Los municipios de l’Horta, contra el proyecto de paneles gigantes en las vías del tren

Alfafar, Benetússer y Massanassa reivindican un soterramiento de las vías frente al proyecto del Ministerio de instalar pantallas acústicas de 5 metros para minimizar las molestias a los ciudadanos

Guardar

Paso a nivel de Alfafar
Paso a nivel de Alfafar

Los municipios de l’Horta Sud se muestran contrarios al proyecto que el Ministerio está estudiando para minimizar el impacto del ferrocarril en esta zona. Concretamente, Adif y el Gobierno estatal plantean la instalación de paneles de 5 metros de altura en el trayecto de las líneas C-1 y C-2. Unas pantallas acústicas que se ubicarían en las vías con el objetivo de reducir las molestias del ruido que provoca el paso de los trenes a los vecinos y vecinas.

Las obras propuestas en este proyecto de vías que cruza l’Horta acentuarán todavía más la barrera arquitectónica que parte municipios como el de Alfafar. Esta localidad, junto con otras vecinas como Benetússer o Massanassa, reiteran su negativa a la realización de unas obras que “vulneran el derecho de sus ciudadanos a la libre circulación en sus pueblos y disminuyen su calidad de vida”, además de “atentar contra una de las reivindicaciones básicas e históricas en estos municipios: el soterramiento de las vías”.

Así, estas localidades han acordado recepcionar el proyecto, pero dejando clara e inequívoca su disconformidad con el mismo. 

Una reivindicación que toma más fuerza después de que un equipo de representantes de Adif visitara la pasada semana los Ayuntamientos afectados por la actuación (Alfafar, Benetússer, Massanassa, Silla y Sedaví), para que los primeros ediles firmaran el documento que de pie a iniciar las expropiaciones de terrenos con el que se materializará este proyecto.

Soterramiento de las vías

Vías del tren de Alfafar
Vías del tren de Alfafar

Alfafar tiene uno de los pasos a nivel más peligrosos de la red ferroviaria estatal, por lo que la instalación de estos paneles no solucionarán el problema y la supresión de este punto negro tampoco eliminaría los problemas acústicos que generan el paso de los trenes, ni vertebraría una zona ahora dividida por las vías.

Por ello, el objetivo del Ayuntamiento es conseguir que se incluya a l'Horta Sud en el soterramiento de la red ferroviaria previsto en la capital, que forma parte del proyecto del eje pasante Norte-Sur de la Red Arterial Ferroviaria de València.

Alfafar considera que se deben soterrar las vías en l’Horta Sud de forma paralela a la ciudad de València, al tratarse de un único proyecto “que no se puede deslindar ni separar”. En las alegaciones presentadas, desde el Consistorio se reclama al Gobierno Central “que valore presupuestariamente el soterramiento de la vía València-La Encina a su paso por las localidades de Alfafar, Sedaví y Benetússer para que posteriormente se incluya en los Presupuestos Generales del Estado”. También exige “idéntica implicación, compromiso y cofinanciación” a la Generalitat Valenciana, así como a la Diputación de València, “por tratarse de un proyecto vertebrador del territorio, en el marco de las políticas públicas de sostenibilidad ambiental, accesibilidad y ordenación del territorio”.

No se descartan movilizaciones

L'alcalde d'Alfafar Juan Ramón Adsuara, durant la firma
El alcalde de Alfafar Juan Ramón Adsuara, durante la firma del documento que da pie a iniciar las expropiaciones

El alcalde de Alfafar, Juan Ramón Adsuara, afirma que está a favor del “soterramiento de las vías en València, pero también en Alfafar”. Además, explica que “no podemos tener un municipio partido por la mitad, estas vías separan las familias de nuestra localidad”. Adsuara, además, asegura que el conflicto es de carácter social y no descarta movilizaciones vecinales en el pueblo y todas las reclamaciones a las instituciones pertinentes en València o Madrid. 

El Ayuntamiento no descarta movilizaciones vecinales para que se escuchen sus protestas y que se lleve a cabo una reivindicación histórica como es el soterramiento de las vías del tren.