La Junta de Gobierno aprueba el bando fallero, que supedita los actos y los horarios de la fiesta a la situación sanitaria

El govern municipal ha aprovat una moció de la Regidoria de Qualitat Acústica i de l’Aire per començar un estudi sonomètric en el barri de Russafa

Guardar

0723 RdP JGL. Sergi Campillo
0723 RdP JGL. Sergi Campillo
El equipo de gobierno del Ayuntamiento de València ha aprobado hoy en Junta de Gobierno el bando fallero que regulará las fallas del próximo mes de septiembre y que incorpora como novedad la supeditación de las autorizaciones de celebración de los actos y los horarios a las restricciones sanitarias derivadas de la pandemia. Así lo ha anunciado el vicealcalde y portavoz municipal, Sergi Campillo, al acabar la rueda de prensa de la Junta de Gobierno. El vicealcalde ha afirmado que "todo está supeditado a la situación sanitaria del momento pero, evidentemente, la organización de las fallas, aun con un formato reducido y muy contenido y con eliminación de muchas actividades, se debe hacer con tiempo". Así, habrá analogía entre las celebraciones y las limitaciones que viven determinados sectores como el de la hostelería. El horario de las carpas, por ejemplo, no podrá exceder en ningún caso del horario de apertura de la hostelería ni tampoco de la 1:30 horas de la madrugada. Estos condicionantes se aplicarán también a las actividades culturales y no se permitirán ni orquestas ni discomóviles.Además, el bando fallero incluye otras normas habituales en las fiestas falleras como las restricciones de acceso al centro de la ciudad. También se establecen exenciones como la del pago del servicio de estacionamiento regulado con limitación horaria, que en esta ocasión se suspenderá desde las 9.00 horas del día 30 de agosto hasta el día 6 de septiembre en todo el término municipal. Igualmente, la salida de las fallas grandes a la calle se producirá ya en la segunda quincena del mes de agosto mientras que las carpas se podrán instalar el 29 de agosto y solo se podrá avanzar su salida un par de días si no obstaculizan la vía pública o no cortan el tráfico a los autobuses de la EMT. El vicealcalde ha recordado que ha habido un "diálogo extenso con el mundo fallero a la hora de prever los actos" y que "confiamos que el buen hacer de todos y todas nos lleve a una situación en que nunca más tengamos que ver las fallas almacenadas en Feria València a la espera de una situación sanitaria normal". El concejal también ha asegurado que "todo se ha hecho también en diálogo con la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública que, evidentemente, tutoriza todas las actividades y que también tendrá la última palabra dependiendo de la situación".

Estudio sonométrico en Russafa

Por otro lado, la Junta de Gobierno ha aprobado una moción de la Concejalía de Calidad Acústica y del Aire para comenzar un estudio sonométrico en el barrio de Russafa en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana que insta al consistorio a comenzar este análisis. Sergi Campillo ha asegurado que "el Ayuntamiento lleva años adoptando medidas de contención, especialmente en las actividades nocturnas del barrio y una de las primeras medidas fue limitar la concesión de licencias en el barrio y, en los últimos años, ha intensificado las medidas de control policial, especialmente en lo que respecta al uso de mesas y sillas". El edil ha afirmado que ya en su día, y como consecuencia de un proceso participativo, se instalaron en el barrio 15 sensores y 7 pantallas informativas con el fin de obtener datos de niveles sonoros en el barrio y poder informar al vecindario y visitantes" y ha concluido asegurando que "el Ayuntamiento continúa velando por el descanso de los vecinos y vecinas de Russafa y comenzará las actuaciones necesarias para realizar un estudio sonométrico en toda la zona".

Daños de las borrascas

En cuanto a otras cuestiones, la Junta de Gobierno ha aprobado comunicar a la Subdelegación del Gobierno el alcance de los daños causados por el temporal "Hortensia" en la ciudad de València para su restitución por parte del Estado. El consistorio estima que la tormenta, ocurrida durante el mes de enero de este año, causó unos daños en los jardines municipales valorados en 188.470’21 euros. El Ayuntamiento ha valorado que la tormenta tumbó 127 árboles más 15 palmeras. Al precio de la reposición de los árboles se ha añadido el coste de los trabajos realizados por las brigadas municipales de poda y mantenimiento de jardines, además de la recogida de ramas y elementos caídos.

Ambulatorio de Benimàmet

Por otra parte, el Ayuntamiento ha aprobado ceder a la Generalitat una parcela de propiedad municipal en Benimàmet para la construcción de infraestructuras sociales y para la ampliación del centro de salud. Se trata de dos terrenos en la calle Crisòstom Martínez. El solar que finalmente recibirá la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas se ha reducido de los 3.982 metros cuadrados iniciales a los 3.351 metros cuadrados, a propuesta del consistorio, para que el ambulatorio gane más superficie, tal como reclama la asociación de vecinos. Ya en 2019 la Consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas pidió al consistorio un terreno para un centro de mayores y, el pasado mes de febrero, comunicó la intención de destinarlo también a la construcción de más infraestructuras sociales dentro del llamado Plan Convivint de la Generalitat. Por otro lado, la Conselleria de Sanidad y Salud Pública solicitó el pasado 17 de junio una reserva de suelo para ampliar el centro de salud de Benimàmet. El equipo de gobierno municipal también ha aprobado hoy el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento, la Fundación municipal Cambio Climático y ASELEC (Asociación de empresarios instaladores eléctricos, telecomunicaciones y energías renovables de València) para que esta última genere una base de datos para identificar a las personas vulnerables energéticamente, agilizar las ayudas a los casos más urgentes de pobreza energética y buscar soluciones de manera eficiente. La base de datos se controlará desde la oficina de la energía. El convenio no tiene implicaciones económicas, no genera tratamiento de datos por ninguna de las partes y tendrá una duración inicial de cuatro años. Por último, la Junta de Gobierno Local ha aprobado la creación de un órgano de dirección política y un comité técnico para la gestión de los fondos europeos "Next Generation", que se encargará de la solicitud, tramitación, gestión y control de esas líneas comunitarias de subvención. En el comité participarán varios servicios municipales.
Destacados