El Consorci de Museus recupera la obra del artista Joaquín Agrasot en la exposición más grande realizada sobre el pintor oriolano

Guardar

image0
image0

El Consorci de Museus de la Comunidad Valenciana, en colaboración con la Diputación de Alicante, presenta al MUBAG la exposición más grande realizada sobre la obra de Joaquín Agrasot (1836-1919), que conmemora el centenario de su defunción, homenajeado en 2019.

'Joaquín Agrasot. Un pintor internacional' reúne más de 90 pinturas procedentes de 28 colecciones públicas y privadas, entre las cuales se encuentran el Museo Nacional del Prado, el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), o el Museo Carmen Thyssen de Málaga, junto con las colecciones de los museos de bellas artes de Alicante, Castelló y València, entre otras.

La muestra, que se podrá ver al museo alicantino hasta el 24 de enero de 2021, viajará también a los museos de bellas artes de València y de Castelló a lo largo del año que viene.

El director del Consorci de Museus de la Comunidad Valenciana, José Luis Pérez Pont, acompañado por el director del Museo de Bellas artes de Alicante, Jorge A. Soler Díaz y los comisarios de la muestra, Rafael Gil Salinas y Ester Alba han presentado esta mañana la exposición.

Pérez Pont ha señalado que "en los últimos años, desde el Consorcio de Museos estamos trabajando de manera coordinada con los museos de bellas artes de Castelló, València y Alicante en el estudio y recuperación de la obra de artistas de siglos pasados. Fruto de esto hemos podido disfrutar recientemente de la obra de Vicent Rodes y hoy presentamos una nueva y extensa investigación sobre la obra de otro artista alicantino como es Joaquín Agrasot".

El director del Consorci de Museus ha destacado el importante trabajo desarrollado por los comisarios de la muestra que "nos permite reivindicar la obra de Agrasot dentro de la historia del arte valenciano y reunir un conjunto ingente de obras, algunas de las cuales proceden de los fondos de nuestros museos, con lo cual se posan en valor como parte fundamental de nuestro patrimonio artístico".

En 1902, el 'Encyclopaedia Britannica' resumía de manera rotunda la situación de la pintura española de la segunda mitad del siglo XIX. Consideraba que la pintura moderna en España empezaba con Marià Fortuny (1838-1874), que tendría que dejar su marca en las siguientes generaciones de pintores. Y destacaba solo un artista durante los años de 1870, Joaquín Agrasot Juan (1836-1919), que pintó con gran sinceridad imágenes de la vida española cotidiana. Y, concluía que, ya hacia finales del siglo, dos jóvenes artistas aparecieron con energía: Joaquim Sorolla (1863-1923) e Ignacio Zuloaga (1870-1945).

Desde esta consideración, los comisarios de la exposición, Ester Alba y Rafael Gil, presentan una muestra desde el punto de vista de la internacionalización de la obra de Agrasot.

Según los comisarios, "el pintor valenciano Joaquín Agrasot había adquirido una consideración a principios del siglo XX que lo situaba entre los cuatro artistas españoles más importantes. Sin embargo, es bien cierto que, por una razón u otra, de los cuatro artistas reseñados, Agrasot ha sido el que ha tenido menos fortuna crítica y se ha postergado su reconocimiento".

Rafael Gil ha señalado que "hay pistas suficientes para entender que su obra no se desarrolló únicamente en el ámbito local sino que tiene una proyección internacional muy importante, de aquí viene el título de la exposición".

Joaquín Agrasot ha sido definido como un artista realista y costumbrista, asociado al naturalismo regionalista valenciano de la segunda mitad del siglo XIX. Sin embargo, aunque habitualmente se ha enmarcado como representante de las formas estereotipadas tradicionalistas del costumbrismo, su vibrante paleta cromática, el uso de la luz y de una pincelada muy particular, lo aproximan a las formas preciosistas finiseculares que permiten encuadrarlo dentro de la pintura moderna coincidente con la corriente artística internacional.

Así, la obra de Agrasot se presenta contextualizada junto con la obra otros artistas coetáneos para señalar las diferentes corrientes de qué formó parte; artistas como Joaquim Sorolla, Josep Benlliure Gil, Marià Fortuny o Josep Tapiró.

La exposición es una oportunidad para mostrar las diferentes disciplinas artísticas que trabajó a lo largo de su dilatada vida, con algunas piezas inéditas procedentes de colecciones particulares de diferentes puntos de la geografía española. Desde un criterio cronológico, pero también temático, se muestran piezas de sus temas más conocidos como la pintura costumbrista, "no tanto como una referencia al ámbito local sino como muestra del que se pedía en el mercado internacional", ha señalado Rafael Gil.

La magna exposición muestra, además, otras temáticas menos conocidas del artista, como la pintura orientalista, muy establecida en la segunda mitad del siglo XIX, a la cual no se había dado mucha difusión y que demuestra la calidad y el dominio de la técnica y del color de Agrasot.

Con esta exposición, que recorrerá la Comunidad durante 2021, la Generalitat Valenciana, a través del Consorci de Museus, salda una cuenta pendiente con la figura y obra del artista alicantino, coincidiendo con la conmemoración del centenario de su muerte en 2019.

Destacados