Un hombre casi muere en un restaurante de Gandía

La Guardia Civil ha podido salvar a un hombre atrapado en el hueco de la escalera y ya se encontraba sin pulso

Guardar

Coche de la Guardia Civil
Coche de la Guardia Civil

La Guardia Civil ha salvado la vida a un hombre que se había quedado atrapado en el hueco de una escalera de acceso a los baños de un restaurante de Gandía. El hombre no presentaba ni pulso ni respiración, por lo que se temía por su vida según han informado fuentes del cuerpo.

El accidente ocurrió el pasado viernes 19 de agosto sobre las 18:00 horas, después de que dos agentes de la Patrulla Fiscal y de Fronteras de Gandia fueron avisados de forma urgente por varios vecinos y vecinas que les llevaron hasta el interior del restaurante.

Allí dentro encontraron al hombre atrapado en el hueco de la escalera que da acceso a los baños, encajado en él y asfixiándose. A la víctima le salía sangre por la boca, y los agentes comprobaron sus signos vitales y no tenía ni pulso ni respiración. Es ahí cuando los agentes procedieron a realizarle la maniobra “Rautek”, liberando las piernas del hombre y colocar su brazo detrás de la persona para cogerlo de las axilas a lo largo del tórax.

Los efectivos tuvieron que realizar maniobras de reanimación cardiopulmonar, así como procedieron a limpiar los coágulos de sangre de la boca para evitar el ahogamiento, cosa que resultó efectiva para mantener con vida al hombre hasta la llegada de los equipos médicos.

La víctima, un vecino de la localidad de Gandía, fue trasladado hasta el Hospital del municipio, donde los servicios sanitarios reconocieron la gran labor de los agentes de la Guardia Civil para poder salvar la vida al hombre.

Archivado en:

Destacados