Ribó: 'El Cabanyal era un caso clásico de gentrificación'

Guardar

El alcalde de València, Joan Ribó, ha respondido a la interpelación del portavoz del grupo Ciudadanos, Fernando Giner, sobre la situación del Cabanyal, enumerando buena parte de las acciones que las distintas áreas municipales están llevando a cabo en un barrio que el gobierno municipal anterior “había condenado a la gentrificación, la especulación y el expolio, una acción sistemática de destrucción durante dos décadas, provocando una situación que no es fácil de cambiar”. Ribó se ha referido a las actuaciones a través del Plan Confianza, los proyectos EDUSI con financiación europea, el cierre de las primeras chatarrerías, las ayudas sociales, la creación de la Unidad de Igualdad, o el aumento de la presencia y vigilancia por parte de la Policía Local, que trasladará el actual retén de playas a la Zona Cero una vez concluya la temporada de baño.

“El Cabanyal era un barrio condenado a un proyecto clásico de gentrificación por el gobierno municipal anterior. Primero se degrada el barrio a nivel social, luego se compra a buen precio y se inicia un proceso de especulación y expolio. No es fácil cambiar un barrio condenado a la gentrificación, pero lo estamos haciendo, modificando los planes urbanísticos, poniendo en funcionamiento un amplio programa de ayuda a la rehabilitación, renovando las infraestructuras de alcantarillado, ampliando aceras, aumentando la presencia policial, actuando a través del Plan Confianza y también a través del programa europeo EDUSI, aunque todavía no tengamos la confirmación oficial del Ministerio de Hacienda a las inversiones de 2017, pese a lo cual vamos a iniciarlas asumiendo algún riesgo”.

Con estas argumentaciones ha iniciado el alcalde, Joan Ribó, su respuesta a la interpelación que en la parte final del Pleno de Junio le ha realizado el portavoz del grupo municipal Ciudadanos, Fernando Giner, sobre la situación del Cabanyal, los problemas sociales que afectan al barrio y las actuaciones municipales. Giner ha hablado de “exigirle cuentas de todo lo que se ha hecho en el Cabanyal”, después de recordar a Ribó que “en mayo de 2015 fuimos capaces de firmar un acuerdo en beneficio de la ciudadanía, pero ahora los vecinos nos comentan que se sienten extraños en su propio barrio y creo que existe la oportunidad de presentar un plan integral para el Cabanyal”.

Giner ha afirmado que “esta interpelación es una oportunidad de demostrar el lado humano de su gestión. Es una cuestión de falta de sensibilidad y falta valentía para tomar decisiones en beneficio de las personas”, ha continuado diciendo antes de pedir al alcalde que coordine las actuaciones de las distintas áreas de gobierno en el Cabanyal”. Ribó, en su respuesta, ha hecho una larga enumeración de actuaciones en el barrio desde áreas tan distintas como Igualdad, Protección Ciudadana, Urbanismo, Vivienda o Bienestar SocialSe ha referido, entre otras, a las 4 viviendas entregadas familias en riesgo de exclusión social y a otras 9 cedidas para la delegación de Patrimonio para su rehabilitación e inclusión en el parque de viviendas sociales para el barrio, a las ayudas de emergencia social por un importe superior a 114.000 euros, a la intervención social con población gitana en colaboración con entidades como Brúfol, Secretariado Gitano o Alanna, a la apertura de una Unidad de Igualdad en la calle La Reina, a las ayudas de emergencia para alquiler, los convenios de inserción sociolaboral firmados, los talleres de informática, el empadronamiento de personas en situaciones especiales, al convenio Divalterra, los programas de accesibilidad a la vivienda, salud o autonomía personal, la redacción del programa de la Escuela Taller del Cabanyal, la rehabilitación del nuevo Centro de Servicios Sociales que se ubicará en la calle de la Reina 117…

Igualmente ha comentado las actuaciones para la identificación de ocupantes ilegales de viviendas de propiedad municipal encaminada a su desocupación, el cierre de la chatarrería de la calle Progrés 211 y el previsto cierre de otra sita en el bajo del número 35 de la calle Lluís Despuig, la renovación de la urbanización y ampliación de aceras con cargo al Plan Confianza o el traslado a la denominada Zona Cero del retén de la Policía del actual retén de playas una vez concluya la temporada de baño, además de potenciar la presencia policial a través de la policía de barrio y también en horario nocturno con el objeto de controlar las actividades que entorpecen la convivencia.

En el segundo turno, después de que Giner ha vuelto a referirse a los problemas sociales y de convivencia que afectan al barrio, el alcalde ha insistido en las medidas ya tomadas y le ha pedido al portavoz de Ciudadanos “a ver si usted nos puede echar una mano con la Policía Nacional para que sus efectivos aumenten el control del tráfico de drogas y otros delitos, ya que tiene tan buena relación con el PP”. Ribó ha dicho igualmente que “me parece bien y legítimo que los vecinos protesten, aunque de sus protestas pueden beneficiarse determinadas personas y grupos políticos”.

Destacados