el Congreso. Aun así, lo que sí que es cierto, es que consideramos también que mientras que estén las diputaciones tenemos que estar dentro de las mismas porque también hay posibilidad de cambiarlas en su funcionamiento del día a día, que es lo que nosotros hemos intentado hacer y pienso que lo hemos conseguido de alguna manera en estos seis años.

"La respuesta de los municipios al Plan Reacciona es muy positiva porque tenemos 7 líneas y ellos tienen siempre muchísimos proyectos"

Además de vicepresidenta tienes muchas áreas dentro de la Diputación, muchos cargos y muchas responsabilidades. Una de ellas es la responsabilidad de medio ambiente. Hoy en día, es más importante que nunca por el tema de la lucha contra el cambio climático, que aquí en la Comunidad Valenciana lo sufrimos y yo creo que diría en nuestras propias carnes. Vosotros tenéis unas líneas en muchas acciones y especialmente con mucha dotación económica y presupuestaria. Me gustaría que comentaras un poco el tema de, precisamente, las acciones que están dentro englobadas del plan Reacciona. ¿Cómo lo valoras y qué acogida está teniendo en los municipios?

Una de las cosas que pienso que hemos conseguido cambiar desde que estamos en el gobierno de la Diputación desde 2015 ha sido crear un área de medio ambiente que como tal antes no existía. Nosotros ya teníamos claro en aquel momento que era imprescindible que hubiera un área dedicada al medio ambiente y a la sostenibilidad para ayudar los municipios en la mitigación y en la adaptación al cambio climático. Aquí, en la Comunidad Valenciana lo estamos sufriendo, aunque es una realidad que está en todo el mundo, pero es cierto que aquí hay muchos cambios de temperatura, las lluvias torrenciales, la sequía, las inundaciones... lo sufrimos en el día a día. Consideramos desde el área de medio ambiente sacar una línea de ayudas y subvenciones para que los municipios pudieran poner en sus agendas la lucha contra el cambio climático. Tenemos que pasar a la acción, y esto es lo que hemos hecho con el Reacciona. La línea del Reacciona, que además le pusieron un nombre para que la gente tuviera claro que querían hacer con esto, reaccionar delante del cambio climático. Reacciona por el clima, que decimos nosotros. Y la verdad es que son más de 17 millones de euros y, en cada presupuesto de la Diputación, intentamos que sea un poquito más. Sí que es cierto que hay otras ayudas de la Diputación que están mejor dotadas y que las autonomías municipales pueden invertirlas como consideren, pero las ayudas de Reacciona van dirigidas a la mitigación y a la adaptación del cambio climático. La respuesta de los municipios es muy positiva porque tenemos 7 líneas y ellos tienen siempre muchísimos proyectos, aunque hay algunas que por falta de presupuesto no las podemos cubrir. Siempre los animamos a que se vuelven a presentar y nosotros intentamos cada año que el presupuesto Reacciona esté un poquito mejor dotado.

"Enseñamos a los niños y a las niñas cómo tienen que ahorrar en la escuela el agua y la energía, además educativamente porque lo trasladan después a sus familias, y está teniendo una acogida preciosa"

Y de todas estas 7 líneas, ¿cuáles me podrías destacar, que consideras que son más llamativas?

Yo destacaría 2 por cuestiones muy diversas. Aunque una esté mucho mejor dotada económicamente, que sería la del ciclo integral del agua, la otra también por su importancia, que es la del 50-50. ¿Por qué estas dos? El ciclo integral del agua porque durante dos años los gobiernos del Partido Popular no han metido atención en aquellas cosas que no eran visibles. Han hecho muchísima política de escaparate, muchísima política de puertas hacia fuera, y entonces aquello que ha ido siempre por debajo cómo es el tema del agua no lo han cuidado. Entonces nos encontramos ahora que los municipios, los alcaldes y alcaldesas, los concejales y concejalas que tienen mucha más sensibilidad, afortunadamente, tienen clarísimo que hay que invertir en el alcantarillado y en el tema del agua de su municipio porque por ahí tenemos unas pérdidas brutales, y como son conscientes están invirtiendo muchísimo y, el ciclo integral del agua también es una de las líneas que tiene muchísima demanda.

El tema del 50-50 porque la educación ambiental es prioritaria y es una línea que ponemos en marcha en las escuelas, en toda la comunidad educativa. Enseñamos a los niños y a las niñas cómo tienen que ahorrar en la escuela el agua y la energía, además educativamente porque lo trasladan después a sus familias, y está teniendo una acogida preciosa. El otro día fuimos a la escuela de mi pueblo, con el consejero Marzà, porque también quería ver como estaba funcionando, a ver si esta iniciativa que es de la Diputación la pueden trasladar al resto del país, al resto de escuelas que no son de la provincia de València, porque bien es verdad que ver como los niños y niñas tienen esa conciencia de cómo tienen que hacer en cada una de nuestras acciones para ahorrar y para luchar contra el cambio climático es muy bonito. La educación ambiental, apuesto muy por eso.

"En el Consorcio de Bomberos, hemos renovado toda la flota, los vestuarios, y ahora estamos renovando las infraestructuras, puesto que la mayoría de los parques son del año 93 y ya necesitan alguna remodelación."

Además, también eres presidenta del Consorcio de Bomberos. La verdad es que este año podemos estar un poco de enhorabuena porque ha sido de los años que menos incendios hemos sufrido en la Comunidad Valenciana. Me gustaría que hicieras una valoración de la situación de los incendios forestales de este año.

Es una de las cosas que me da muchísimo de orgullo, poder ser la presidenta del Consorcio Provincial de Bomberos, estar al frente de los trabajadores y las trabajadoras del Consorcio, que son ejemplares. Yo creo que también en esta situación que hemos sufrido de pandemia sanitaria, ellos han estado ahí junto a la ciudadanía siempre para todo lo que haya hecho falta. Pero ellos son personal esencial y evidentemente hemos tenido que tener unas medidas muy cuidadosas.

El tema de los incendios: es evidente que nunca podremos evitar que en un momento dado podamos tener un incendio. Pero sí, si trabajamos de manera efectiva, como siempre decimos los incendios se apagan en invierno, y cuidamos mucho la prevención, que es una cosa que hemos hecho desde el Consorcio. También dotando de nuevos materiales: hemos renovado toda la flota, los vestuarios, y ahora estamos renovando las infraestructuras, puesto que la mayoría de los parques son del año 93 y ya necesitan alguna remodelación.

La verdad es que estamos satisfechos porque intentamos apostar también, dentro de las líneas del Reacciona está el de gestión forestal que es porque los municipios que tengan un plan local de prevención de incendios, también trabajan en los trabajos de silvicultura, para cuidar también las zonas piro urbanas. Trabajando estas cosas conseguimos que si hay un incendio, la reacción sea más rápida de los efectivos, que son unos grandes profesionales, trabajando también de la mano con la Generalitat Valenciana y con los bomberos forestales, para llegar pronto e intentar que el incendio no se esparza, teniendo en cuenta que es una cosa que nunca podremos controlar los seres humanos por más que queramos. Pero bien, si trabajamos para prevenirlo siempre sale mejor, estamos muy satisfechos de cómo está yendo la cosa, la verdad.

Entre las remodelaciones que habéis hecho, leí que habéis destinado 2 millones de euros al parque de Gandia, una cantidad importante. Estas remodelaciones, ¿hacia dónde han ido destinadas y qué supone para ellos?

La mayoría de los parques, tanto los principales como los auxiliares, son del año 93. Evidentemente, necesitamos ampliarlos para adaptarnos a la situación actual. Es cierto que por el tema de la covid, estamos intentando que no tengan que compartir habitación, y también nos tenemos que adaptar porque, afortunadamente, están entrando bomberas y, entonces, necesitamos tener espacios para hombres y mujeres. Aunque ellos conviven, como no puede ser de otro modo, pero las habitaciones, más que nada por el tema sanitario, intentaremos que sean individuales. El lugar de descanso tiene que ser individual para que también estén más tranquilos, para que no estén juntos y evitar los posibles contagios.

Por lo tanto, hay que ampliar porque tenemos más vehículos y también por el circuito de descontaminación, que antes no teníamos. Es muy importante que cuando los bomberos vienen de una actuación y vienen con el traje de intervención puedan descontaminarlo antes de entrar a las zonas de descanso. A parte, tenemos proyectos de hacer nuevos parques, como es el de Alzira o el de Burjasot, que será la nueva central. Pero, en cuanto a la remodelación de los parques principales, este año abordaremos la de Gandia, donde fuimos el otro día a presentar el proyecto, por supuesto porque también queríamos que los bomberos nos dijeran como lo veían. Les mostramos los planos y algunas cosas también pudieron aportar, porque es muy relevante que ellos, que están ahí día a día, nos lo digan.

Por lo tanto, sí que estamos haciendo una inversión fuerte en infraestructuras que es lo que nos quedaría redondear en el tema del Consorcio.

Dentro de esta estrategia de prevención de incendios también me gustaría que me comentaras cómo encaja la incorporación de los brigadistas forestales dentro del mismo Consorcio de Bomberos.

Este tema es una aventura, pero una aventura que nos parece bonita. A mí, una cosa que me gusta muchísimo por parte del Consorcio es que los bomberos están encantados, del mismo modo que los brigadistas de Divalterra, porque ellos están acostumbrados a trabajar juntos, porque es "lo suyo".

Los brigadistas se dedican a la prevención, y entonces unir prevención con extinción, evidentemente es perfecto. Además, pueden coordinarse mucho mejor, porque los brigadistas cuando se incorporan de manera definitiva al Consorcio, la coordinación evidentemente será desde el jefe bomberos y las personas que están al frente de la extinción, pero también ayudarán desde la prevención y entonces podremos ampliar la red por todo el territorio de forma que tengamos cubierta, todavía más, la posibilidad que los incendios forestales no arrasen nuestro territorio.

En otro ámbito totalmente diferente, eres presidenta de la Institución Alfons el Magnànim, una institución muy importante al ámbito cultural, en la publicación de libros. ¿Cómo valoras toda la tarea que hace el Magnànim?

Cuando hablo del Magnànim se me ilumina la cara. Es muy cierto que, en el resto de áreas, a veces las cosas no son tan agradables, pero yo siempre se lo digo a los trabajadores y trabajadoras del Magnánimo, que ellos solo me dan alegrías, porque toda la tarea que hacemos desde el Magnànim tan solo puedo valorarla de manera positiva.

Yo sí que quiero destacar que desde el año 2016, con la entrada del actual director, Vicent Flor, salimos a una publicación por semana, que se dice muy pronto. Quiero decir, una institución que tiene más de setenta años, que hemos hecho publicaciones de toda clase: en el ámbito científico, el feminismo, la actualidad, temas sociales, hemos reeditado obras completas de autores y autoras valencianos y valencianas. Todo esto nos llena de satisfacción. También editamos muchísimo más en valenciano, y ya la edición de libros escritos por mujeres no es testimonial, y esto para nosotros también es muy importante. Yo solo puedo agradecer el trabajo que se hace desde el Magnànim, tanto a su director como a los trabajadores y trabajadoras, porque yo los acompaño en las presentaciones, en los debates, en muchísimas cosas, pero el día a día son ellos los que están ahí.

Ellos han sufrido también mucho la pandemia, porque además de la edición de libros, hacemos muchísimas actividades de presentaciones de libros, de debates, de presentaciones de revistas, y hemos tenido que parar en esta época de pandemia. Ahora estamos intentando empezar, a pesar de que no sabemos nunca hasta donde nos dejarán. Yo quiero repetir que la cultura es segura, también los actos que hacemos en el Magnànim son seguros, pero además yo creo que todo el mundo tiene muy claro que la cultura nos ha acompañado muchísimo en estos años, que han sido muy duros. Creo que la gente ha podido disfrutar del hecho de estar en casa con un libro en la mano. Entonces yo creo que en esto desde el Magnànim hemos contribuido también.

Se ha hecho pública la intención de que el Magnànim no se quede solo en la provincia de València y que se constituya como una institución autonómica. Este hecho supondría un cambio de 360°, puesto que tendría una cobertura totalmente autonómica gracias al apoyo de la Conselleria de Cultura. ¿Qué papel tendrían los ayuntamientos y otros organismos especialmente de las provincias de Alicante y Castelló?

Es una noticia fantástica. La institución Alfons el Magnànim nunca ha trabajado como provincial, puesto que nosotros siempre hemos tenido espíritu de ser una institución de país, y así lo hemos hecho: hemos ido a Alicante a presentar libros, a Castelló. Pero sí que es cierto que estamos circunscritos en la Diputación de València.

Entonces, esto ya lo llevamos pensando desde hace mucho de tiempo, pero ahora que desde 2019 soy yo la responsable, dije, hay que ponerse manos a la obra y empezar a trabajar. Lo primero que hice fue hablar con el presidente de la Diputación, como no podía ser de otro modo. Toni Gaspar me apoyó y fuimos a hablar con el Conseller, que también lo vio positivo. Lógicamente, una institución con más de 70 años, que, además edita más de un libro a la semana y trabaja poniendo en valor a los escritores y las escritoras, no tan solo de la provincia de València, sino también de todo el país y de todo el mundo, es imprescindible que tenga carácter de País Valenciano y no solo de la provincia.

Ahora mismo estamos trabajando cómo jurídicamente y económicamente podemos darle cobertura al proyecto. Hemos visto, hablando con los servicios jurídicos y técnicos, que la mejor forma sería un consorcio, del cual formaría parte la Generalitat, a través de la Conselleria de Educación y Cultura, la Diputación de València, y el resto de instituciones, las cuales han sido invitadas a participar: las Diputaciones de Castelló y Alicante, y los ayuntamientos más grandes: València, Castelló, Alicante y Elche. No significa que después no puedan entrar otros ayuntamientos que tengan interés, porque realmente, esta es la esencia de un consorcio, que cualquiera se puede sumar. Nosotros colaboramos con la Universitat de València, por lo tanto, también nos encantaría poder colaborar con las universidades de todo el País Valenciano.

Toda esta idea y sus estatutos están todavía en borrador, pero es cierto que hemos mantenido una reunión con el resto de instituciones y la sensación que tuvimos todas y todos fue muy positiva. Les pareció una muy buena idea a todos. Evidentemente, todos los representantes que vinieron de las otras instituciones nos dijeron que tenían que trasladar todo lo conversado a sus equipos de gobierno y a su administración, pero la sensación fue positiva y yo me quedo con esto. Al menos nosotros lo intentaremos, la Diputación saldrá adelante, porque sabemos que la Conselleria está de acuerdo, entonces nosotros haremos el consorcio. Cuanto más administraciones se sumen, mejor, pero nosotros lo que buscamos es que la institución Alfons el Magnànim tenga la relevancia que ya tiene, y que sea de alcance de país para nosotros es importante.

¿Qué supondría que el Magnànim fuera un consorcio y tuviera un ámbito autonómico?

Supondría tener más recursos, tener más personal y, entonces, poder hacer más cosas. Nosotros ya hacemos la edición de libros, los debates, la edición de las revistas, los premios València, que también tienen muchísima trayectoria y muy buena acogida. Entonces, si tenemos más presupuesto, que la Conselleria ya en el Presupuesto de este año ha metido 250.000 euros para la Institución, y más personal, que evidentemente el personal de la Diputación seguirá siendo de la Diputación, porque es lo que tienen los consorcios, que el personal que forma parte del consorcio continúa siendo personal de la institución consorciada. Pero la Generalitat podrá poner personal, el resto de instituciones también, y más presupuesto.

Ya les dije yo el otro día, que no estábamos hablando de dinero, que no era en estos momentos lo que más nos preocupaba, sino que lo que queríamos era ver si nos incorporábamos para ya poder empezar a trabajar. Cuanto más presupuesto tengamos y más personal, más cosas podemos hacer. Si ahora hacemos una edición a la semana, si podemos hacer dos, sería ya mágico.

Esta es la segunda legislatura que llevas ya en la Diputación, la primera fue en una coalición con cuatro partidos, con Podem también y con Esquerra Unida. Esta es solo con el PSOE. ¿Cómo valoras la evolución de la coalición en la Diputación durante estas dos legislaturas?

La valoro de manera muy positiva. Yo siempre he defendido que es muy bonito y muy enriquecedor trabajar en coalición en cualquier institución. De alguna manera, estás más obligado al diálogo y a llegar a acuerdos por el bien de la ciudadanía a la cual representas, en este caso por el bien de los municipios de la provincia de València, que son en primera instancia a quién nosotros nos dirigimos.

Tanto la legislatura anterior como esta, creo que cuando entramos en 2015, aquí en la Diputación, sabíamos la fama que tenía esta institución, y nos hemos dedicado a poner fin al clientelismo y a las ayudas a dedo. Hemos incorporado a todas las ayudas que damos sus criterios objetivos. Se ha acabado el amiguismo, se han acabado las prebendas y considero que hemos avanzado muchísimo en ese aspecto, lo tenemos todos clarísimo. Los ayuntamientos, los alcaldes y alcaldesas, del color político que sean, nos lo agradecen, porque ahora les llega mucho más dinero que antes. Nosotros estamos aquí para ayudarlos en todo aquello que necesiten, independientemente de quien gobierne, en el municipio que gobierne, e independientemente de dónde estén situados en el mapa de la provincia de València. Tenemos que tener en cuenta que no es el mismo el área metropolitana que las comarcas de interior, tampoco son lo mismo los municipios grandes que los municipios pequeños, pero dentro de las bases de cada una de las ayudas que damos para favorecer a unos o a otros según las necesidades que tienen. Y escuchar, creo que aquello que hemos aprendido durante estos seis años, durante estos gobiernos de coalición, tanto cuando éramos cuatro como ahora que somos dos, es a escucharnos entre nosotros como equipo de gobierno y también a los ayuntamientos, que son los que nos trasladan sus necesidades, y no quieren romances ni batallitas. Quieren que gestionemos con la mayor agilidad posible, que bien es verdad que la burocracia institucional nos acobarda bastante, pero intentamos ser lo más ágiles posible, y creo que si preguntamos a las personas directamente afectadas sobre la trayectoria durante los seis años la valorarán muy positivamente.

¿Cómo valoras a tu equipo, las diputadas y los diputados que están al frente de la Diputación en el área de Compromís?

Mis compañeros y mis compañeras de esta legislatura y del anterior para mí son más que compañeros y compañeras, son mis amigos y mis amigas. Y no solo los diputados y las diputadas, el equipo entero de Compromís de la Diputación son como una familia. Yo creo que pasamos muchas más horas nosotros juntas y juntos que en casa, y entonces siempre hemos intentado, y yo como responsable, como vicepresidenta y un poco coordinadora de Compromís en la Diputación de València, siempre intento que cada semana haya un ratito para sentarnos y hablar. Cuando no podíamos hacerlo presencialmente, los lunes por la mañana hacíamos reuniones telemáticas para planificar la semana, porque dijimos, no podemos estar sin vernos, y nos costó bastante estar detrás de las pantallas. Así que todos los lunes repasamos, ponemos en común las cosas, tenemos contacto continuo, y yo estoy muy contenta y muy satisfecha, porque mis compañeras, y digo compañeras porque somos cuatro diputadas y un diputado, tienen clarísimo porque han venido aquí, que es para ayudar nuestros municipios y para hacer políticas que redunden en el bienestar de las personas. No hemos venido aquí a ponernos nosotros medallas ni a hacernos fotos, sino a trabajar por el municipalismo, en el cual creamos muchísimo. Desde siempre intentamos hacer las cosas lo mejor posible, y limpiar la imagen de esta institución en la cual es cierto que no creemos, pero que tenemos bien claro que tenemos que estar en el gobierno de esta, para que no vuelvan los errores y las malas formas del pasado y esto significa que nos tenemos que remangar muchísimo, pisar mucho el territorio, escuchar mucho a nuestros alcaldes, alcaldesas, concejales y concejalas, y estar siempre junto a quiénes nos necesitan que son los vecinos y vecinas de nuestros municipios.

¿Qué ha aprendido Maria Josep Amigó de esta pandemia que nos ha cambiado un poquito la vida a todos?

 Ha aprendido que nunca podemos controlar las cosas que pasan a nuestro alrededor, que ninguno de nosotros, ningún político y ninguna persona humana estábamos preparados para esto, porque nos pilló muy de repente. Nos encerramos en casa y dijimos, ¿y ahora qué hacemos? ¿De qué manera podemos ayudar nuestros pueblos para que esto sea lo más ligero posible? Y yo siempre lo he dicho, y más de una vez y lo quiero repetir, los alcaldes y las alcaldesas, y concejales y concejalas nos han dado una lección de valentía. Son los auténticos héroes, porque ellos han estado al frente de sus ayuntamientos sin dejar ningún vecino ni vecina desatendido, en un momento en que no teníamos ni mascarillas, cuando no sabíamos qué hacer. Y ellos y ellas han estado ahí, dando la cara y sin perder los nervios en ningún momento. Mis compañeras y compañeros estuvimos muy pendientes de ellos, llamando cada día a los ayuntamientos, a los alcaldes y alcaldesas para preguntar de qué manera los podíamos apoyar y ayudar, y ningún alcalde, alcaldesa, concejal o concejala con quién hablé me mostró haber perdido el control de la situación. Tuvieron claro que ellos eran los representantes municipales, que ellas eran las que tenían que estar transmitiendo tranquilidad a la población y así lo han hecho. Es importante que aprendamos que aunque no estemos preparados para una situación así, siempre, cuando pasa, las personas que tienen vocación de servicio público están ahí dando la cara.

Eres abogada de profesión, has pisado de primera mano el municipalismo y en 2015 llegaste a la Diputación, que es el municipio de los municipios. De estos seis años, ¿con qué te has quedado que te haya dejado una huella personal?

Todas y cada una de las personas con las cuales he podido trabajar y con quienes hemos podido conseguir cosas bonitas para nuestros vecinos y vecinas. Para mí ha sido muy valioso haber podido hacer las colaboraciones interinstitucionales. Cuando llegué, cada cual intentaba hacer grande su institución y yo, que vengo de un municipio muy pequeño, tenía claro que veníamos aquí a unir esfuerzos. No podemos ser individualistas, tenemos que trabajar de manera colectiva. El hecho de poder trabajar con la Generalitat en muchos proyectos que hemos llevado adelante con las Consellerias y ayudas que hemos proporcionado en nuestros municipios, para poder mejorar nuestras escuelas, los centros de día, poder construir residencias donde hacía más de veinte años que no había una plaza pública, esto para mí es muy satisfactorio. Teníamos claro que nosotros no queríamos ser protagonistas de nada, sino que vinimos a ayudar a los vecinos y vecinas. Nos han dicho que éramos el cajero de la Generalitat, yo siempre lo he repetido: a los vecinos y vecinas de ningún pueblo del País Valenciano les importa de donde venga el dinero para mejorar las infraestructuras de su municipio o para mejorar los servicios sociales de su municipio, o el centro de salud, o la escuela donde van sus hijos e hijas. No quieren saber si el dinero viene del Ayuntamiento, de la Diputación, de la Generalitat o de la Estado Español. Lo único que quieren es que lo hagamos como sea. Si tenemos que unir esfuerzos, los unimos.

Así que he aprendido que la cooperación es importantísima, no solo en política, es importante para todo. De manera individual llegarás a muchos menos lugares que de manera colectiva, y creo que esto es un lección que tendríamos que aprender todos y aplicárnosla siempre en nuestra vida también.