Sindicatos y Conselleria llegan a un acuerdo para resolver la falta de personal en los hospitales valencianos

La solució a aquest problema es va plantejar el passat 15 de juliol en la Mesa Sectorial i la Conselleria va publicar l’11 d’agost la resolució per a posar-la en marxa

Guardar

La cuarta ola de la pandemia sigue azotando con virulencia los hospitales valencianos, aunque en menor medida que hace tan solo unas semanas debido a las restricciones impuestas por la Generalitat y el avance del proceso de inmunización contra la covid-19 de la población.Actualmente, los centros hospitalarios tienen 583 personas ingresadas, de las que 103 se encuentran en la UCI; por provincias, en València son 313 y 57 en UCI; mientras que en Alicante del total de 195 pacientes hay 30 en las unidades de cuidados intensivos y en Castellón 75, 16 de ellas en UCI.A pesar de las altas cifras de ingresos y de estar inmersos en plena cuarta ola de la pandemia, los hospitales sufren una "falta de plantilla estructural de enfermería acuciante", tal y como detalla M.ª Luz Gascó, secretaria general autonómica del sindicato de enfermería SATSE.Esta escasez de trabajadores en el ámbito de la enfermería está causada, en primer lugar, por las bajas laborales del personal que se ha contagiado de covid o que ha estado en contacto estrecho con un positivo; o, también, por las "bajas por otras enfermedades del personal de enfermería".Y, por otro lado, debido a "la falta de previsión y organización de Sanidad", según describen desde SATSE, que no han permitido tomar a tiempo las medidas necesarias para cubrir las plazas del personal que empezaba su periodo vacacional en estos meses de verano."Lo que no podemos pretender es que los profesionales sanitarios se queden sin vacaciones después del año y medio que llevan trabajando a unos límites que sobrepasan los esfuerzos físicos y mentales", destaca la secretaría autonómica del sindicato.No obstante, esta problemática basada en la falta de personal, que también sucede cada año durante el periodo estival cuando una parte del personal se encuentra de vacaciones, se ha agravado por la pandemia de la covid-19 y por el aumento de la presión asistencial.Así, el número de personal de enfermería por cada 1000 habitantes en la Comunitat Valenciana es de 3’2; mientras que a nivel nacional, esta cifra aumenta hasta las 5 enfermeras por cada 1000 habitantes. Y en el caso europeo, esta ratio es de entre 7 y 9 enfermeras. Se trata de unos datos desalentadores que "sitúan a la Comunitat a la cola de España", indica Gascó.

Programa de módulos voluntarios de horas extra

La solución a la falta de personal del sistema de salud valenciano, se planteó el pasado 15 de julio durante la Mesa Sectorial en la que participó la Conselleria de Sanitat, encabezada por Ana Barceló, y organizaciones sindicales como UGT, CSIF, la Confederació Intersindical Valenciana, CCOO y SATSE, entre otras.De esta manera, se intentaba solventar la carencia de profesionales sanitarios en los hospitales implantando un programa especial de módulos adicionales de refuerzo.Este programa consiste en ofrecer al personal médico que ya trabaja en los hospitales la posibilidad de hacer horas extra, de forma voluntaria y con una retribución económica, para contener el exceso de carga asistencial de algunos centros hospitalarios.Unos módulos que surgían, precisamente, como alternativa al sistema de deuda horaria que, según explica M.ª Luz Gascó, se trataba de un procedimiento "injusto", ya que muchos profesionales acababan "acumulando cientos de horas extra año tras año que no eran abonadas y, en muchas ocasiones, tampoco se cambiaban por días libres".Aún así, desde SATSE recuerdan que la resolución de la puesta en marcha de estos módulos llega tarde y "debería haberse tramitado de forma urgente" debido a la situación excepcional que sigue viviéndose en los hospitales. "La resolución debería haberse publicado al principio del verano para paliar esa falta de personal que hay en vacaciones", afirma la secretaria autonómica.

Bloqueos y falta de renovación de contratos

Además, esta acusada falta de personal en los centros sanitarios, se ha intensificado a causa de los bloqueos impuestos por el departamento de Sanitat a algunos integrantes de la bolsa de trabajo de enfermería.De esta forma, a finales de mayo, se contrató personal de enfermería para cubrir puestos durante los meses de verano (a partir de julio), y se les impuso un bloqueo en la bolsa de empleo que les impedía trabajar en el mes de junio.Como consecuencia, desde SATSE denuncian que este bloqueo hizo que se frenara el ritmo de vacunación y "no hubieran suficientes enfermeros para vacunar habiendo vacunas en los congeladores". "Hemos sido de las comunidades que más atrasados hemos ido en la vacunación", afirma Gascó, ya que mientras en otras autonomías la población joven de 20 a 29 años recibía la primera dosis en junio, en la Comunitat, la inmunización de este grupo de edad empezó a finales de julio.Por otra parte, la secretaria autonómica indica que la falta de renovación en mayo de aquellos contratos extraordinarios que se hicieron al inicio de la pandemia, ha forzado un éxodo de personal de enfermería hacia otras comunidades autonómas "donde las condiciones laborales son mejores". "Desde SATSE se advirtió que la medida más efectiva era renovar al personal que ya estaba contratado y así hubiera habido gente suficiente para aliviar la presión asistencial y avanzar con la vacunación".
Destacados