Ontinyent incrementa la apuesta municipal por el autoconsumo energético

La última instalación de 80 paneles fotovoltaicos prevé un ahorro superior a los 100.000 euros, sumándose a otras equipaciones que han dejado un beneficio neto acumulado de 300.000 euros desde 2012

Guardar

Paneles fotovoltaicos instalados en el CIM Sant Rafel
Paneles fotovoltaicos instalados en el CIM Sant Rafel

El Gobierno de Ontinyent continúa trabajando para hacer de la capital de la Vall d'Albaida un municipio amable con el medio ambiente, realizando una importante y firme apuesta por el autoconsumo energético.

Una iniciativa que se une a las bonificaciones que ofrece el Ayuntamiento desde 2020 en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a las empresas, asociaciones y particulares que optan por estos sistemas de abastecimiento energético, además del asesoramiento gratuito que presta la Oficina Municipal de Economía Verde, y a las numerosas iniciativas impulsadas los últimos años, como las de movilidad con la gratuidad del servicio de bus, el proyecto Ontibicie o las bonificaciones para la compra de bicicletas, bicicletas eléctricas y kits de conversión de bicicletas urbanas en eléctricas.

Así, se ha procedido a dotar de un total de 80 paneles fotovoltaicos al techo del Centro Integral de Mayores (CIM) del barrio de Sant Rafel, haciendo que este espacio sea autosuficiente en cuanto a consumo energético. Esta acción permitirá acumular, a las arcas municipales, un ahorro equivalente además de 100.000 euros durante la vida útil de la instalación (del alrededor de 25 años) que podría ser superior si aumenta el precio de la energía en este periodo.

Coste compensado en 5 años

Sayo Gandía en el CIM Sant Rafel
Sayo Gandía en el CIM Sant Rafel

En concreto, la actuación ha tenido un presupuesto de adjudicación de 26.500 euros, IVA incluido, a la empresa local INEL, para la dotación de 80 paneles de 370W para autoconsumo de una instalación de 25 kilovatios de potencia. De esta cantidad, el 50% ha sido financiado con una subvención del Instituto Valenciano de la Competitividad (IVACE). Los informes técnicos estiman que el coste de la instalación (sin contar la subvención) se habrá compensado en alrededor de 5 años.

La instalación, además, está dispuesta para el sistema de aprovechamiento de excedentes con compensación, de forma que la energía sobrante que se pudiera generar en las horas de mayor radiación solar se compensará en los costes que se produzcan en otras franjas horarias. Al ser una instalación con excedentes toda la energía se aprovechará, de forma que si no la consume el CIM, esta pasará a aprovecharse en la red por los consumidores próximos, a pesar de que esto no generaría ningún ingreso adicional.

Un hecho que, además, ayudará a una importante reducción de emisiones contaminantes. En este caso el ahorro que se prevé es superior al 66% de las emisiones de CO₂ que se producirían de no contar con sistemas de generación de energía "verde".

Placas solares en seis colegios públicos y en el polideportivo

Esta actuación será la primera fotovoltaica municipal de aprovechamiento por el sistema de autoconsumo, pero no es la única instalación similar en la localidad, puesto que el Consistorio trabaja en este sentido desde 2012. Así, la del CIM de Sant Rafel se añade a otras equipaciones con que ya contaba el Ayuntamiento en seis colegios públicos y en el polideportivo municipal, con una potencia total de 242,2 kW.

En este caso la energía no autoabastece estas instalaciones sino que se vende de manera independiente al pago de la factura, resultando también con este sistema un balance favorable: descontando el coste de la inversión en las centrales y del 'leasing' mensual que todavía resta en algunas instalaciones, el beneficio neto acumulado estos 10 años llega a los 300.000 euros.

Oficina de Economía Verde

Natalia Enguix, Jorge Rodríguez y Sayo Gandía en la Oficina Verde de Ontinyent
Natalia Enguix, Jorge Rodríguez y Sayo Gandía en la Oficina Verde de Ontinyent

Después de introducir en 2020 la "bonificación verde", rebajando a propuesta de las asociaciones empresariales ATEVAL y COEVAL del 20% al 15% el consumo mínimo de energías renovables a las industrias, comercios y particulares necesario para acceder a esta bonificación, el Ayuntamiento bonifica el Impuesto de Bienes inmuebles (IBI) y el Impuesto de actividades Económicas (IAE) a las personas o empresas que instalan paneles de autoconsumo individual o comunitario, además de poner al alcance de la ciudadanía un servicio de asesoramiento a través de la Oficina de Economía Verde, situada en el Mercado Municipal.

Esta oficina, abierta el julio de 2020, centraliza toda la información respecto a los recursos y acciones que pueden ayudar las familias a ahorrar en consumo energético y concurrir a subvenciones relacionadas con estas cuestiones. Un espacio que, además, valora los recursos naturales y la cura del medio ambiente.