Las playas de El Puig, Puçol y La Pobla de Farnals permanecen cerradas por segundo día

S'està estudiant l'origen de la taca que va aparéixer en l'aigua aquest cap de setmana

Guardar

bandera roja
bandera roja
Las playas de las localidades valencianas de El Puig, Puçol y La Pobla de Farnals continuarán cerradas hasta conocer los resultados de las analíticas que se realizaron este pasado domingo, cuando se decretó la prohibición al baño en todas ellas tras la aparición de una mancha en el agua.El cierre de las playas se determinó pasadas las 13:30 horas y desde entonces la bandera roja ondea en todas las playas de estos municipios, según informaron a Europa Press fuentes municipales y desde el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat.La mancha ha estado provocada por algas en descomposición, un fenómeno que se produce ante el aumento de las temperaturas en el mar y que es "un poco peligroso", en especial para pieles sensibles, al generar urticaria, según ha explicado el coordinador de la playa de La Pobla de Farnals, Jaime Laparra. De hecho, ha precisado, dos personas acudieron este domingo a la posta de socorrismo al sufrir picores en brazos y piernas.A raíz de la aparición de la mancha en las playas colindantes de El Puig y Puçol y de la posibilidad de que se extendiera hasta aguas de la localidad, el equipo de socorristas y salvamento de La Pobla de Farnals decidió sacar una embarcación para "examinar" el agua.Asimismo, "por prevención", se decidió izar la bandera roja al tiempo que se comenzó a avisar a los usuarios con pitidos y a través de la megafonía para que salieran del agua.

"BAÑO ENTRE COMILLAS"

El responsable ha reconocido que "en un principio" los usuarios "sí que se comportaron" aunque "ya por la tarde algunos atrevidos intentaban entrar al agua", momento en que eran alertados de la prohibición. No obstante, ha precisado, sí que se permitía un baño "entre comillas" hasta las rodillas."No sabíamos la gravedad hasta ahora", ha apuntado Laparra, que ha señalado que, en principio, la mancha apareció en Puçol y El Puig, desde donde se extendió hasta alcanzar las playas de La Pobla de Farnals. "No sabemos hasta dónde pudo llegar", ha admitido.Este lunes, el equipo de socorristas se mantiene "a la espera" de que se reduzca la mancha para colocar la bandera amarilla y que se permita el baño "con precaución".No obstante, pese a que sigue prohibido, "algunos atrevidos" han acudido a la playa, aunque otros "han optado por la piscina", según ha relatado el responsable, que ha llamado a seguir actuando "con precaución y un poco de miedo" porque "por mucha corriente que haya, la mancha se puede mantener ahí".Los equipos de salvamento y socorrismo y efectivos de la Policía Local procedieron a cerrar al baño las playas de las localidades valencianas de El Puig y La Pobla de Farnals ante la aparición de una mancha en el agua.Salvamento Marítimo envió una embarcación para la toma de muestras y para estudiar el origen del vertido. La entidad dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana confirmó que no se trataba de una mancha de hidrocarburos y apuntó a un emisario o a algas en descomposición.Por su parte, desde la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica indicaron que se había procedido a tomar muestras del agua para analizar la posible causa.Una vez analizadas, la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas confirmó el buen estado de las infraestructuras, que no registran ninguna incidencia, por lo que descartaron cualquier origen relacionado con alguna Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) o aliviaderos.

Archivado en:

Destacados