Ontinyent refuerza la lucha contra los efectos de la pandemia con un nuevo Servicio de Atención y Seguimiento a la Enfermedad Mental

El servei entrarà en funcionament en juliol i se suma al Pla per a la Prevenció de la conducta suïcida i de Lluita contra la Soledat

Guardar

paula soler
paula soler
El Ayuntamiento de Ontinyent pondrá en marcha en el mes de julio el nuevo Servicio de Atención y Seguimiento para la Enfermedad Mental (SASEM), que entrará en funcionamiento con ayuda de la Generalitat Valenciana y que permitirá reforzar la lucha contra los efectos de la pandemia en las personas. El nuevo servicio se suma y complementa otras iniciativas puestas en marcha por el Ayuntamiento, como el Plan para la Prevención de la conducta suicida y el Plan para la Lucha contra la Soledad, que también atienden problemas relativos a la salud mental.La concejala de Política para las Personas, Paula Soler, explicaba que "en los últimos meses se ha constatado un aumento de cuadros de depresión y ansiedad entre la población adulta. Los problemas derivados de la salud mental son una realidad incómoda, pero este es un momento especialmente importante para hacer una apuesta firme como la que estamos llevando adelante desde el Ayuntamiento, en este caso con ayuda de la Generalitat, para favorecer la recuperación y rehabilitación psicosocial, así como la inclusión social de las personas afectadas", explicaba.El servicio trabajará la coordinación interinstitucional con los recursos sanitarios en personas con diagnóstico de trastorno mental grave (TMG) o problemas de salud mental grave (PSMG), así como con personas con problemas en cuanto a la adhesión al tratamiento, a la conciencia de sufrir una enfermedad mental y/o riesgo de marginación o exclusión social. Para lograr estos objetivos, se contará con dos psicólogos/as y un educador/a social que presentarán servicio inicialmente durante 6 meses contando con una aportación autonómica de 46.500 euros.Sin embargo, Soler indicaba que el nuevo servicio se incluye dentro del "contrato programa" de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas que concreta los servicios a prestar en Ontinyent en los próximos años con ayuda de la administración autonómica, por lo cual la edil avanzaba que "la intención es prorrogar el proyecto hasta 2024 y que este sea un servicio fijo, viste que el número de personas con enfermedad mental no disminuye, sino que se incrementa año tras año".

Archivado en:

Destacados