Un posible caso de Covid-19 obliga a desalojar un juzgado de València, que permanece cerrado

Guardar

Un posible caso de Covid-19 obligó este martes a desalojar un juzgado de Instrucción de València y a activar todos los protocolos establecidos por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para evitar cualquier contagio. Este miércoles el órgano judicial permanecía cerrado y vacío.

Según han confirmado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), tras comunicarse el posible contagio por coronavirus por parte de una trabajadora, se procedió a desalojar el juzgado, limpiarlo y desinfectarlo.

Así mismo, se contactó con todas las personas que habían podido estar expuestas al virus y se siguen los protocolos de cuarentena y pruebas de manera preventiva.

No es la primera vez que se produce un desalojo de estas características en la Ciudad de la Justicia de València. El pasado 18 de marzo se ordenó también, por razones de urgencia, el desalojo de las instalaciones judiciales para desinfectar unos cuantos juzgados y dependencias al comunicarse posibles casos de contagio.

De esta manera se estableció que iban a funcionar únicamente de forma presencial los Juzgados de Instrucción, de Menores y de Violencia sobre la Mujer de guardia.

Al resto de fiscales, letrados de la Administración de Justicia (LAJS), jueces y funcionarios asignados a los servicios mínimos se les pidió estar localizables permanentemente para el cumplimiento de dichos servicios.

Archivado en:

Destacados